Incidencia de la pérdida de hijos en la relación de la pareja

Renacer, grupos de auto-ayuda para padres que perdieron hijos Ver datos
 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:15/04/2013
Frente a tales hechos, el silencio, la incomunicación, la hostilidad a los reproches se instalan en la relación de la pareja que buscará entonces resoluciones individuales a sus duelos, distanciándolos aún más.
Al iniciarse el duelo, vivencias confusas y negativas, como la culpa, el resentimiento, la impotencia, la sensación de ser incomprendidos por el entorno familiar y social se hacen presentes en ambos padres. Son además estas emociones, vividas de modo particular en cada uno de ellos, y a menudo no coincidentemente.
 
Frente a tales hechos, el silencio, la incomunicación, la hostilidad a los reproches se instalan en la relación de la pareja que buscará entonces resoluciones individuales a sus duelos, distanciándolos aún más. Además, un falso sentimiento de fidelidad hacia el hijo ausente, hará que disminuyan o se anulen las gratificaciones habituales, ahondando así el dolor y la tristeza.

De éste modo el distanciamiento entre ambos padres será evidente y el sin sentido del vínculo comenzará a instalarse en ellos. Es a través de éste camino, el modo en que se cumplen las estadísticas que conocemos y que hablan de un aumento de las separaciones en las parejas que han perdido hijos.
 
Al detenernos en el análisis de éste relato, notamos que las características del vínculo preexistentes a la pérdida, cobran una incidencia fundamental en la evolución de los hechos.
 
Los que con antelación al duelo mantenían una relación conflictiva, caracterizada por: incomunicación, resentimientos, sensación de encierro y falta de libertad, mala sexualidad, infidelidad, desvalorización de su cónyuge, fracaso en cuanto a los roles básicos que toda pareja debe asumir, son las que dan razón a las estadísticas, ya que la pérdida obra como detonante que pone de manifiesto, todo lo que allí se negaba. De todos modos el alejamiento podría evitarse, si llegado a este punto ambos padres reconocen y asumen la situación.

Recurriendo a una ayuda externa (espiritual, grupos de autoayuda, o terapéutica) podrán evitar sumar al dolor de la pérdida, el fracaso y la ruptura del vínculo.
 
En cambio, una pareja bien integrada, compartirá su dolor, cada uno será para el otro, el mejor interlocutor para su duelo, buscarán juntos ayuda, esclarecimiento, consuelo, y así, unidos recorrerán el difícil camino. No habrá silencios, recordarán al hijo, a veces con una lágrima, otras con una sonrisa, y el vínculo quedará fortalecido por la experiencia compartida.
 
Algunas sugerencias finales para los padres que atraviesan situaciones de conflicto son:

Hay 8 comentarios sobre esta Nota.
natuzz dice:
Valoración:
0
hola sara no se que decirte a mi no me paso algo asi pero solo de imaginarlo hace que te admire y se me erise la piel al leer tu historia .... berta seguramente va a cuidar de vos y tu hijita ... tenes que ser fuerte por ella y por tu bb que siente lo que sentis fuerza y un abrazo enorme ....
Responder Reportar contenido como inapropiado
liliana dice:
Valoración:
0
yo perdi a mi nena de 10 meses tenia problemas geneticos retardo de crecimiento siento q no puedo seguir ya perdi la fe en dios a pesar q tengo otra de 5 años no puedo superarlo siempre estubo internada igual yo lo disfrutaba como podia. no se como hacer para salir de esta angustia.
Responder
Mariana dice:
Valoración:
0
Yo perdí a mi bebé de 12 semanas, me enteré en una ecografía ya que no se escuchaba más y me dijeron que no tenía signos vitales y por lo tanto había fallecido. No puedo olvidarlo y siento que con el se derrumbó mi felicidad
Responder
Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Foros

Abuelas 2.0

Un espacio para que las abuelas 2.0 compartan consejos sobre los nietos, la relación con sus hijas o nueras embarazadas y todas esas experiencias que quieran contarles a otras mujeres, madres y abuelas.

Desarrollo integral del sitio: TAP