Pasar al contenido principal

Embarazo: Semana 41 de embarazo

Desarrollo fetal del bebé en la semana 41. ¿Qué sucede en este momento del embarazo, tan cercano al parto?

◄ Ver semana 40 de embarazo


Bebé
:
Ya está totalmente desarrollado. Seguramente tu médico te explicó que cuando el trabajo de parto no se desencadena naturalmente, o ante situaciones específicas en las que el bebé o la mamá pudieran correr algún peligro, es necesario inducir el parto en lugar de esperar a que ocurra de manera espontánea.

Si bien el bebé está cada vez más comprimido dentro del útero, y esto no le permite moverse con facilidad, debes seguir sintiendo sus movimientos a diario. Es necesario asegurarse de que esto suceda, de lo contrario, es necesario llamar a tu obstetra lo antes posible.

Mamá: Seguramente estás ansiosa, y es casi imposible de evitar ya que la familia y los amigos te preguntan todo el tiempo sobre el nacimiento de tu bebé. Es normal tener insomnio, sumado a la dificultad para encontrar una posición cómoda para dormir. Suelen sentirse dolores de espalda, cintura y pelvis, pero la buena noticia es que ya falta muy poco y estás muy cerca de conocer a tu bebé.

Es preciso tener paciencia y tratar de mantenerse ocupada para evitar la ansiedad que suele generar la espera de este gran día. Descansá todo lo que puedas.

Sugerencias: Si te sentís con energía y de ánimo para el amor, un encuentro sexual puede a veces ablandar el cuello y provocar así las contracciones que inicien el trabajo de parto. Aunque la espera parezca eterna, ya no falta nada!

Papá: Podés ayudar a tu pareja calmando la ansiedad típica a esta altura de los familiares, atendiendo los llamados para evitar que ella también se ponga ansiosa (o más ansiosa aún). Podés explicarles que ni bien nazca se comunicarán con ellos, pero que por ahora no hay novedades y lo mejor es estar tranquilos.


Compartí esta semana de embarazo en Facebook con tu pareja, familiares o amigos!

Embarazo Desarrollo fetal