Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Foros

Un espacio para que las abuelas 2.0 compartan consejos sobre los nietos, la relación con sus hijas o nueras embarazadas y todas esas experiencias que quieran contarles a otras mujeres, madres y abuelas.

Participar
 
¿Sentiste las contracciones de Braxton Hicks durante el embarazo?

Ver resultados

Ver más

Alimentos que se deben evitar en el embarazo

 
Página 1 de 3
Fecha de última actualización:17/12/2012
Alimentos que se deben evitar en el embarazo
Hay algunos alimentos que conviene evitar durante el embarazo por su composición y los efectos que pueden llegar a tener sobre el bebé.

Pescados que conviene evitar en el embarazo


Hay ciertos tipos de pescados que conviene no consumir en el embarazo por su efectos sobre el desarrollo fetal. Una de las razones es la presencia de altos porcentajes de metilmercurio (un metal que es líquido a temperatura ambiente) en ellos, debido a la contaminación de su ambiente natural.  

Los pescados que concentran mayor cantidad de metilmercurio son los más grandes y más viejos de edad, como por ejemplo sábalos, carpas, atún fresco, tiburón y pez espada. Existe un porcentaje límite de consumo para embarazadas y mujeres que amamantan, que funciona como guía: el porcentaje recomendado por semana es de 0.7 ug por kilo de peso de la mujer. Por ejemplo, una mujer embarazada o en período de lactancia, que pesa 60 kilos, no debe consumir más de 227 gramos de atún fresco en una semana. De todas maneras, como forma de prevención y ante la duda, los nutricionistas no están recomendando el consumo de los pescados mencionados durante el embarazo y la lactancia.

Por otro lado, el consumo de pescado puede incrementar el riesgo de contraer algunas bacterias o parásitos. Por ejemplo platos como el ceviche, originario de Perú, que se sirve a temperatura ambiente y está preparado con pescado y /o mariscos, como camarones crudos, pueden favorecer el crecimiento de bacterias, como por ejemplo la Listeria, capaz de producir una enfermedad en el embarazo llamada Listeriosis, que puede afectar al bebé.

Otro riesgo del pescado fresco y crudo es que puede contener parásitos como la solitaria (tenia), que, en casos graves, puede llegar a sustraerle al cuerpo nutrientes necesarios para el desarrollo del bebé.

Con respecto al sushi, como la congelación mata los parásitos al igual que la cocción, muchos restaurantes especializados en este tipo de plato utilizan pescado bien congelado en lugar de fresco. Pero estando embarazada, para sentirse más segura, quizá sea preferible no comer sushi hecho con pescado crudo, ni ostras u otros moluscos crudos que también pueden estar contaminados con bacterias y virus, que por lo general desaparecen con una buena cocción.

 

No tiene comentarios.