Pasar al contenido principal

Características del bebé: 1 año y medio (18 meses)

Características del bebé: 1 año y medio (18 meses) ¿Cuáles son las habilidades características de esta etapa?

◄ El bebé de 17 meses El bebé de 19 meses►

¿Está listo para dejar los pañales? Alrededor de los 18 meses los niños comienzan a registrar las ganas de "hacer caca". A veces esto los asusta y tienden a retener o constiparse. Si es el caso de tu hijo, una dieta rica en verduras de hoja como acelga o espinaca y jugos naturales de fruta o compotas ayudará a prevenirlo. De todas maneras, hay que tener en cuenta que si bien registran esta sensación, aún no están preparados para controlar esfínteres o dejar los pañales. El 90 por ciento de los niños controla esfínteres entre los 2 y 3 años sin necesidad de ser entrenados, pero antes pasan por varias etapas de aprendizaje y madurez.

 En esta etapa se van afianzando sus habilidades físicas como caminar y seguro quiera experimentar con otras más complejas como treparse a los muebles. Toda esta energía lo mantendrá muy activo a lo largo del día y es posible que en algunas ocasiones, ¡te agote!

Un repaso por la casa para comprobar que los muebles están bien sujetos a la pared y que no quedó ninguna punta peligrosa, un televisor que pueda caerse, algún florero o adorno a su alcance que se rompa, etc. no está de más en esta etapa tan activa.

Como a nivel cognitivo también está avanzando a pasos agigantados, lo más seguro es que quiera hacer muchas cosas solo pero que no pueda y que esto lo frustre, lo enoje y “estalle” en una rabieta de llantos y gritos porque tampoco sabe cómo explicar su enojo con palabras. Saber manejar estas situaciones de antemano te ayudará a prever o a evitar algunos berrinches. En esta nota te damos algunas sugerencias.

Sueño: entre los 18 y 20 meses los niño ya suelen estar preparados para pasar de la cuna a su cama o dormir en su cuna pero sin los barrotes. ¿Cómo saber si tu hijo está listo para este gran cambio?  

Mirá las vacunas que le corresponden este mes por Calendario Nacional de Vacunación.

Desarrollo de habilidades del bebé hacia el final de los 18 meses de vida:


  • Hace garabatos sin ayuda 
  • Es un gran deambulador: camina, gatea y empieza a treparse  
  • Le atraen mucho los objetos que sobresalen, los huecos y las hendiduras
  • Usa la cuchara, aunque puede que aún derrame
  • Usa el vaso o taza
  • Puede ser capaz de quitarse alguna prenda de vestir solo
  • Comienza a registrar las ganas de hacer caca, aunque todavía no es capaz de controlar esfínteres
  • Puede seguir instrucciones verbales simples y de un solo paso, por ejemplo, se sienta cuando le dicen “sentate”
  • Puede decir varias palabras (aunque a esta edad hay niños más calladitos que todavía no hablan mucho pero entienden todo)
  • Dice “no” y sacude la cabeza como negación
  • Señala para demostrarle a otra persona lo que quiere
  • Reconoce partes del cuerpo y las señala


¿A qué jugamos?

Recreando: a esta edad tu hijo comienza a jugar "recreando" situaciones de la vida cotidiana. Por ejemplo, agarra una taza vacía y hace como si tomara y luego te la da para que hagas lo mismo, toma el teléfono queriendo “llamar a papá o a la abuela”, etc. Para motivarlo en esta nueva experiencia pueden jugar a cocinar con utensilios seguros, a tomar el té, a peinar y cambiar a las muñecas, entre otros.

Trasvasar: otro juego característico en esta etapa es el de trasvasar o pasar el contenido líquido de un recipiente a otro. Este tipo de juegos refuerzan la idea de continencia y lo preparan para el control de esfínteres. Podés destinar la hora del baño para que juegue a trasvasar con recipientes de distintos tamaños como vasos plásticos, ollitas, etc.

Mamá: ir al super con él a la salida del jardín maternal o llegar a casa después del trabajo acelerada, pensando en que hay que bañarlo, prepara la ropa para mañana, cocinar, comer, etc., etc.,  puede hacerte perder la noción de que tu bebé lo único que quiere y le importa al verte es estar con vos y tener toda tu atención. Por eso, tomarse aunque sea los primeros 15 minutos al llegar a casa solo para él, olvidarse de los quehaceres por un rato y jugar juntos, puede hacer la diferencia después de un largo día separados y darle la tranquilidad para que luego se quede jugando solo mientras sus papás hacen las tareas de la casa.


Esta nota es una guía que describe de manera generalizada el desarrollo del bebé en esta etapa por lo tanto no debe ser tomada como única referencia para evaluar su crecimiento. El pediatra de tu hijo es quien debe hacer este seguimiento periódicamente y cualquier duda que tengas siempre recurrí al él.

Para recibir  información detallada sobre las características de tu bebé, Registrate en forma gratuita  y recibirás un email mes a mes con todo lo que necesitás saber sobre su desarrollo.

Bebés Crianza, familia y educación