Pasar al contenido principal

5 formas de lograr que los chicos hagan ejercicio

Los chicos pasan mucho tiempo frente a las pantallas, restándole tiempo a la actividad física que es tan importante en muchos sentidos. ¿Cómo incentivarlos a que se muevan más?

Teniendo en cuenta que hoy en día las pantallas acaparan casi toda la atención de los chicos en sus tiempos libres, los padres debemos presentarles opciones atractivas para que se despeguen del celular, la computadora, la tele, etc. y hagan alguna actividad física. Y esto debería transformarse en un hábito.

Para tener una idea, la Organización Mundial de la Salud recomienda un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física entre los 5 y 17 años, lo que implica un gran beneficio para su salud física y psicológica y también una herramienta preventiva no solo contra la obesidad sino además contra el estrés, el tabaco, el alcohol y las drogas.

Es cierto que puede ser difícil sacarlos de su cuarto si algo no les interesa, pero hay alternativas simples más allá de anotarlos en algún deporte que les guste:

- Cambiar el transporte por caminatas diarias: si el colegio no queda muy lejos, empezar a incorporar el hábito de ir y volver caminando, o al menos una de las dos opciones. Pueden arreglar para ir con amigos de manera que el trayecto sea más llevadero. Lo mismo si van a la casa de algún compañero, hacerlo caminando.

- Pasar más tiempo libre fuera de casa: puede ser muy tentador quedarse en casa mirando una película o descansando en los tiempos libres, pero nada mejor para la salud que aprovechar esas horas para ir a algún parque o plaza con la bicicleta, una pelota, un barrilete, etc. Ni bien ven espacios verdes los chicos empiezan a correr y se les ocurren mil juegos para divertirse.

- Ser un buen ejemplo: los chicos aprenden mucho más por lo que ven, entonces, que la actividad física sea una constante en el hogar, que los padres hagan algún tipo de ejercicio, es más motivante para ellos. También, tener hábitos saludables como una buena alimentación y evitar los sedentarios como usar el ascensor cuando estamos a pocos pisos por escalera, el auto cuando vamos a sitios cerca, etc. es parte de dar el ejemplo.

- Hacer actividades juntos: tomar un momento del día, que puede ser después de cenar o por la tarde, para salir a caminar juntos por el barrio, aunque sean solo un par de cuadras. Anotarse en un club donde el niño pueda conocer las distintas actividades y elegir la que más le guste o salir a andar en bici ayudará a construir un hábito y también a compartir un momento juntos para charlar.

- Incluir a los amigos: nada más motivante para los chicos que hacer cosas junto a sus amigos. Si es difícil que arranque solo con alguna actividad, hablar con los padres de sus amiguitos para que se anoten juntos en algo o para que pasen más tiempo al aire libre, jugando.

Niños Adolescentes Actividades para chicos Salud del niño Salud en adolescentes