Skip to main content

Los mimos: tan importantes para tu bebé como una buena alimentación

Los gestos afectuosos y todas las demostraciones de amor son fundamentales para que tu hijo crezca fuerte y pueda soportar situaciones de estrés y tensión en un futuro, según lo revelado en un estudio científico.


La confianza, seguridad y fortaleza de una persona dependen del cariño y las demostraciones de afecto que haya recibido de su madre en los primeros meses de vida. Así lo aseguraron en el Journal of Epidemiology and Community Health, donde publicaron un estudio que revela estos datos tan importantes para las personas.

Las caricias, besos, abrazos y otras demostraciones de cariño son fundamentales, sobre todo durante los primeros meses de vida de un ser humano, ya que según este estudio garantizan una mayor seguridad para enfrentar la vida, convirtiéndose en herramientas para sobrepasar situaciones difíciles.

Además, esta investigación, de la que formaron parte 482 bebés, evaluados a partir de su apego a su madre y de su salud psicológica a medida que fueron creciendo hasta que cumplieron 34 años de edad, reveló que la hostilidad y la ansiedad también son menores en aquellas personas que recibieron muchos mimos durante sus primeros meses de vida.

Los resultados luego de 34 años de investigación fueron contundentes: aquellos bebés que habían recibido mayor cariño y demostraron afecto hacia sus mamás eran, una vez adultos, quienes demostraban mayor seguridad y fortaleza en su vida y niveles siete veces menores de ansiedad y hostilidad en relación a quienes no habían mostrado tener un vínculo de cariño fuerte con su mamá.

Ante esta conclusión, Claudio Mencacci, psiquiatra citado por el diario italiano La República, explicó que una buena relación con la madre es vital para que los niños crezcan sanos y que basta recordar que el vínculo comienza en el vientre materno para comprender la importancia del mismo.

Además, el especialista citó como ejemplo de la importancia de llevar una relación basada en el amor y la demostración del cariño, otros estudios en los que se estableció que una relación afectuosa con los padres desde edad temprana, protege al bebé de la diabetes y las alergias.


Fuente: Diario Clarín 27 de julio de 2010

Bebés Crianza, familia y educación