.

Cerca del 70% de los bebés menores de 2 años pueden tener bronquiolitis

 Ver más notas de este autor
 
Página 1 de 3
Fecha de última actualización:10/07/2018
Cerca del 70% de los bebés menores de 2 años pueden tener bronquiolitis
Entre los meses de abril y julio, los padres deben estar especialmente atentos a los síntomas de bronquiolitis en los bebés para tratarla a tiempo.

Entre los meses de abril y julio, los padres deben estar especialmente atentos a los síntomas de bronquiolitis en los bebés para tratarla a tiempo.

Los grupos de riesgo son los prematuros de bajo peso, con afecciones pulmonares y los niños con cardiopatías congénitas. Estos grupos tienen entre 4 y 5 veces más de probabilidades de necesitar hospitalización por esta afección respiratoria.

¿Cuándo comienza a circular el virus de la bronquiolitis?

En abril y hasta el mes de agosto se produce la temporada de mayor circulación del Virus Sincial Respiratorio, el principal causante de la bronquiolitis, una afección respiratoria que afecta las vías aéreas inferiores o ‘bronquiolos’ que aqueja especialmente a los más pequeños. De fácil contagio y trasmisión de persona a persona por el contacto directo con secreciones nasales, la bronquiolitis representa un riesgo para la salud pública por el gran número de hospitalizaciones en los bebés de alto riesgo. 

¿Cuál es el principal grupo de riesgo?

Se considera grupo de riesgo a los bebés nacidos prematuramente de bajo peso, o con ciertas afecciones pulmonares producto de haber recibido ventilación mecánica por largo tiempo. También forman parte del grupo considerado más vulnerable los niños con cardiopatías congénitas. Esta población tiene un riesgo entre 4 y 5 veces mayor de hospitalización por infección por VSR respecto de los niños sanos, como también, más riesgo de evolución grave y complicaciones.

¿Cómo puede prevenirse?

Como no existe una vacuna que evite el contagio, y para prevenir cuanto sea posible la transmisión del virus, los especialistas recomiendan llevar adelante una serie de hábitos que permitirán cuidar al bebé. Entre los mismos se destacan:

Cumplir el calendario nacional de vacunación y con las vacunas que determine el pediatra, tanto para el bebé como para quienes conviven con él.

Concurrir a los controles rutinarios con el médico.

Evitar la contaminación ambiental con humo (ya sea humo de cigarrillo u otros) y evitar el hacinamiento.

Impulsar y mantener la lactancia materna.


Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Desarrollo integral del sitio: TAP
Marketing digital by
VSN