Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Proponen reformas del código civil para el divorcio, la fertilización, el matrimonio y la adopción

 
Página 1 de 3
Fecha de última actualización:14/06/2013
Reformas del código civil
Agilización de trámites de adopción y de divorcio y modificaciones en relación a la paternidad, la fertilización asistida y el alquiler de vientres son algunos de los temas que el gobierno nacional impulsa como parte de la reforma del Código Civil.

El divorcio, la adopción, el alquiler de vientres y la filiación en casos de reproducción asistida son algunos de los puntos más importantes del proyecto presentado por el gobierno nacional que busca modificar el Código Civil.

Los ejes más importantes de esta reforma que deberá ser debatida en el Congreso para convertirse en ley, se basan en la familia, el matrimonio y los hijos:

La adopción: se pretende agilizar los trámites acortando los tiempos de espera y burocracia para quienes quieran adoptar, siempre respetando las condiciones que deben tener las personas para adoptar. También se prevé en este proyecto que las parejas formadas por personas de un mismo sexo puedan adoptar.

Los niños o adolescentes serán declarados en "estado de adoptabilidad" en seis meses y no en un año, como lo dice la reglamentación vigente. Es decir que habrá seis meses de apoyo a la familia de origen del niño o ampliada, a los que se le podrán sumar 180 días de prórroga. Si no dan resultado, el niño queda en situación de adoptabilidad y se recurrirá a la lista del registro de adoptantes.

Las personas con una unión convivencial también podrán adoptar en conjunto.

Reproducción asistida: La reforma admite y regula los procedimientos de inseminación artificial, fertilización asistida y también la gestación sustitutiva o “alquiler de vientre” (el alquiler de vientres no deberá ser un pacto oneroso, es decir que no deberá haber dinero de por medio y deberá ser avalado y controlado por un juez), y define que el embrión se convierte en persona al ser implantado en la madre. La propuesta establece asimismo un cambio en cuanto a la filiación: el marido o conviviente que avale la fertilización de su pareja no podrá después impugnar su paternidad, porque si bien la persona nacida no será genéticamente su descendiente la ley determinará que sí lo es por “voluntad procreacional”.

En el caso del alquiler de vientre o "gestación por sustitución" (el nombre que se le da en el proyecto) la filiación queda establecida entre el niño y la pareja que decidió realizar el tratamiento cuando al menos uno de los miembros haya aportado sus gametas (siempre y cuando la gestante no haya aportado sus óvulos). La madre subrogante no debe recibir retribución alguna por gestar al niño y debe tener al menos un hijo propio y no haber atravesado más de dos procesos de gestación por sustitución. El alquiler de vientre se llevará a cabo con una autorización judicial previa.

Nombre y apellido: los padres podrán inscribir a sus hijos con hasta tres nombres y con el apellido de uno de ellos o de ambos en el orden que prefieran. El texto ya no habla de padres o madres sino de "relaciones filiatorias". "Todos los hijos de un mismo matrimonio deben llevar el apellido y la integración compuesta que se hubiera decidido para el primero de los hijos".

Fecha de última actualización: 14/06/2013
No tiene comentarios.