Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Foros

La escuela, límites, educación, alimentación, niños hiperactivos, superdotados

Participar
 
¿Tratás de controlar que tu hijo no se compre muchas golosinas en el colegio?

Ver resultados

Ver más

Poniendo límites

Revista El Nido  Ver datos
 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:24/02/2014
Una de las tareas más importantes y a la vez más difíciles para los padres es la de "poner límites". Y aunque sabemos que es "por el bien de ellos", decir que no siempre cuesta.

Introducción

La cuestión de los límites en la educación de los hijos suele ser un tema recurrente en conversaciones espontáneas de la pareja entre sí, o con otros padres y también resulta un tema convocante en instituciones educacionales.

Si bien en general se reconoce la importancia de establecer límites, cómo y cuándo introducir los "noes" son preguntas frecuentes cuyas respuestas se encuadran en un contexto más general que tiene que ver con los valores de los padres y de la sociedad y con la circunstancia particular de cada familia. Comentarios de los abuelos del estilo "cuando ustedes eran chicos no dejábamos que hicieran tal o cual cosa", ponen de manifiesto la diferencia que surge del contexto histórico- social.

Por otra parte, la evolución de los niños demanda en sus etapas distintos tipos y modalidades de poner límites.

Paso a paso

Cuando el niño es recién nacido, ir poco a poco estableciendo horarios de alimentación y sueño evita un innecesario incremento de su ansiedad. De esta manera se le asegura que sus necesidades serán satisfechas en un tiempo y contexto familiar para él. Establecer horarios de alimentación y sueño no es un agravio a su libertad sino que lo cuida y genera la estabilidad necesaria para su crecimiento.

Cuando el niño se desplaza por su cuenta y comienzan sus juegos, también es preciso que tenga un marco y no transforme toda la casa en su lugar de juego. Así como no son saludables las restricciones a su necesidad de explorar, tampoco lo es una libertad indiscriminada, que no defina marcos temporales y espaciales a su juego: si bien es importante que uno permita que juegue con agua, no es necesario que sea encima de la alfombra o cinco minutos antes de salir.

En cualquier etapa del crecimiento, el "no" se instala sobre una base de "sí", los límites se construyen del interjuego entre el permitir y el prohibir. El permitirle al bebé explorar, tocar, chupar, jugar con cacerolas, cucharas, envases plásticos, trapos, es la base para decirle que no frente al uso de objetos que podrían lastimarlo o que preferimos preservarlos lejos de su alcance.

Proporcionarles un vínculo confiable, sostenerles su cotidianeidad, les permitirá decirles luego que ya pueden soltarse.
Es fundamental en relación a este tema el lugar del padre como el primer límite para el niño en la relación con su madre, ya que su presencia representa un lugar diferenciado frente al estrecho vínculo inicial entre la madre y su hijo.

Sus intervenciones ayudarán al niño a "soltarse" y continuar su crecimiento. Es significativo para el niño que el padre se ponga firme y diga "no", siempre y cuando antes se haya "ganado " este lugar en su compromiso en el vínculo con su hijo. Los límites mecánicos no sirven de nada y el temor obtura el crecimiento.

Ver comentarios (6)

Hay 6 comentarios sobre esta Nota.
eliana dice:
Valoración:
0
Buenisima la nota... soy una mamá separada,y aveces me cuesta poner limites porque creo q debo darle mas cariños que retos.mi pequeña de(16)meses.tiene mucho caracter y hace muchos berrinches.si bien no me gusta q sea malcriada,me cuesta manejar la situación.yo le enseño una cosa y su papá otra.como le hago entender lo correcto....
Responder
bessy dice:
Valoración:
0
Es muy bueno este tipo de artículos porque la sencillez de su comprensiñon ayudará a muchas mamás que dicen hacer lo correcto pero se darán cuenta q no es así
Responder
debora dice:
Valoración:
0
excelente nota!!!! muy clara..gracias
Responder