Pasar al contenido principal

Abuelos: ¡presentes!

Muchas veces el rol de los abuelos se confunde con el de “padres sustitutos” cuando les toca cuidar a sus nietos mientras los papás trabajan. En esos casos cabe recordar cuán importante es estimular una relación entre los abuelos y los niños, sin basarse en la crianza, sino en los mimos, el disfrute, los juegos y las historias que ellos puedan compartir.

La imagen de los cuentos, tomada en su momento de la realidad, en la que se veía a la abuela sentada en una mecedora con una madeja de lana en su regazo ya es historia. Hoy en día los abuelos llevan adelante una vida activa y es normal verlos en el gimnasio, paseando por las plazas, viajando o reuniéndose para compartir actividades culturales con gente de su edad.

Este hecho, producto en parte de que la expectativa y la calidad de vida han aumentado con los años generando más actividades para los mayores, es una de las causas por la que algunos padres tienen que optar por otra alternativa a la hora de pensar en quién cuida a sus hijos mientras ellos trabajan. Y si bien en un principio puede resultar un incordio no contar con los abuelos tiempo completo, es bueno saber que esto ayuda a que ellos cumplan su verdadero rol: el de abuelos.

Jugar con sus nietos, mimarlos, contarles historias es lo que deberían hacer todos los abuelos, porque ellos ya cumplieron con su rol de padres en su momento y ahora les toca vivir a sus nietos de una manera distinta a la crianza de sus hijos.

Por supuesto que esto no implica que los abuelos malcríen a los chicos o desautoricen a los padres, sino que significa que no está en ellos la obligación de criarlos.

Para los más chicos la figura de sus abuelos es fundamental. Cuando están con ellos pueden compartir, escuchar las historias de vida y las anécdotas familiares que resultan muy interesantes y divertidas, sobre todo si sus padres o ellos mismos son los protagonistas.

Además, estas anécdotas contribuyen en la construcción de la identidad de los niños y adolescentes, que pueden descubrir rasgos propios en las generaciones que los preceden.

Los abuelos también pueden ser un perfecto referente al que acudir cuando los chicos se acercan a la adolescencia y entran en una etapa de rebeldía con sus padres. El pasaje de la niñez a la adultez implica, en cierto punto, desmitificar a los padres, muchas veces cayendo en el extremo de descalificar todo lo que venga de ellos. Los abuelos, en cambio, pueden estar a salvo de ese mecanismo y convertirse en fuente de contención y guía tanto para el chico como para sus papás.

 

Presentes, con pantalla de por medio

 

Para muchos abuelos que están lejos y se les hace difícil compartir el día a día con sus nietos, la tecnología se ha convertido en una gran aliada. Muchos de ellos aprenden a usar la computadora y los celulares para poder mantenerse en contacto con su familia, haciendo uso en muchos casos de las enseñanzas de sus nietos a la hora de navegar por la web, mandar e-mails, chatear y hasta participar de video conferencias para poder verlos. Esto ha colaborado en que las relaciones se mantengan y se desarrollen con fluidez a pesar de que las distancias sean grandes.

 

¿Qué pasa con los abuelos que ya no están?

En estos casos es fundamental mantener la memoria y transmitirle a los chicos la historia de su familia, orígenes y raíces, porque esa es su propia historia.

Lo que suele ocurrir con los que ya no están es que se tiende a engrandecerlos a través de las anécdotas en las que se borra todo vestigio de errores, defectos o situaciones conflictivas, entonces los niños construyen una imagen de sus abuelos basada en todo lo bueno que les cuentan, y hasta a veces sienten que han heredado algo de esa grandeza que los caracterizó. Y como los niños necesitan héroes a los que admirar y emular, ¿qué mejor que alguno de esos héroes sea un abuelo o una abuela?.

 

Asesoró: Lic. Cintia Amor, Psicóloga y Docente

 

¿Sos una abuela 2.0? Te invitamos a participar del foro de Planeta Mamá dedicado especialmente para vos, donde podrás compartir tus experiencias y consejos con otras mamás y abuelas. Te esperamos!

Contenidos Relacionados