Los efectos del divorcio en los niños menores de 3 años y cómo se los puede ayudar

FamiliaS21 Internacional  Ver datos
 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:26/03/2015
El divorcio, siempre produce un alto impacto emocional en los hijos. Atenuar este impacto para que sus consecuencias no acarreen un daño irreversible en su desarrollo psico - evolutivo, es crucial para los niños.

El divorcio, siempre produce un alto impacto emocional en los hijos. Atenuar este impacto para que sus consecuencias no acarreen un daño irreversible en su desarrollo psico - evolutivo, así como, alcanzar una reorganización familiar viable, es crucial para los niños.

Pareciera que los matrimonios duran cada vez menos tiempo y no es raro ver padres que se separan con hijos pequeños, a los que les espera una larga tarea de crianza por delante. Es muy importante que estos padres sepan cuales son las reacciones más comunes de los chicos y cómo actuar. Los progenitores que se divorcian, aún los que no querían hacerlo, sienten culpa y por lo general la culpa los vuelve incompetentes para cumplir con las funciones normativas.

Por otro lado, cuando se trata de bebes o niños pequeños, los padres creen que ellos no perciben lo que pasa en su familia y esto es un error, porque los chicos pequeños desarrollan síntomas.

El aumento del número divorcios en los últimos años, es una penosa realidad social. Entre el 40 y 50 % de las primeras uniones termina en separación o divorcio y la inmensa mayoría de estas personas son progenitores.

Cuando la separación es un hecho y no hay vuelta atrás, tomar los recaudos necesarios para disminuir el impacto de la ruptura marital en los hijos debe ser prioridad uno para los padres. Hay dos cosas que en estas circunstancias deben saber: la primera es, nadie mejor que ellos para ayudar a sus hijos a transitar la crisis y la segunda, que para ayudar a sus hijos deben estar bien informados. El efecto reparador que produce en los niños, especialmente en los más pequeños, el mensaje dicho por ambos padres: "aunque ya no vivamos todos juntos, los dos te vamos a seguir queriendo mucho toda la vida y te vamos a seguir cuidando juntos", no puede ser superado.

El divorcio es siempre para los hijos una experiencia diferente que para los padres: la familia en la cual los niños nacieron, crecieron y vivieron toda su vida se muere y cualquiera fueran sus deficiencias, sienten que es la entidad que les brinda el apoyo y la seguridad que necesitan. El ser humano, al nacer, requiere del cuidado de sus progenitores durante mucho más tiempo que cualquier otra especie y los niños son conscientes de esa dependencia.

Investigadores de distintas especialidades han estudiado los efectos del divorcio en los niños y adolescentes, pero no hay conclusiones unánimes. Un estudio publicado por UNICEF[1] señala que las consecuencias pueden ir de moderadas a graves, de transitorias a permanentes y que dependen: 1) del grado del conflicto previo, especialmente que se involucre o no a los hijos, 2) del ejercicio o no de la coparentalidad (crianza conjunta de los hijos) y 3) de los efectos del deterioro económico y del estilo de vida que por lo general trae aparejado.

El divorcio se ha instituido para los cónyuges, no para los padres, no existen "ex hijos" ni "ex padres". Los esposos no se divorcian de sus hijos, ni entre sí como padres, o... al menos, no deberían hacerlo.

El divorcio disuelve el vínculo conyugal que une legalmente a los esposos y les devuelve la aptitud nupcial, pero conserva el vínculo parental que los une cómo padres. Esta disolución implica la transformación de la familia nuclear original - constituida por padres e hijos - en una familia con una estructura diferente: la familia binuclear, con dos núcleos representados por la casa de la mamá y la casa del papá. Este tipo de configuración familiar requiere para ser viable, el ejercicio conjunto de la parentalidad o coparentalidad. Es decir, la familia del divorcio es viable en tanto los padres cumplen conjuntamente las funciones de crianza.

Los divorcios que afectan la coparentalidad se conocen como divorcios destructivos y sus consecuencias adversas para los hijos son irreparables.

Las reacciones y sentimientos de los niños dependen de diferentes factores: edad, explicaciones recibidas, continuidad de la relación con ambos progenitores, acuerdos o desacuerdos entre los padres, grado de hostilidad entre los mismos, intervención de otros adultos o sistemas, etc.


Hay 19 comentarios sobre esta Nota.
Sebastiano Papa dice:
Valoración:
0
Hola a todos,ya se que este foro es de mamas,pero no hay mudos foros informativos para padres.Les cuento que mi hijo tiene 15 meses y con su mama nos separamos cuando tenia 13 meses.Por un lado fue para mejor,pues peleábamos muxo y eso no era bueno para el.Ahora tenemos una relación súper sana y lo veo 3 días a la semana de los cuales duerme una noche conmigo en casa.Ahora noto que esta mucho mejor,y sabe que ambos lo adoramos,de hecho el es mi prioridad,por eso ingreso en este tipo de foros.Mi pregunta es la sigte. Es normal que el niño solo diga 6 palabras a los 15 meses,y de no ser así como puedo hacer para incentivarlo mas??,muchas gracias de antemano saludos!
Responder Reportar contenido como inapropiado
ecuacuba dice:
Valoración:
0
Hola mi niño tiene 2 años 11 meses su papa y yo nos separamos hace 4 meses, pero lo que mas me preocupa es el se fue a otro país y hace 4 meses que el niño no lo ve, lo llama cada 15 dias y hablan pero el niño a cambiado mucho desde que se fue llora por todo, hace berrinches, en el jardin no quiere trabajar y solo pasa llamando a su papa, lo cual es una situacion que a mi me desespera porque veo a mi hijo como sufre por su papa y sin saber como ayudarlo, yo trato de darle todo mi amor pero se que a el le hace mucha falta su papa.
Responder Reportar contenido como inapropiado
cincotesoritos dice:
Valoración:
0
tengo un niño de 2 años 7 meses me separe de su papá cuando estaba embarazada mi bb nunca sintio su cariño cuando estaba en barriga cuando nacio su papá lo vio y se podria decir se enternecio pero se fue cuando el tenia 3 meses y luego lo vio cuando cumplio 1 año que regreso a vivir con nosotros pero a pesar de que sus hermanos le dicen papá el lo llama por su nombre sabe que es su papá pero no le dice papá y ahora que tiene 2 años nos hace berrinches quiere q le compren lo q pide y llora sin parar hasta grita , cuando era pequeño se golpeaba la cabeza dando cabezasos y no era muy cariñoso pero poco a poco lo dejo ahora no se que hacer porq a veces nos colma la paciencia y dejo q rabiete hasta que le pase que me recomienda
Responder Reportar contenido como inapropiado
Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Foros

Abuelas 2.0

Un espacio para que las abuelas 2.0 compartan consejos sobre los nietos, la relación con sus hijas o nueras embarazadas y todas esas experiencias que quieran contarles a otras mujeres, madres y abuelas.

Encuesta

 
¿Hasta qué edad durmió la siesta tu hijo?

Desarrollo integral del sitio: TAP