.

¿Cuándo a los padres nos recomiendan llevar a nuestro hijo a una psicóloga?

 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:14/03/2012

No hay una única causa o motivo por el cual a los padres se les sugiere una consulta por su hijo pero en la mayoría de los casos esta propuesta los asusta y preocupa.

Generalmente se asocia consulta psicológica con un problema grave, y no como un recurso a veces necesario para ajustar algunas conductas o diagnosticar situaciones en las cuales el niño y sus afectos no la están pasando bien.

¿Cuáles son las principales causas de consulta y de quién parte la indicación?
Por lo general es la escuela, o el pediatra de cabecera quien recomienda algunas entrevistas.
Pero también son los padres quienes recurren a este espacio porque ya no saben que más hacer con su hijo y se encuentran angustiados y desorientados.

Las principales causas de consulta tienen que ver con alteraciones de conducta o de aprendizaje en los niños o el notar algunas reacciones que a los padres les resulta extraño ver en ellos. (Intensos berrinches, dificultades desde el nacimiento para conciliar fácilmente el sueño, dificultades en la alimentación, celos muy extremos con sus hermanos, llantos constantes) Y así son innumerables las causas que pueden encender la señal de alerta en la familia o en la escuela.

Lo importante señalar es que no es lo mismo que un niño llore mucho a veces a que lo haga todo el tiempo.

Que coma mal de vez en cuando a que siempre tenga dificultades a la hora de alimentarse e incluso pierda peso.

Que cele a sus hermanos a que no tolere que la mamá se acerque al bebé siempre.

Hay que diferenciar la medida o la intensidad de estas conductas que son las que marcan la preocupación y por ende la necesidad o no de una consulta psicológica.

¿Cuál es fundamentalmente el objetivo de una consulta de padres en los primeros años de vida?
Si el niño es pequeño lo recomendable es primero que vayan los papás a un espacio para poder hablar de él, de sus preocupaciones y miedos y luego de algunos encuentros evaluar si es necesario o no ver al niño.

En muchas oportunidades haciendo algunas modificaciones en las rutinas y hábitos familiares se resuelven algunos problemas y por ende el niño comienza a estar mejor y todos se sienten más aliviados.

Y este cambio se da sin haber tenido contacto directo con el niño “problema”

Por lo general como toda situación dentro del seno de la familia es vincular cuando miembros de la familia modifican algunas conductas y son concientes de la necesidad de cambiar, por añadidura se reordena el equilibrio familiar y los mas pequeños comienzan a estar mucho mejor.

Cuando se empiezan a poner palabras al miedo de los padres, a sus preocupaciones, a sus angustias y expectativas respecto del hijo, el hecho de poder hablar y expresar sus emociones en un espacio confiable, los calma, y este bienestar luego se transmite en casa.

Comentar No tiene comentarios.
Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Desarrollo integral del sitio: TAP
Marketing digital by