Pasar al contenido principal

Alimentación saludable para niños

El comienzo del año escolar es una buena oportunidad para transmitirles hábitos de alimentación saludables a los niños.

La primera comida del día debería ser el DESAYUNO.

Asistir a clase con el estomago vacío no es bueno, ya que ésto puede ser motivo de dolores de cabeza matutinos, mareos e incluso desvanecencias. Los chicos antes de ir al colegio, deben desayunar bien: beber alguna infusión azucarada, o leche con chocolate, o leche con cereales. En fin, algo que en el transcurso de la mañana les de energía.  Con respecto al acompañamiento de lo bebible seria bueno que coman algo: tostadas o algunas galletitas.

Es importante mencionar que hay chicos que el comer temprano (de mañana) les produce nauseas o simplemente no tienen apetito. En esos casos es aconsejable que lleven unas galletitas o alguna fruta para ingerir durante el transcurso de la mañana.

En algunos colegios existe el tan preciado "quiosco". Una sugerencia es que los padres logren pautar con los niños sus compras; uno o dos días por semana sería lo ideal ya que de lo contrario, consumen golosinas en altas dosis. El resto de los días se puede optar por llevar algo de casa.

 

Almuerzo 


Llega el mediodía y es necesario reponer energía. Hoy los padres y chicos pueden elegir comer en el comedor de la escuela o llevar una vianda.

En el comedor escolar generalmente ofrecen comida variada y supervisada por un nutricionista del concesionario.

En la opción vianda, la supervisión esta a cargo de los padres; ellos son los que deben tratar de que el niño coma variado: proteínas (carnes, pollo), hidratos de carbono (fideos, arroces, papas), grasas (chocolates, galletitas), verduras y especialmente, frutas.

Si el colegio cuenta con hornos microondas el niño podrá calentar su comida, de lo contrario hay que procurar termos que mantengan bien el calor ya que si se enfría, le restará sabor.

Estas son algunas opciones para preparar en la vianda:

  • Empanadas de carne, pollo, tartas de verduras.
  • Milanesas ya cortadas en pedacitos, hamburguesas caseras.
  • Ravioles, fideos, arroces.
  • Tomate cortado.
  • Croquetas de papa, de acelga etc.
  • Frutas varias.

 

Merienda

Llegando al final del día escolar es importante que los chicos coman en la escuela alguna colación, acompañada de algo bebible: jugos, leche y/o yogurt.

La merienda se refuerza ya en casa una vez finalizada la jornada escolar. Los niños vuelven del colegio con hambre por lo tanto es bueno ofrecer todos los alimentos durante la merienda. De esta forma evitaremos que el niño coma a diferentes horas, quedando tiempo libre entre la merienda y cena.

 

Cena
 

En este mundo moderno la cena es de suma importancia, no solo porque aprovecharemos a reforzar los nutrientes que faltaron o fueron escasos durante el almuerzo, sino porque es el momento de reunión familiar y un espacio propicio para la comunicación familiar. 
 

 Ver Recetas saludables

Niños Nutrición infantil