Lic.Alejandra Libenson, psicóloga, psicopedagoga, autora del libro "Criando hijos, creando personas", especialista en crianza y vínculos familiares. Columnista del programa de radio "El Exprimidor" c...
    ver más

¿Cómo pasar las fiestas cuando los padres tienen diferentes credos?

 

¿Cuándo las creencias suman festejos?

Así como nos preguntamos cómo mejorar el funcionamiento de una familia ensamblada, aquí podemos pensar cómo ayudar a toda la familia y especialmente a los hijos a disfrutar de las fiestas cuando papá y mamá son de diferente religión o quizás alguno de los dos no practica ninguna.

Es un gran tema e invita a pensarlo desde la generosidad y no desde el egoísmo.

¿Por qué planteo esto? Porque es una oportunidad de aprendizaje para los niños y sus padres, el mostrarles un modelo donde las diferencias acercan, suman, comprometen e invitan al respeto por el otro aunque no sea, no piense, no crea o no actué igual a mí.

Los niños demandan más de lo que necesitan en general, y es una condición propia de la infancia. El tema es cuando piden armar el arbolito, reclaman un papa noel, regalos o se cuestionan si vendrán o no los reyes magos. Y estos pedidos se superponen a veces de manera conflictiva a con quién pasar las fiestas y de qué modo sin que dos realidades diferentes los “confundan”.

La gran salvadora en estos casos es la palabra, la posibilidad de hablar con ellos y contarles cual es nuestra postura frente al tema.

Observar en cada familia qué fiesta es importante y cuáles son los rituales que se desean conservar que hacen a ese momento a veces mágico y qué se está dispuesto a renunciar.

Ver cual de las dos religiones prevalece durante el año y habitualmente y como consecuencia de ello continúa en las fiestas y cómo aquel papá que no la comparte o respeta, la vive sin sentirse “excluido”

Esta posibilidad sólo se logra con acuerdos previos entre adultos. Y forma parte del “contrato” que por lo general se va gestando cuando nos hacemos preguntas en los primeros tiempos de la pareja o ante la inminente llegada del primer hijo.

Por ejemplo: ¿Cómo vamos a hacer cuando nazca nuestro hijo?, lo bautizamos, le realizamos la circuncisión, a qué escuela va a ir, religiosa o no? Y el club, y sus amigos?

El tema de las fiestas es consecuencia de estas primeras preguntas que se irán respondiendo y poniendo en acción con el correr del tiempo.

¿Qué desea transmitir o inculcar cada papá y mamá de su religión en las fiestas?

¿Qué cosas son compartidas por ambas religiones y pueden transmitirse y disfrutar juntos? Y cuáles pueden vivirse con cada uno de sus padres en diferentes momentos. Por ejemplo Navidad y Januca.

Un tema es las religiones y las prácticas de cada uno y otro aspecto dentro de él son las festividades entendidas como espacios de encuentro familiar y social.

Nuestro punto es ese. Facilitar ese momento para que sea un espacio de encuentro, de alegría, de felicidad y de cierto consenso. Lo que implica nuevamente la aceptación y la suma.

Puede haber un “arbolito laico” en casa y uno completo en la casa de un abuelo o abuela o viceversa.
Y así sin número de ejemplos que ameritan flexibilidad, ganas de pasar ese momento de reuniones con el placer de ver disfrutar a los chicos y que los grandes sientan que hay algo de ellos en cada gesto.

Cuando hablamos de transmitir valores, normas y modelos, también el cómo abordamos este tema forma parte del “paquete” y no debe quedar librado al azar.

Tener la posibilidad de sumar festejo, sumar ambas creencias, sumar deseos, es acercar desde cada uno de sus padres a ese niño a que luego, cuando crezca, pueda elegir con libertad su propio camino.

Con prohibiciones, obstáculos, condicionamientos y trabas difícilmente en el futuro pueda realizar una verdadera elección, como en cualquier otro aspecto de la vida

Hasta la próxima y felices fiestas!

Comentar No tiene comentarios.
Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Foros

Grupo de mamás de adolescentes y pre-adolescentes

S.O.S ¿Tu hijo está entrando en la pubertad y estás llena de dudas? Compartí con otras mamás de adolescentes lo que te preocupa: uso del celular y electrónicos, salidas con amigos, cómo hablar del desarrollo de su cuerpo, límites, etc.

Desarrollo integral del sitio: TAP