Pasar al contenido principal

La depilación en la adolescencia: ¿qué métodos puede usar mi hija?

Te contamos cuáles son los pro y contra de cada método y si la depilación definitiva es una opción a esta edad.

En la pubertad uno de los cambios más notorios es la aparición del vello en el cuerpo. Hay zonas en las que aumenta su cantidad y otras en las que aparece por primera vez. Ante este cambio, la depilación es una de las primeras opciones en la que piensan las adolescentes.

La decoloración puede ser un paso previo a la depilación, cuando todavía el vello no es muy notorio. En este caso hay que seguir bien las instrucciones del producto decolorante para que el resultado sea el buscado.

Si la idea es comenzar a depilarse, lo principal es cuidar bien la piel antes y después de la depilación. Una buena hidratación diaria y una exfoliación periódica días antes de la depilación ayuda a mantenerla, evita vellos encarnados y también garantiza mejores resultados al depilarse.

No está de más una consulta previa al dermatólogo que puede indicar los productos ideales según el tipo de piel de la adolescente.

 

¿Cuál es el mejor método para depilarse en esta etapa?

 

Aquí, los pro y contra de cada método:

Afeitadora descartable: Es uno de los métodos más simples y rápidos, aunque es a corto plazo, ya que el vello vuelve a crecer en un par de días y la piel deja de sentirse suave.

Lo ideal en este caso es elegir una buena afeitadora para evitar irritación o cortes, y renovarla lo más seguido posible por la misma razón. Por otro lado, cuantas más cuchillas tenga la afeitadora (pueden tener una, dos o tres hojas), más al ras cortará el vello.

Utilizar espumas específicas es preferible antes que usar jabón, porque se obtiene un mejor resultado ya que la cuchilla se desliza mejor.

Crema: Al igual que las afeitadoras, las cremas depilatorias también cortan el vello, pero a través de un proceso químico que lo debilita. Afortunadamente, ya no tienen el olor que tenían hace años e incluso algunas poseen componentes que hidratan y protegen la piel.

Antes de utilizar una crema depilatoria conviene probarla en una zona pequeña para descartar reacciones alérgicas.

En este caso, el vello también vuelve a crecer días después.

Cera: Puede ser caliente, tibia o fría, y en este caso conviene ir a una profesional para lograr mejores resultados así como también evitar quemaduras y minimizar el dolor, ya que este método arranca el vello de raíz a contrapelo.

Luego de depilarse con cera, se recomienda una buena hidratación en las zonas tratadas, y el uso de  protección solar FPS 50+ en áreas expuestas al sol sometidas a la depilación.

Lo positivo es que, al arrancar el vello de raíz, tarda en volver a crecer entre 2 y 8 semanas (dependiendo de la cantidad que se tenga).

Pinza: Es una buena alternativa para áreas más pequeñas de la piel, porque se trata de arrancar el vello uno por uno. Es algo doloroso, pero muy accesible y eficaz, ya que también saca el vello de raíz.

En el caso de depilarse las cejas con pincita para darles forma, conviene asesorarse primero con un profesional porque a cada rostro le favorece un estilo en particular.

Depiladora eléctrica: Depila arrancando el vello de raíz y puede resultar bastante doloroso para algunas mujeres, pero lo bueno es que se puede usar en casa y el vello tarda en crecer como en el caso de la cera.

Si bien la maquinita eléctrica es bastante costosa en comparación con los otros métodos, puede significar una inversión ya que tiene una vida útil larga.

Depilación definitiva: La ventaja principal de este método es la duración indefinida (no por eso definitiva), y que ayuda a resolver el problema de los vellos encarnados.

Sin embargo, para optar por este método que elimina el folículo piloso (donde nace el vello) con láser, luz pulsada o sonda electromagnética, hay especialistas que recomiendan esperar al fin de la pubertad, algo que suele suceder alrededor de los 18 años, cuando el cuerpo termina de desarrollarse. Esta indicación tiene que ver con que en pleno desarrollo el pelo puede volver a salir en el corto plazo. Además, la técnica láser produce emisión de radiaciones, contraindicada en la niñez y adolescencia.

Este método es bastante costoso, pero en manos profesionales y a una edad más adulta suele durar mucho tiempo.


Asesoró: María Florencia Fernández, dermatóloga infantil, MN 117504

Adolescentes Desarrollo y crecimiento