.

Los efectos del divorcio en los niños menores de 3 años y cómo se los puede ayudar

FamiliaS21 Internacional  Ver datos
 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:30/08/2016
El divorcio, siempre produce un alto impacto emocional en los hijos. Atenuar este impacto para que sus consecuencias no acarreen un daño irreversible en su desarrollo psico - evolutivo, es crucial para los niños.

El divorcio, siempre produce un alto impacto emocional en los hijos. Atenuar este impacto para que sus consecuencias no acarreen un daño irreversible en su desarrollo psico - evolutivo, así como, alcanzar una reorganización familiar viable, es crucial para los niños.

Pareciera que los matrimonios duran cada vez menos tiempo y no es raro ver padres que se separan con hijos pequeños, a los que les espera una larga tarea de crianza por delante. Es muy importante que estos padres sepan cuales son las reacciones más comunes de los chicos y cómo actuar. Los progenitores que se divorcian, aún los que no querían hacerlo, sienten culpa y por lo general la culpa los vuelve incompetentes para cumplir con las funciones normativas.

Por otro lado, cuando se trata de bebes o niños pequeños, los padres creen que ellos no perciben lo que pasa en su familia y esto es un error, porque los chicos pequeños desarrollan síntomas.

El aumento del número divorcios en los últimos años, es una penosa realidad social. Entre el 40 y 50 % de las primeras uniones termina en separación o divorcio y la inmensa mayoría de estas personas son progenitores.

Cuando la separación es un hecho y no hay vuelta atrás, tomar los recaudos necesarios para disminuir el impacto de la ruptura marital en los hijos debe ser prioridad uno para los padres. Hay dos cosas que en estas circunstancias deben saber: la primera es, nadie mejor que ellos para ayudar a sus hijos a transitar la crisis y la segunda, que para ayudar a sus hijos deben estar bien informados. El efecto reparador que produce en los niños, especialmente en los más pequeños, el mensaje dicho por ambos padres: "aunque ya no vivamos todos juntos, los dos te vamos a seguir queriendo mucho toda la vida y te vamos a seguir cuidando juntos", no puede ser superado.

El divorcio es siempre para los hijos una experiencia diferente que para los padres: la familia en la cual los niños nacieron, crecieron y vivieron toda su vida se muere y cualquiera fueran sus deficiencias, sienten que es la entidad que les brinda el apoyo y la seguridad que necesitan. El ser humano, al nacer, requiere del cuidado de sus progenitores durante mucho más tiempo que cualquier otra especie y los niños son conscientes de esa dependencia.

Investigadores de distintas especialidades han estudiado los efectos del divorcio en los niños y adolescentes, pero no hay conclusiones unánimes. Un estudio publicado por UNICEF[1] señala que las consecuencias pueden ir de moderadas a graves, de transitorias a permanentes y que dependen: 1) del grado del conflicto previo, especialmente que se involucre o no a los hijos, 2) del ejercicio o no de la coparentalidad (crianza conjunta de los hijos) y 3) de los efectos del deterioro económico y del estilo de vida que por lo general trae aparejado.

El divorcio se ha instituido para los cónyuges, no para los padres, no existen "ex hijos" ni "ex padres". Los esposos no se divorcian de sus hijos, ni entre sí como padres, o... al menos, no deberían hacerlo.

El divorcio disuelve el vínculo conyugal que une legalmente a los esposos y les devuelve la aptitud nupcial, pero conserva el vínculo parental que los une cómo padres. Esta disolución implica la transformación de la familia nuclear original - constituida por padres e hijos - en una familia con una estructura diferente: la familia binuclear, con dos núcleos representados por la casa de la mamá y la casa del papá. Este tipo de configuración familiar requiere para ser viable, el ejercicio conjunto de la parentalidad o coparentalidad. Es decir, la familia del divorcio es viable en tanto los padres cumplen conjuntamente las funciones de crianza.

Los divorcios que afectan la coparentalidad se conocen como divorcios destructivos y sus consecuencias adversas para los hijos son irreparables.

Las reacciones y sentimientos de los niños dependen de diferentes factores: edad, explicaciones recibidas, continuidad de la relación con ambos progenitores, acuerdos o desacuerdos entre los padres, grado de hostilidad entre los mismos, intervención de otros adultos o sistemas, etc.


Hay 23 comentarios sobre esta Nota.
paomedicis dice:
Valoración:
0
hola que tal, quería comentarles mi situación y pedirles ayuda o consejos prácticos, sucede que tuve una relación sentimental con un extranjero, yo soy de nacionalidad colombiana y el chileno, nuestra relación duro aproximadamente cuatro años, pero en ese lapso de tiempo afrontamos muchas dificultades y problemas ya que el es un hombre muy celoso y posesivo, al punto de prohibirme el maquillaje la ropa ajustada entre otras cosas, por lo cual teníamos discusiones bastante fuertes que cada vez se tornaron peor hasta que terminaron en golpes, debido a esto nos hemos separado en varias ocasiones en las cuales el se a regresado a su país, pero por alguna razón siempre retomábamos contacto y volvíamos a estar juntos, producto de esa relación tuvimos una niña la cual en este momento tiene un año y medio, desde que quede en embarazo la situación seguía siendo la misma, el se iba cada vez que teníamos problemas graves, pero hace tres meses el volvió a Colombia para visitar a la bebe, y nos dimos cuenta que aun sentíamos amor el uno por el otro, por lo que decidimos volver a vivir juntos e intentar cambiar para poder darle un hogar a nuestra hija, pero los conflictos siguieron, y desde que el vivía con nosotras la niña se torno agresiva, bastante inquieta, y desobediente, cuando tiene rabia lanza patadas y hace berrinches, como los problemas siguieron el padre de mi hija decidió marcharse nuevamente con la firme intención de no volver, ya ninguno esta dispuesto a una oportunidad mas, pero ahora me preocupa muchísimo la salud mental de mi hija, puesto que ella se apego mucho a su papa en este tiempo, y formo lazos afectivos muy fuertes con el, por lo que desde el día en que se fue la niña tiene decaimiento, poco apetito y presenta diarrea, estoy bastante angustiada y esta situación me tiene descompensada, quiero q por favor me ayuden a como debo orientar a mi hija, como explicarle a una bebe que su padre no vivirá mas con nosotras, y como ayudarla ya que su padre no podrá hacer visitas constantes por vivir en el extranjero, quizás el la visite en un año mas, y no se como hacer para que esto no la afecte, e pensado en llevarla al psicólogo, pero también quiero sus opiniones que me serán de mucha ayuda.
Responder Reportar contenido como inapropiado
Martín-Emma dice:
Valoración:
0
Buenas tardes. Debido a lo que se menciona, que cada vez hay más padres separados a temprana edad de los chicos/bebés, estaría bueno y sería muy muy importante que haya una sección especial, porque ya pasaria a formar parte de lo lamentable que se vive hoy en dia. Me hijita tiene 8 meses y medio y me está costando muchísimo llegar a un acuerdo con su mamá, nos separamos hace un mes. Quiero verla más tiempo y siempre encuentra una buena excusa para que esto no suceda.. Sería muy importante que peguen información más precisa, de como sería más conveniente en el caso de tener bebés lactantes. De cómo deberiamos actuar los padres/madres para el bienestar de los bebés. Necesitamos la mayor ayuda posible, para el bienestar de los pequeñitos. Mi caso, de las 168 que tiene la semana, solo logro verla 4:45 hs +/-. Saludos y muchas gracias por su atención.
Responder Reportar contenido como inapropiado
Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Encuesta

 
¿Cómo manejaste el tema de las visitas luego del parto?

Desarrollo integral del sitio: TAP
Marketing digital by