.

Comunicación con el bebé en gestación: en línea directa con el bebé

 Ver más notas de este autor | Ver datos
 
El hijo por llegar convierte a la mamá en un cuerpo-casa, y nada de lo que sucede allí le es ajeno. Por eso, la mujer debe prepararse para un profundo encuentro con la nueva vida.

El hijo por llegar convierte a la mamá en un cuerpo-casa, y nada de lo que sucede allí le es ajeno. Por eso, la mujer debe prepararse para un profundo encuentro con la nueva vida. El desarrollo intrauterino de un bebé no es más que una inmersión en climas que van desde lo energético a lo emocional: el pequeño corazón se desarrolla al ritmo de los latidos de ese cuerpo-casa.

Al explorar en los últimos años los canales de comunicación con la vida intrauterina, una de las cuestiones que me asombró fue la distancia que a veces se instala entre la madre y el hijo que está gestando. Entonces, es necesario explicarle a la mujer que el hijo está dentro del cuerpo y, en algunos casos, parece que debiera verificarlo con la imagen ecográfica.

En esta distancia interviene el clima emocional que rodea al embarazo como también la historia de cada una en tanto "habitante de su cuerpo". La libertad para atender sensaciones y emociones permite tomar conciencia de los cambios que produce la gestación. También interviene la barrera que dibuja el temor dentro del cuerpo, inmovilizando y tensionando áreas musculares y regiones enteras que de este modo nos apartan de los cambios internos.

La observación y reflexión acerca de estos temas me llevó a imaginar el desarrollo intrauterino de un bebé como una instalación e inmersión en climas energético-emocionales que contienen las transformaciones biológicas y la puesta en marcha de los sistemas fisiológicos en la medida en que se desarrollan.

Las primeras estructuras embrionarias conforman una material vibrátil que, a corto plazo, se organiza mediante el ritmo del pequeño corazón, que con sus latidos comanda la estructura de vida del habitante del útero y lo coordina con los ritmos internos del cuerpo materno. Este acompasamiento imprime en nuestra protohistoria, seguramente, el sentido arcaico de los ritmos que permite sincronismos con el cuerpo que nos recibe y, desde allí, con las circunstancias de la vida en la Tierra.

Cuando un bebé habita el cuerpo-casa, se despliega un plan asombroso de organización embrionaria en simbiosis con el cuerpo femenino. El embrión se instala en la continuidad del "tam-tam" del corazón materno. A partir del primer mes de gestación, el corazón embrionario en formación incorpora sus "tam-tam-tam" en los ritmos del cuerpo-casa, y el sentido del ritmo se afianza como cauce de la memoria de nuestra especie.

Al acompañar a una mujer durante su gestación, mi propósito es que lo más temprano posible -luego de las primeras etapas de elaboración de la realidad del comienzo del embarazo- se disponga a un encuentro íntimo desde lo más profundo de su ser con la nueva vida que alberga en su cuerpo. Simultáneamente, si el hombre está, propongo que esta tarea sea compartida a través del acercamiento a estas percepciones que la mujer puede transmitirle verbalmente en un primer momento, y luego mediante el contacto desde los sentidos, la voz y la música en ejercicios que combinan ternura, paciencia, contención, y generan confianza para recibir la nueva vida.

Todavía hay muchas mujeres -y más hombres- que preguntan si las emociones de la madre afectan de algún modo al bebé. Suelo responder que el bebé es un habitante que se instala en el cuerpo de la mamá y lo convierte en un cuerpo-casa, y nada de lo que suceda en la casa le es ajeno. El bebé evoluciona inmerso en los climas energético-emocionales y esto forma parte de su historia inicial antes del nacimiento. Movimientos, luces y sombras, sonidos, voces, estados internos, y contactos a través de las fronteras de la piel, producen miles de constantes intercambios que involucran al bebé, activan reacciones de desplazamiento, despertares de ensueños intrauterinos y graban caracteres durante la gestación que luego se desplazarán atravesando ciclos vitales.

 

Por Laura Lerner Emmer
Psicóloga
 

¿Cuánto tiempo se debe esperar entre cada embarazo?

Hay 14 comentarios sobre esta Nota.
sandra arias dice:
Valoración:
0
La comunicación con el niño intrauterino es sumamente beneficiosa y diría más que necesaria para su vida futura y su posterior desempeño en la construcción de una sociedad constructiva y saludable para todos.Los futuros padres tienen el poder para brindar a su futuro hijo las herramientas desde el mismo momento de la gestación. Por ello la ciencia de la Haptofonoembriología hace su aparición para brindar a esos padres buscadores del bienestar completo de su futuro hijo el modo de hacerlo.Saber Las experiencias de la vida del niño intrauterino y de cómo influyen las condiciones en la cual se desarrolla. La Haptofonoembriología es una exploración sin paralelo de manifestaciones para iluminar las muchas dimensiones de la vida. Es una evocación artística y científica. Se enfoca en el cuerpo como vehículo de trascendencia y comunicación a través de movimientos narrativos para incentivar vibraciones más altas, canales de catarsis, orientación y claridad a través del vínculo intrauterino. Considerando la importancia de la percepción de la música que lleva a tocar los detalles más íntimos de la vida mientras orienta la conexión con el niño intrauterino y de éste con el mundo exterior. La utilización de la Música Haptofonómica (a la cual le dedicaremos un capítulo aparte) constituidas por melodías de la tierra (étnicas), cantos gregorianos, pulsos cósmicos música de mente abierta, que inducen a la manifestación de la alegría y comunidad. La HAPTOFONOEMBRIOLOGÍA es la ciencia de la percepción y comunicación sensorial sonoro-psicotáctil pre y perinatal a través de la visualización del vínculo intrauterino, la música haptofonómica (formada por el mosaico genético de cada N.I.), el contacto psicotáctil, la relajación y el movimiento. Así la madre, el padre y el niño por nacer, reciben los beneficios tanto a nivel físico, mental, espiritual y emocional. La haptofonoembriología, deriva del griego hapto que significa: unir, establecer contacto o comunicación a través del sentido del tacto, de la percepción, conectarse con uno mismo y con el otro, establecer una conexión, una relación, un trato. Fono, en griego, sonido, voz. Embriología, en, dentro; brio, germina y logos: estudio. Estudio de lo que germina en el interior. La haptofonoembriología se lleva a cabo a través de los sentidos despertando las células emocionales de la madre; permitiendo así, optimizar el pleno desarrollo del bebé, creando una red psiconeuroinmunoendócrino, como base para su aprendizaje y desarrollo de destrezas cognitivas, intelectuales y emocionales focalizando la importancia de la Ecología Pre y Perinatal, un nuevo campo de investigación que estudia la realidad humana centrada en sus relaciones con el bebé antes y después de nacer. El vientre materno representa el primer mundo del niño. El primer Universo. El modo en que cada ser experimenta su vida intrauterina crea predisposiciones de la personalidad y el carácter. En sentido real, el útero establece las expectativas del niño por nacer. Si ha sido un entorno cálido y afectivo, probablemente el niño esperará que el mundo exterior se le parezca. Esto provoca una predisposición hacia la confianza, la franqueza, la extroversión y la seguridad en sí mismo, el mundo será su envoltura tal como lo ha sido el útero. Decimos entonces, que en el vientre materno se crean los cimientos del Ser Humano: las relaciones interpersonales, las bases de la inteligencia y la salud.
Responder Reportar contenido como inapropiado
eugeniasvalenzuela dice:
Valoración:
5
Hace tres años buscamos nuestro bebé que al fin llegó, estoy de 8 semanas y me siento rarisima pero super feliz con mi marido estamos con un monton de dudas y una ansiedad grandisima!!! la página esta muy buena
Responder Reportar contenido como inapropiado
Emilia Ramos de Borgh dice:
Valoración:
0
Tengo seis meses de embarazo y desde es primer dia que lo supe me ha hecho muy feliz..tuve momentos dificiles pero controlables..hoy por hoy ya puedo sentor los movimientos fuertes de mi bebe..eso es hermoso saber que es esta dentro de mi y tengo que cuidarlo como si ya lo tuviera en brazos...
Responder
Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Foros

Dengue, zika, chikungunya y embarazo

Compartí tus dudas, temores y preguntas sobre estos virus.

Encuesta

 
¿Cuánto alcohol tomaste durante el embarazo?

Desarrollo integral del sitio: TAP
Marketing digital by