Skip to main content

Cómo elegir el cochecito perfecto

El cochecito es una de las primeras cosas en que pensamos cuando tenemos que armar el ajuar del bebé. Habiendo tantas opciones ¿qué debemos tener en cuenta para elegir el cochecito perfecto?

Con tantas opciones y modelos, elegir el cochecito del bebé puede convertirse en una odisea. Como se trata de una de las cosas que el niño utilizará intensamente hasta los 3 años o más, cuando ya pueda caminar distancias más largas, es importante encontrar el modelo que te resulte práctico y cómodo, dependiendo de tu estilo de vida.

Antes de elegirlo, conviene responderse estas preguntas a modo de guía:

  • ¿Entra en el ascensor de mi casa?
  • ¿Entra en el baúl del auto?
  • ¿Cómo son las calles del barrio? ¿Hay espacio para circular cómodamente? 
  • ¿Cuál es el transporte que más utilizaré para moverme con mi bebé? (colectivo, subte, auto…)
  • ¿Cuánto y cómo utilizaré el cochecito? ¿Para caminar mucho o para distancias cortas?


Porque no es lo mismo un cochecito “todo terreno” para largos paseos por la ciudad que uno para sacarnos del apuro en cortas distancias.

Si el plan es moverse con el bebé caminando o en transporte público lo mejor es pensar en una opción resistente, liviana y a la vez que no sea muy grande, que pase por las puertas, que pueda maniobrarse fácilmente y sea fácil de abrir y cerrar, pensando en que tendremos una mano ocupada alzando al bebé.

Si, en cambio, la idea es utilizarlo para distancias cortas, podemos elegir una opción más básica que nos saque del apuro. O, si solemos movernos mucho en auto, elegir una opción con huevito incluido.

Lo importante es poder elegir un cochecito que se adapte a nuestro estilo de vida sin entorpecerlo, siempre teniendo en cuenta que cumpla con todas las condiciones de seguridad y que sea apto para la edad del bebé.

Importante: Si el bebé aún no pueden sostener su cabeza constantemente, debe viajar en un cochecito con un asiento que se recline en posición plana (180º) o casi plana o en una sillita para auto que se adapte al cochecito, porque al llevarlo en posición vertical, su cabeza puede caer hacia adelante y dificultar su respiración.

 

Tipos de cochecitos


Coche cuna: Destinado a los bebés recién nacidos, suele ser uno de los modelos más grandecitos y pesados, por su capacidad de convertirse en una especie de cuna al reclinarlo a 180º y la comodidad que brinda con un acolchado extra para que el bebé vaya bien cómodo.

Dependiendo el modelo,  tienen manillar rebatible, para que el bebé vaya mirando hacia delante o hacia la persona que está empujando el cochecito.

En este caso hay que considerar el uso que se le dará, porque son coches que suelen ser más bien grandes y con un peso que puede ir de 6 a 10 kilos o más, dependiendo el modelo.



Coche cunaCoche cuna. Imagen: Baby Company

 

Cochecitos ultralivianos: Las principales características de estos modelos son su bajo peso -que no suele superar los 6 kilos-, la facilidad para abrirlos y cerrarlos y un plegado compacto. Dentro de esta categoría pueden entrar los conocidos como paragüitas.

Hay modelos con varias posiciones de reclinado (aptos para recién nacidos) y bandeja o barral delantero; y otros más simples, de una posición o que no se reclinan mucho, sin barral delantero y que suelen ser para bebés de más de 6 meses, que ya pueden ir sentados.

Algunas mamás eligen los paragüitas simples, donde el bebé va sentado en posición vertical o apenas recostado, como una opción para cuando son más grandes o para los viajes, ya que al ser compactos y livianos no ocupan mucho lugar en el baúl del auto y pueden trasladarse sin mayores molestias.  

 

Cochecito ultralivianoCoche ultraliviano. Imagen: Baby Company

 

cochecito paragüita
Coche paragüita. Imagen: Baby Company



Travel system: Especial si no querés despertar o mover mucho a tu bebé al bajarlo del auto, este modelo (ya sea cuna, paragüita, jogger, etc.) incluye una butaca para auto que se adapta perfectamente al cochecito.

La butaca, que sirve para los primeros meses del bebé, se puede usar acoplada al cochecito mientras paseamos caminando o al asiento del auto, durante los viajes.

cochecito travel systemCochecito Travel System. Imagen: Baby Company


Bases con butaca para el auto: En este caso se trata de una base con ruedas a la que se le acopla la butaca para auto del bebé.  Lo práctico de este sistema es que una vez que sacás la butaca, la base es superliviana y compacta, pero no incluye una silla fija.

Algunas bases incluyen un canasto para llevar cosas.

 

Cochecito- base con butaca para auto Baby Company
Base con huevito. Imagen: Baby
Company



Cochecitos 3 en 1: Se trata de un modelo versátil que puede ser moisés -especial para el recién nacido- o cochecito tipo sillita (con distintas posiciones de reclinado, dependiendo el modelo), a lo que se agrega el huevito o butaca para el auto.

En este caso hay que tener en cuenta que tanto el moisés como la butaca para el auto solo servirán para los primeros meses.

 

Cochecito 3 en 1- Baby CompanyCochecito 3 en 1. Imagen: Baby Company



Cochecitos para correr, jogger o de 3 ruedas: Estos cochecitos son una buena opción para largas caminatas, excursiones o para salir a correr ya que poseen tres ruedas grandes (dos traseras y una delantera) que se adaptan muy bien a superficies irregulares, logrando que el bebé vaya cómodo a pesar del terreno. Además, para mayor comodidad durante la caminata, en algunos modelos los frenos pueden accionarse desde el mango.

Por el tamaño de sus ruedas, puede que no sea muy cómodo para subirlo por el ascensor, pasar por la puerta o para cargar, porque no queda muy compacto al cerrarlo y que, al tener tres ruedas, no sea muy estable al subir o bajar el cordón de la vereda o escalones.

Cochecito joggerCochecito Jogger. Imagen: Baby Company

 

Cochecitos para llevar más de un niño: Hay modelos que sirven para llevar a dos niños al mismo tiempo, como los “tándem” (donde los niños van uno detrás del otro y que se pueden usar para llevar a chicos de distintas edades) o “coches mellizos”, donde los niños van sentados uno al lado del otro.

Los  modelos tándem pueden resultar más fáciles de plegar debido a su tamaño, y más versátiles, porque se pueden adaptar a dos niños de distintas edades. Además, a diferencia de los coches mellizos, tienen un ancho normal para entrar por las puertas.

También hay opciones de cochecitos en las que los niños van enfrentados y otras para más de dos niños que pueden ser tándem o “mellizos”.

Cochecitos mellizosCochecito mellizos. Imagen: Baby Company

Cochecitos mellizos
Cochecito tándem. Imagen: Baby Company

 

Consejos extra:

  • Buscar un lugar que tenga gran variedad de modelos para poder verlos y compararlos.
  • Abrir y cerrar el cochecito con una sola mano para comprobar si es sencillo hacerlo (pensá que la mayoría de las veces estarás alzando a tu bebé con el otro brazo)
  • Recorrer con las manos el marco del cochecito buscando cualquier imperfección que pueda resultar peligrosa para el bebé, como una punta salida, etc. 
  • Ver si el cochecito cuenta con un canasto para llevar cosas y averiguar su resistencia, porque si no es muy resistente puede romperse con facilidad al cargarlo mucho con, por ejemplo, las bolsas del súper. 
  • Averiguar las medidas del carrito y pensar si entra en el ascensor, el baúl del auto, etc. 
  • Comprobar si las ruedas se mueven en todas las direcciones sin dificultades y si los frenos funcionan bloqueándolas totalmente. 
  • Probar las posiciones de reclinado, y si el cochecito tiene la opción de manillar rebatible para ver cómo funcionan.

¿Dónde comprar el cochecito?

Embarazo Bebés Crianza, familia y educación Listas útiles Mujer, pareja y familia Múltiples