Pasar al contenido principal

Infertilidad: Factor uterino y tuboperitoneal

NULL

Defectos en el útero pueden interferir con la implantación del embrión y provocar abortos, situación que ocurre en un 5% de las parejas.

La unión del óvulo y el espermatozoide ocurren en las Trompas de Fallopio, por lo que para conseguir el embarazo en forma espontánea se necesitan trompas sanas y permeables.

El factor peritoneal se refiere a aquellas condiciones o anormalidades en la superficie de los órganos pelvianos tales como adherencias o endometriosis.

Para evaluar defectos en la cavidad uterina y las trompas se utiliza un procedimiento de rayos X que se denomina histerosalpingografia (HSG). Este estudio se realiza cuando finaliza la menstruación y antes de la ovulación. Se inyecta un líquido (sustancia de contraste) a través del cuello uterino, el cual rellena la cavidad del útero y la trompas.

De esta forma se pueden observar pólipos, miomas u otras anormalidades en la cavidad uterina.

La histeroscopía es otro procedimiento que permite evaluar con mayor exactitud el interior del útero, en aquellas pacientes en las cuales se detectan alteraciones en la HSG.

La laparoscopía es un procedimiento quirúrgico para examinar los órganos genitales internos y la pelvis, y así revelar alteraciones en las trompas, adherencias y endometrosis. Se coloca un delgado tubo a través de una pequeña incisión a nivel del cuello uterino, para determinar si el pasaje a las trompas está libre.

Pueden efectuarse incisiones adicionales y pequeñas a nivel de la pelvis para un mejor examen y para corregir la patología encontrada.

Si bien la laparoscopía es un procedimiento importante en el estudio de la infertilidad, en pacientes jóvenes puede postponerse si la HSG muestra trompas sanas, pero si al término de un año de tratamiento no se logra el embarazo debe ser reevaluada su ejecución.

La cirugía puede corregir las alteraciones estructurales del útero o de las trompas, sin embargo aquellas pacientes con severo daño tubario y/o que presenten mal pronóstico pueden acceder a un método de
reproducción asistida como Fertilización in Vitro (FIV).

Infertilidad