Pasar al contenido principal

¿Cuándo deben comenzar a afeitarse los varones?

¿Hay una edad específica en la que los chicos deben comenzar a afeitarse? ¿Cómo enseñarles a afeitarse?

Con la llegada de la pubertad, entre los 9 y los 14 años, sobrevienen muchos cambios a nivel físico y la salida del vello en distintas partes del cuerpo y rostro es uno de ellos. De una pelusita casi imperceptible, el niño pasa a tener un vello más oscuro en la zona del bozo al que más adelante se suman las patillas y la barba.

Cuando esto sucede, los padres comienzan a preguntarse si ya debe afeitarse y si hay una edad para que empiece a hacerlo. Como quitarse el vello tiene que ver con una costumbre cultural, la respuesta es que no hay una edad específica para comenzar a afeitarse y que el momento depende más que nada de cómo se siente el chico con este cambio y de si hay una presión por parte de sus compañeros o amigos al respecto.

El padre, un hermano mayor o un primo más grande puede encargarse de guiarlo y enseñarle cómo afeitarse, teniendo en cuenta algunos consejos:

Usar una buena afeitadora: a esta edad la piel puede estar más sensible producto del acné, por eso es fundamental elegir una buena afeitadora, descartable o eléctrica, para evitar irritación o cortes.

En el caso de optar por una afeitadora eléctrica, hay que tener en cuenta que muchos modelos no afeitan tan al ras como las desechables. 

Con respecto a las descartables, cuantas más hojas tengan, más corto quedará el vello y más suave la piel. 

Tanto en el caso de las eléctricas como de las descartables, que tengan un cabezal flexible ayuda a evitar cortes porque se adaptan mejor a los contornos de la cara.   

Prevenir cortes e irritación: incluso los más experimentados se cortan alguna vez afeitándose, sin embargo, es posible minimizar los riesgos siguiendo estos pasos:

  • Utilizar una afeitadora con filo, desechando las desafiladas o que ya hayan sido utilizadas un par de veces anteriormente.
  • Afeitarse luego de un baño caliente o de lavarse la cara durante unos minutos con agua caliente, para que la piel esté más hidratada y el vello más suave y fácil de cortar.
  • Al utilizar una afeitadora descartable, colocar previamente una espuma o gel para afeitar (sin alcohol) en la zona. 
  • No afeitarse a contrapelo porque puede provocar erupciones o granitos. 
  • Pasar suavemente la afeitadora por el rostro, sin presionar. Es mejor pasar dos veces por la zona que una vez con fuerza y cortarse. 
  • En la zona de la mandíbula y barbilla, ir despacio tratando de seguir el contorno de la cara y el sentido del vello.


Cuidar la piel: para cuidar la piel evitando el resecamiento, al terminar la afeitada lavarse la cara con agua y jabón y finalmente colocarse una loción para después de afeitarse, que ayudará a rehidratar la piel.

Utilizar protección solar en caso de salir al aire libre luego de afeitarse.


Asesoró: Dr. Guillermo Goldfarb, pediatra.

Adolescentes Desarrollo y crecimiento