Skip to main content

Alimentos dietéticos y light: ¿realmente engordan menos?

Los productos dietéticos o light, ¿realmente engordan menos?

Según el Código Alimentario Argentino (CAA), un alimento es dietético cuando fue modificado en sus componentes originales: por ejemplo, cuando le sacaron grasas o hidratos de carbono o le agregaron fibras o vitaminas, y se encuentra destinado a satisfacer necesidades particulares de nutrición y alimentación de determinados grupos poblacionales. Es decir, no todos los productos dietéticos tienen menos calorías que los tradicionales. Por este motivo, no necesariamente son productos reducidos en su valor calórico.

Como ejemplos de alimentos dietéticos contemplados en el CAA pueden citarse a los alimentos libres de gluten, infantiles, fortificados, suplementos dietarios y alimentos modificados en su nivel de glúcidos, lípidos, proteínas, minerales, o en su valor energético.

En el caso del término "light", la legislación actual admite su utilización para productos que, en comparación a otros similares, poseen otras características en el valor energético, carbohidratos, azúcares, grasas totales, grasas saturadas, colesterol y sodio. Esto significa que el hecho de que un alimento sea “light” no quiere decir necesariamente que sea reducido en calorías; inclusive, su valor calórico puede ser igual o mayor. Por ejemplo, en el mercado existen galletitas reducidas en grasa que cumplen con los requisitos para declararla “light en grasas” respecto de la galletita tradicional, pero cuyo valor calórico es, en determinados casos, igual o superior, debido a que poseen un mayor porcentaje de hidratos de carbono.

Cuando en el mercado se ofrecen productos rotulados como “light”, el consumidor debe prestar especial atención al rótulo, ya que la norma exige que en la proximidad del término se especifique el nutriente o el valor energético al que hace alusión. Además, si corresponde, se debe aclarar el porcentaje de la reducción. En algunos envases colocan la cantidad de calorías por un lado (es lo que más lee la gente) y el poder glucoformador por otro. Esta sustancia también suma calorías y muchos consumidores no lo saben. Este es el caso de los fideos que se venden como dietéticos.

La palabra "diet" (que es dietético en inglés) no figura en el Código Alimentario Argentino, es decir que la norma no la contempla y es solo una herramienta de marketing.

Por eso, antes de llenar el changuito con productos que no engordan, se recomienda:

  • Elegir los que dicen bajas calorías en sus etiquetas (en kilocalorías cada 100 gramos o 100 cm3). También los que aseguran tener edulcorantes o menos grasas.
  • Si dicen "light", buscar en la etiqueta la especificación.
  • Comparar la cantidad de calorías del alimento a elegir con las del producto común
  • Consultar al teléfono que figure en el envase cuando no está clara la información nutricional. 
  • Leer las letras más chicas del envase. 
  • Elegir los que indican la lista de ingredientes y aditivos. 
  • Optar por los que brindan la información nutricional. 

Fuente: Anmat