Pasar al contenido principal

Hermanitos, celos y lactancia

Cuando llega un hermanito es muy común que el hermano mayor esté celoso y posiblemente cuestione el hecho o el momento de la lactancia del bebé. Se le debe tratar de explicar que él también tomó teta cuando era un bebé y que eran momentos hermosos.

Cuando llega un hermanito es muy común que el hermano mayor esté celoso y posiblemente cuestione el hecho o el momento de la lactancia del bebé. Tratar de explicarle que él también tomó teta cuando era un bebé, que eran momentos hermosos y que por esa experiencia ahora la mamá también amamanta a su hermanito es una buena opción.

También, planificar situaciones especiales, como por ejemplo:

  • Colocar en una bolsa o mochila que debe estar siempre en el mismo lugar, una sorpresa o regalito por día para aquellos momentos especiales en los que la impaciencia o los celos hacen crisis y la mamá no tiene disponibilidad. Podrían ser juegos para armar, bloques, lápices y cuadernos o libritos para pintar. O bien puede ser una bebida con pajita para que él pueda tomar sentado cerca de su mamá, mientras el bebé toma la teta.
  • Elegir un álbum de fotos de sus primeros meses para mirar juntos en ese momento tan especial.

Si la hora de dar el pecho se pone especialmente difícil, y el niño es pequeño para comprender explicaciones, convendrá armar planes para que esté ocupado en las horas clave: ofrecer un paseo con la abuela, que el padre, la abuela o una tía le den un baño con todos sus juguetes, salir de compras con alguien o ver un video elegido especialmente para él.

El bebé pequeño merece mamar tranquilo y con su madre dedicada a él.

Una o más veces por día la mamá puede tratar de hacer alguna actividad solo con el hermanito mayor, como una siesta compartida, llevarlo al jardín o darle un rol importante en las compras del supermercado o en la cocina, compartiendo ese momento juntos (con todos los cuidados necesarios).

También el papá puede convertirse en el aliado por excelencia del hijo mayor, y viceversa. Armar un plan de actividades compartidas, manifestándole al niño lo bueno que es tenerlo de socio o ayudante y lo bien que hace las tareas asignadas, puede ser el comienzo de una relación muy especial.

Tener un hermano es una crisis vital importante, pero enriquecedora.

Parto y Lactancia Bebés Crianza, familia y educación ¿Cómo amamantar?