.

Casa a prueba de bebés: ¿cómo acondicionar el hogar para que sea seguro?

 
Página 1 de 3
Fecha de última actualización:15/03/2017
¿cómo acondicionar el hogar para que sea seguro?
¿Tu casa es segura para el bebé? Si el más chiquito de la casa ya empieza a moverse, te damos las claves para que lo sea.

Antes de que el bebé comience a desplazarse es fundamental acondicionar la casa para prevenir accidentes.

 

¿Cómo acondicionar el hogar para que sea seguro para el bebé?


Colocar protección en ventanas, escaleras, balcones: en el caso de las escaleras, se recomienda colocar puertitas tanto en la parte superior como en la inferior. Lo ideal son las puertitas fijas (que se atornillan a la pared), ya que son mas seguras que las que se instalan a presión.

Para las ventanas y balcones, la sugerencia es colocar redes de protección o rejas que impidan que el bebé pueda asomarse, caerse o tirar algo a través de ellas.

Si no se pueden colocar estos elementos de seguridad, es importante mantener las ventanas bien cerradas con dispositivos que el bebé no pueda maniobrar.

También es importante no colocar muebles cerca de las ventanas a los que el bebé pueda trepar.

Cerrar los cajones y muebles que contengan objetos peligrosos para el bebé: existen trabas de seguridad para cajones, aparadores o muebles con puertitas que puedan contener cosas peligrosas para el bebé como medicamentos, productos de limpieza, insecticidas, bebidas alcohólicas, herramientas, elementos cortantes, cubiertos, etc.

Cambiar de lugar aquellos productos u objetos que pudieran ser peligrosos: en la cocina o el lavadero los productos de limpieza suelen ser una gran tentación para los más chicos. Por eso, se recomienda colocarlos en un lugar alto al que el bebé no llegue o bien cerrado, para que no tenga acceso posible a estos productos.

Es importante no utilizar envases de gaseosas o de productos comestibles para almacenar limpiadores o insecticidas para evitar confusiones y posibles intoxicaciones. Colocar todo tipo de medicamentos lejos de su alcance.

También, cualquier elemento que pudiera caerse y lastimarlo, como un jarrón, florero, portarretrato, etc. necesitará un nuevo lugar para “esconderse” del pequeño deambulador.

Tapar enchufes y cables: los enchufes y los cables son de por sí peligrosos para un adulto y ni hablar para un bebé, que ni bien pueda lo primero que hará es ir hacia ellos con sus manitos desesperadas por meter los dedos donde no se debe.

En estos casos, las tapitas para enchufes son las mejores amigas de las mamás, así como los cablecanal para cubrir esos cables que estén a la vista y al alcance del bebé. 

Y si la casa no lo tiene, se recomienda colocar un disyuntor y revisar toda la instalación eléctrica para detectar posibles problemas y solucionarlos.

Sujetar muebles, lámparas de pie, manteles, etc.: todo lo que pueda caerse con solo chocarlo o tirar de él, merece un sujetador a prueba de bebés. Aparadores, televisores, lámparas de pie, bibliotecas, etc. pueden sujetarse a la pared o al piso con elementos especialmente pensados para ese uso.

No dejar ninguna cuerda, tira o cable colgando: cualquier elemento colgante en el que el bebé pueda enredarse o que pueda tirar de él debe evitarse en el hogar.

Cubrir las esquinas de los muebles y colocar topes en las puertas: protectores u esquineros flexibles y sencillos de colocar, nos ahorran unos cuantos sustos.

Y para evitar que las puertas de los distintos ambientes se cierren y puedan lastimarle los dedos, colocar topes al pie de las mismas que las mantengan abiertas.

Acondicionar los vidrios: existe en el mercado una lámina transparente que se coloca sobre vidrios o espejos para evitar que, en caso de rotura, se astillen y caigan al suelo.

Colocarle un protector al DVD: evita que el bebé meta los dedos o cualquier objeto dentro del DVD.

Pileta: en el caso de la pileta, existen cercos fijos o removibles para colocar alrededor y cubrepiletas para taparla.

Inodoro, bañera, etc.: no hay que olvidarse que un bebé o niño pequeño puede ahogarse en tan solo 30 centímetros de agua, por eso, no solo hay que tapar la pileta si la hubiera sino también mantener cerrados inodoros (hay cierres de seguridad para estos casos) y no dejarlo solo en la bañera o cerca de un cubo de agua o cualquier otro lugar donde pudiera ahogarse.

Si tiene más de 6 meses y ya se sienta erguido, se puede utilizar un asientito adaptable para la bañera que evita que pueda deslizarse dentro del agua. De todas maneras, aún utilizando este elemento no hay que dejarlo solo en la bañera.  

¿A qué edad comenzó a gatear tu bebé?

Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Foros

Juegos y actividades para nuestros hijos

¿A qué jugás con tu bebé o hijo? Compartí con otras mamas juegos, canciones y actividades.

Encuesta

 
¿Cómo manejaste el tema de las visitas luego del parto?
No me molestan las visitas, así que dejé que cada uno viniera cuando quisiera
38% (253 votos)
Pedí que no vinieran el primer día
21% (138 votos)
Pedí que vinieran recién cuando estuviéramos en casa
15% (98 votos)
No supe cómo manejarlo y vino demasiada gente
10% (69 votos)
No pensé que me iban a molestar, pero terminamos agotados de tantas visitas
16% (107 votos)
Total de votos: 665

Desarrollo integral del sitio: TAP
Marketing digital by