Pasar al contenido principal

Algunos mitos y leyendas sobre las vacunas

Si bien se reciben vacunas durante toda la infancia, la adolescencia y la edad adulta, la mayoría de las vacunas se aplican durante los primeros 2 años de la vida.

¿Por qué los niños reciben la mayoría de las vacunas durante los primeros 2 años de vida?
Esto se debe a que los niños pequeños son más vulnerables a las enfermedades. Además, deberán llegar protegidos al comenzar el jardín y la escuela.


¿Es cierto que tantas vacunas que se aplican en la actualidad pueden sobrepasar la capacidad de respuesta del sistema inmunológico, e incluso debilitarlo?
No es cierto. El sistema inmune es capaz de responder a una gran cantidad y variedad de antígenos. En teoría, un niño podría responder a 10.000 vacunas inyectadas al mismo tiempo. Además, se sabe que los niños vacunados se defienden mejor de otras infecciones.


¿Existe algún inconveniente en recibir varias vacunas al mismo tiempo?
No, aplicar vacunas al mismo tiempo produce la misma respuesta de anticuerpos que si se administraran en forma individual. Además, no aumenta la posibilidad de desencadenar reacciones adversas.


¿Qué reacciones puede producir una vacuna?
En general, cuando una vacuna produce una reacción adversa o indeseable es leve, como fiebre o dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección. Las reacciones más importantes son raras, por ejemplo: fiebre muy alta, erupción cutánea generalizada y mucha inflamación en el lugar de la inyección. En esos casos se deberá consultar al pediatra a la brevedad. Las nuevas vacunas producen menos reacciones que las antiguas.


¿Se puede vacunar a un niño que está enfermo?
Si el niño previamente era sano y tiene una enfermedad leve, por ejemplo, fiebre no muy alta, otitis, tos, resfrío o una diarrea leve, podrá vacunarse.


¿Qué pasa si no vacuno a mi hijo como indica el calendario? ¿Se le puede dar la vacuna que correspondía a una edad meses o años después?
Casi todas las vacunas pueden darse más adelante sin ningún peligro. Hay algunas que no tiene sentido porque la edad de más riesgo de determinadas enfermedades pudo haber pasado. Existen, para los niños que no recibieron sus vacunas en fecha, planes que podemos llamar de "recuperación" o de puesta al día, que deben ser manejados por sus respectivos médicos.


 

Fuente: Información para pacientes Sociedad Argentina de Pediatría

Vacunación