Pasar al contenido principal

Accidentes en los niños de 1 a 5 años

¿Por qué un niño pequeño puede accidentarse? Existe una vacuna eficaz para los accidentes: la prevención.

¿Por qué un niño pequeño puede accidentarse?

  • Por las condiciones de riesgo del ambiente en que se encuentra.
  • Por los descuidos o la ausencia de los adultos.
  • Por ser varón está más expuesto, por la creencia errónea de que al "rol de hombre" le corresponden la valentía y la audacia y se los alienta y festeja en ese sentido empujándolos de esa forma a mayores riesgos.
  • Por los comportamientos propios de cada edad: 


De 1 a 2 años

  • Es muy curioso, quiere investigar y explorar todo.
  • Todo lo toca y se lo lleva a la boca.
  • Le atraen mucho los objetos que sobresalen, los huecos y las hendiduras.
  • Inicia la deambulación; gatea, camina y se trepa. Luego corre y salta.
  • La adquisición de nuevas habilidades lo impulsan a nuevos riesgos.
  • Objetos aparentemente inofensivos para adultos pueden significar para ellos un gran peligro.
  • Le atraen enchufes y tomacorrientes, por ello los explora. También intenta introducir objetos.

 
A los 3 años

  • Es muy autónomo. Los adultos creen que pueden darle responsabilidades que no están en condiciones de cumplir (quedarse solo, cuidar hermanos menores, salir a la calle o jugar solo en ella). Esta confusión es un factor de riesgo.
  • No sabe reconocer los peligros.
  • No puede aún aprender y poner en práctica las normas de seguridad.
  • Le gusta imitar a los adultos.

 

A los 4 y 5 años

  • Tiene gran curiosidad por máquinas y aparatos que lo atraen y entretienen.
  • Puede cambiar súbitamente la atención de un juego seguro a otro riesgoso.
  • Aparenta gran autonomía y responsabilidad engañosa para los adultos que confían en esa falsa apariencia.
  • Puede súbitamente olvidar las habilidades adquiridas de control y auto-cuidado.
  • Desarrolla gran confianza en sí mismo que lo impulsa hacia situaciones peligrosas por su inexperiencia e inmadurez.
  • No sabe reaccionar ante el peligro o puede hacer lo contrario a lo conveniente (se esconde en su cama en un incendio o se queda inmóvil). 
  • Se entusiasma con su juego y se descuida (cruza la calle sin mirar tras una pelota).

Es importante conocer y comprender los comportamientos de nuestros hijos para poder anticipar y prevenir los riesgos de accidentes.

 

Para reflexionar

  • Un accidente siempre tiene una historia previa que lo facilita y es fundamental reconocerla para cambiar a tiempo hábitos y comportamientos para evitar que sucedan.
  • No olvide que son la primera causa de muerte en los niños de esta edad.
  • Las medidas de prevención no son costosas. Sí requieren educación, ingenio, constancia, responsabilidad, participación y compromiso de los padres, del estado y de toda la comunidad.
  • A esta edad los niños son capaces de empezar a entender el lenguaje por lo que se debe iniciar la enseñanza para el aprendizaje del control y del auto-cuidado:
    • Identificando y explicándole los riesgos.
    • Dedicándoles tiempo y paciencia para esta tarea primordial.
    • No dejando para "más adelante" la educación para la prevención.
    • Recuerde que el ejemplo es la única manera de educar.

 Piense que su hijo pequeño puede tener accidentes en los lugares donde vive y transita: 

Identifique los riesgos y prepárese para evitar los accidentes.

También tenga a mano y bien visible los números de teléfonos de:

  • Bomberos.
  • Policía.
  • Emergencia médica pública o privada.
  • Centro de Intoxicaciones.
  • Defensa civil.
  • Su pediatra de cabecera. 
  • Un vecino o familiar útil para ayudarlo.

Existe una vacuna eficaz para los accidentes que es la prevención.
 

Cuidando a los niños en la casa  



De las caídas

Escaleras: coloque puertitas protectoras.

Ventanas y balcones: coloque protecciones, enseñe a que no se asomen por las ventanas o balcones, coloque los muebles (sillas o camas) lejos de las ventanas, no permita que jueguen en sitios elevados
Si utiliza sillas altas en las comidas sujételo con correas y asegúrese que no pueda caerse hacia atrás cuando empuja con sus piernas.

  • Las sillas deben ser estables, seguras y no presentar roturas.
  • En caso de camas superpuestas debe dormir en la de abajo.
  • Las camas de arriba deben tener barandas.
  • Nunca los deje solos o al cuidado de hermanos o personas no responsables.
  • Evite que sean alzados por otros niños o hermanos mayores.
  • No juegue con ellos haciéndolos hamacar dentro de camisas o ropas con costuras.
  • Evite que jueguen en el baño o en la cocina.
  • Evite que los pisos estén mojados o resbalosos.
  • En las bañeras, utilice alfombras o superficies antideslizantes.
  • Repare las superficies irregulares y corrija los pliegues de las alfombras.

De las quemaduras y electrocución

  • No cocine ni encienda fuego cerca de ellos y menos con ellos en brazos.
  • Coloque matafuegos o extintores de incendio en la cocina y el garaje.
  • No trasporte elementos calientes cerca o por encima de ellos.
  • No beba líquidos calientes con el niño en brazos.
  • Cocine en las hornallas posteriores y ponga los mangos hacia atrás.
  • Sea especialmente cuidadoso al freir.
  • No le haga inhalar vapor de un recipiente sobre el fuego o con agua muy caliente.
  • Use protectores para fuentes de calor (estufas, hornos, hogares con leños, etc).
  • No use el horno con su tapa abierta para calefacción.
  • Evite que se acerquen a planchas y veladores.
  • No deje fósforos ni encendedores al alcance de los niños.
  • No caliente los líquidos que ingiera con microondas o asegúrese de probarlos antes.
  • Pruebe la temperatura del agua antes del baño y no permita que cierren y abran las canillas.
  • Regule la temperatura del agua para que no sea necesario mezclarla con agua fría.
  • Evite fumar en su casa.
  • Revise periódicamente la instalación eléctrica y el funcionamiento de los aparatos eléctricos.
  • Instale disyuntor.
  • Tape los tomacorrientes.
  • Evite tener alargues y enchufes en el piso.
  • No deje los cables de los aparatos eléctricos colgando al alcance de los niños.
  • Desenchufe los aparatos eléctricos cuando no los usa.
  • Evite los juguetes eléctricos en menores de 8 años. 
  • Cumpla con las normas de seguridad en las instalaciones de gas y luz.

De las intoxicaciones

  • Mantenga fuera del alcance de los niños; medicamentos, venenos, pegamentos, cosméticos, bebidas alcohólicas, productos tóxicos y de limpieza; guárdelos en lugares seguros y bien rotulados. No sustituya sus envases originales por otros de uso cotidiano.
  • No aplique venenos o sustancias tóxicas en los lugares donde suelen estar o jugar.
  • Evite el uso de insecticidas en aerosol.
  • Si utiliza estas sustancias, hágalo con guantes protectores y no lo toque ni prepare alimentos antes de un riguroso lavado de manos.
  • Verifique la toxicidad de los productos que pueda utilizar en las reparaciones o construcción de su casa.
  • No lo vista con ropas o calzados que destiñan.
  • No use braseros como calefacción.
  • Mantenga bien ventilada la casa cuando use calefactores u otros artefactos a gas y revise periódicamente su correcto funcionamiento.
  • No deje el motor de su auto encendido dentro del garage.
  • Evite tener plantas en el jardín que puedan producir toxicidad (laurel cerezo, laurel negro, falso café, fruto azabache, hierbadonis, lino, almendras amargas y otras).
  • Evite tener al alcance de los niños pequeños plantas ornamentales que producen irritación en piel y boca (potus, difenbachia, lengua de suegra, costilla de Adán, cala, begonia, oreja de elefante y otras).
  • Enséñeles a no ponerse frutos, flores, tallos y hojas en la boca. 
  • Mantenga oculto o fuera de su alcance el tacho de basura.

 

De la asfixia y el atragantamiento

  • Evite que jueguen con objetos pequeños, de 5 cm. o más chicos, (botones maníes, bolitas, pilas pequeñas, juguetes con piecitas desarmables).
  • No premie a los niños pequeños con monedas.
  • Evite darles caramelos y golosinas duras a los niños pequeños.
  • Evite que jueguen con bolsas de nylon.
  • No permita que se pongan globos en la boca.
  • No permita que corran o salten con comida en la boca.
  • No provoque su risa o su llanto con comida en la boca (no es momento de hacer bromas o enojarse con ellos).
  • Enséñeles a no hablar o reir con comida en la boca.
  • No les ofrezca alimentos pequeños y duros (semillas).
  • Quite las semillas de las frutas que ingieren antes de ofrecérselas.

De las heridas y otras lesiones

  • Mantenga fuera de su alcance objetos filosos, cortantes, punzantes, vidrios, herramientas.
  • No permita que se pongan lápices o lapiceras en la boca mientras dibujan o colorean.
  • Coloque protectores en las esquinas de las mesas y evite que se interpongan al paso. 
  • Manténgalos alejados cuando realiza tareas con máquinas o con elementos pesados y de los lugares donde trabaja. No los haga "colaborar" en estos trabajos ni les "enseñe" la manipulación de máquinas y herramientas.
  • Manténgalos alejados de todo tipo de maquinarias y motores.
  • Es preferible no tener armas. Si las tiene, evite exhibirlas o manipularlas o hacer demostraciones de su uso delante de sus hijos. Explíquele con mucha seriedad sus riesgos, la prohibición absoluta de acercarse a ellas y guárdelas en sitios inalcanzables para ellos. Guarde las municiones en lugares separados de las armas. 
  • Verifique la existencia de agujeros, desniveles, pozos, escalones, etc. y diseñe protección para los mismos, tápelos o anúlelos.
  • Fije a la pared bibliotecas y otros muebles asegurando su estabilidad.
  • Evite que jueguen con las mascotas cuando estas comen, duermen o están con sus crías. Enséñeles a respetarlas y a tratarlas con cuidado. Elija animales mansos o de razas no agresivas. No son juguetes para entretenerlos.
  • No tenga en su casa animales no domésticos o salvajes (hurones, zorros, pumas, etc.) demás está penado por la ley.
  • Desaliente los juegos violentos y con niños mayores. 
  • Mantenga las puertas y aberturas cerradas o abiertas con trabas.
  • Impida que los niños manipulen sillas o reposeras plegables.
  • En ascensores, aléjelos de las puertas, evite que se muevan en su interior y nunca permita que los utilicen solos o que abran o cierren sus puertas.
  • Entre o saque el auto del garaje con extremo cuidado alejando a los niños en ese momento.
  • Evite tener en el jardín plantas con púas o espinas.
  • Aléjelo del jardín mientras corta el pasto.
  • Mantenga la puerta de calle siempre cerrada con llave.
  • Ofrézcales juguetes seguros.
  • Que no sean pequeños (mas chicos de 5 cm) o se desarmen en piecitas.
  • Que no tengan bordes filosos o con puntas.
  • Que no tengan dispositivos con proyectiles.
  • Que los enchufes de los mismos no sean compatibles con los tomas eléctricos reales. 
  • Que no tengan sistemas con cierres tijera u otros que puedan lastimarlos. 
  • Que no sean los mismos con los que juega su mascota.

Adapte y modifique su casa, pensando en los niños, para que sea en lo posible segura y confortable.

 

Cuidando a los niños en la vía pública 



En la calle:

  • Nunca deben estar solos o alejados de sus cuidadores.
  • Hágalos caminar lejos de la calzada y del tránsito; del lado de la pared.
  • No permita que toquen postes de luz ni instalaciones eléctricas o semáforos.
  • Enséñeles para que aprendan a reconocer las entradas de garaje y a que estén atentos a sus luces o alarmas.
  • Hágales cruzar la calle siempre por la senda peatonal o puentes, cuando existan.
  • Inicie el aprendizaje del significado de las luces del semáforo y otras señales viales.
  • Espere el cruce peatonal sobre el cordón de la vereda y respete la luz roja.
  • Vigílelos permanentemente y sin distracciones.
  • Evite caminar por banquinas de rutas, autopistas o por vías de ferrocarril.
  • Es muy riesgoso transportarlos en bicicletas o motos en calles con tráfico.
  • No deben andar en bicicleta antes de los 6 años.
  • Inicie la enseñanza de las normas de tránsito y edúquelos con el ejemplo.
  • No permita que se acerquen o toquen a los animales, aunque parezcan mansos.
  • Evite salir los días de tormenta o con alerta meteorológico.
  • Manténgalo alejado de los juegos de pirotecnia de todo tipo, también de los que parecen inofensivos o "para niños".
  • La entrada y salida de los Jardines de infantes debe ser protegida con vallas que la separen de la calzada. Si es necesario se debe interrumpir el tránsito.
  • Evite que ingresen a baldíos, obras en construcción o casas abandonadas. 
  • Evite que se acerque a fogatas.

 

  Cuidando a los niños del tránsito y en el transporte 


En el auto:

  • No debe llevar a los niños en brazos.
  • Deben viajar en el asiento trasero hasta los 12 años (ley 24449).
  • Deben viajar en sillas de seguridad, correctamente fijadas con trabas, hasta que tengan 4 años o pesen 18 Kg.
  • Los mayores de 4 años deben usar cinturones de seguridad.
  • Verifique el buen funcionamiento de las trabas de las puertas.
  • Viaje con las ventanillas subidas o cerradas. 
  • Al cerrar las puertas asegúrese que los niños no interpongan sus manos.

 En otros medios de transporte

  • Deben subir y bajar del colectivo desde el cordón y cuando esté detenido.
  • Deben esperar la llegada del tren o subte alejados de las vías. No permita que se suelten e su mano.
  • En el transporte público deben viajar sentados.
  • No deben viajar en motos, cajas de camionetas, vehículos descubiertos o sobre animales.
  • No permita que se asomen o saquen los brazos por las ventanillas.
  • Respete y haga respetar las normas de tránsito como peatón, en su vehículo o en el transporte público.

 

Cuidando a los niños en plazas, parque y lugares de recreo


  • Elija los lugares con juegos para niños menores y la compañía de otros niños de edades similares.
  • Manténgalos alejados del tránsito.
  • Compruebe la construcción, seguridad y estado de conservación de los juegos.
  • Evalúe si son adecuados para la edad que tienen (tipos de juegos, altura, protecciones, suelos blandos).
  • Si hay basura o desperdicios, llévelos a otro lugar (recuerde que son muy curiosos y tocan todo).
  • Siempre vigílelos de cerca, no los deje solos, no se distraiga con la lectura o con charlas ocasionales.
  • Evite que jueguen en lugares elevados, escaleras, desniveles bruscos o terraplenes.
  • Controle y exija a las autoridades municipales que estos lugares se conserven limpios, seguros, con adecuado mantenimiento y vigilancia e impidiendo el acceso de animales a ellos.

 

Cuidando a los niños en el agua

  • Es conveniente iniciar el aprendizaje de la natación a partir de los 4 años.
  • No los deje solos a orillas del mar, lagos, ríos, arroyos, canales de riego o zanjones.
  • Los niños de esta edad tienen altas posibilidades de ahogarse aún sabiendo nadar.
  • También pueden ahogarse en agua con escasa profundidad (bañeras, inodoros, piletas portátiles, charcos).
  • En natatorios y piscinas coloque vallados superiores a 1.5 metros de altura con trabas seguras en sus accesos.
  • No deje de vigilarlos cuando tengan flotadores, no son tan seguros como aparentan.
  • Evite que se bañen en lugares con señalización de prohibido o sitios desconocidos o no habilitados como balnearios.
  • Controle que la temperatura del agua sea la adecuada antes de bañarse.
  • Si lo transporta en embarcaciones deben usar chalecos salvavidas reglamentarios y cumplir rigurosamente con todas las normas de seguridad.
  • El ahogamiento es una de las causas más importante de mortalidad en los niños. Extreme las medidas de prevención.

 

Cuidando a los niños en el campo

 

  • Manténgalos alejados de todo tipo de maquinarias (equipo mecánico y vehículos).
  • Evite que juegue con herramientas y no las deje a su alcance.
  • Tome todas las precauciones para evitar que entre en contacto con productos químicos plaguicidas, medicamentos de uso veterinario, combustibles, fertilizantes u otros de uso habitual en medios rurales).
  • Cuídelo de la exposición prolongada al sol con pantallas protectoras o vestimentas propiadas.
  • Manténgalo alejado de los animales.
  • No debe "colaborar" en las tareas rurales, no está capacitado para hacerlo y es muy riesgoso.
  • Nunca lo deje solo en el campo ni lo envíe solo por caminos o senderos así aparente conocerlos.
  • Revise periódicamente la existencia de pozos y tápelos.
  • Construya un cerco en los bebederos de animales para impedir el acceso de los niños. 
  • Mantenga limpio y sin malezas los alrededores de la vivienda.

No es una fatalidad, es ausencia de prevención.
 

Prevención de accidentes