Skip to main content

Células madre y tratamiento de fisura de paladar

Mediante el uso de células madre lo que se busca es tratar de que los niños que pasan por una cirugía convencional, puedan acortar los tiempos de recuperación.

Con el objetivo de que la recuperación post quirúrgica sea más rápida y efectiva, se encuentra en curso un protocolo de tratamiento de fisura de velo de paladar en niños menores de 1 año utilizando células madre de cordón umbilical. Lo que se busca es tratar de que los niños que pasan por una cirugía convencional, mediante el uso de células madre puedan acortar los tiempos de recuperación.

Este protocolo se viene llevando adelante hace tiempo por una Institución Univeristaria de trayectoria local y el banco de células madre MaterCell ha participado aportando unidades criopreservadas. Los resultados obtenidos hasta ahora son preliminares pero brindan expectativas positivas para este tipo de tratamiento.

 

Información sobre las células madre


Las células madre -contenidas en la sangre del cordón umbilical de un bebé- tienen la capacidad de dividirse indefinidamente y también de diferenciarse para producir células especializadas. Esta capacidad les permite ser la fuente ideal de células madre para trasplante de médula ósea y se utilizan con este objetivo desde el año 1988 ya que su recolección a partir de la sangre remanente en el cordón umbilical y la placenta luego del parto es totalmente inocua e indolora tanto para la madre como para el recién nacido.

La posibilidad de regeneración no solo se encuentra limitada a los componentes de la sangre sino que también son capaces de transformarse en otras células vitales para el organismo tales como neuronas, células cardíacas, hepáticas, del páncreas, etc., por lo que están siendo utilizadas (aún en forma experimental) en diversas enfermedades en niños tales como parálisis cerebral, autismo, sordera congénita, fisura palatina, labio leporino, etc.

Al ser estas células 100% compatibles con el recién nacido, su guarda le asegura a ese niño el contar con una fuente de células madre sin riesgo de rechazo para un eventual uso futuro. Además tienen una alta posibilidad de ser compatibles con un hermano.

 

Asesoró: Dr. Claudio Chillik, Asesor Científico de MaterCell

Parto y Lactancia Bebés Niños Postparto y puerperio Salud del Bebé Salud del niño

Contenidos Relacionados