Skip to main content

Ley de Fertilización Asistida: un sí esperado

Te contamos, desde la mirada de la Asociación Civil Sumate a dar Vida, cómo fue el proceso hasta que salió la Ley de Fertilización Asistida, por la que militaron durante cinco años.

Aunque el objetivo parecía lejano cuando desde la Asociación Civil Sumate a dar Vida comenzaron a juntar firmas, hoy, tanto los integrantes de la asociación como otras personas con dificultades para concebir, pueden decir que lo lograron: después de un NO que cambió sus vidas para siempre, llegó el SI que habían buscado por tanto tiempo, mientras militaban por una ley que los ayudara a convertirse en padres, el sí a la Ley de Fertilización Asistida.

Todo comenzó en 2007, cuando nació Sumate a dar Vida. La idea de fundar la Asociación surgió de un grupo de personas con problemas para concebir que transformaron esa necesidad de contención ante un diagnóstico tan impactante, en un grupo de apoyo e información abierto a todas las personas que están pasando por lo mismo.

Crear un espacio donde comentar sus experiencias a lo largo de la búsqueda de algo tan deseado como un hijo, acompañarse, escucharse, desahogarse, fue lo que los motivó en un comienzo. Sin embargo, encontraron algo más: la necesidad de generar concientización, de dar a conocer su problema, de romper el silencio sobre un tema que aún hoy sigue siendo tabú en muchas parejas.

Con este objetivo comenzaron a proyectar lo que terminó siendo una campaña, una iniciativa popular que representaba un pedido formal de ciudadanos a los legisladores y autoridades del país para que se incluyeran las técnicas de reproducción asistida en el Programa Médico Obligatorio (PMO), de manera que las obras sociales, empresas de medicina prepaga y hospitales, cubrieran estos tratamientos por ley.

Una de las trabas con las que se encontraron desde la asociación fue la dificultad de hablar sobre la infertilidad con la gente que se iban cruzando mientras pedían firmas. Porque, aunque está cada vez más aceptado y difundido, se trata de un problema que para muchas personas sigue siendo muy íntimo.

Pero siguieron adelante, acompañados por otras asociaciones y profesionales de la salud con un mismo objetivo. Así, desde 2008, se congregaron en distintas provincias donde organizaron jornadas con médicos especialistas en fertilidad y abogados, charlas con la participación de legisladores nacionales y provinciales, eventos para reunir firmas en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires y de otras ciudades, apariciones en los medios, etc.. Todas acciones que los fortalecieron y ayudaron a introducir y reactivar un mensaje que hacía tiempo no se escuchaba ni en los medios, ni en la sociedad en general: "La infertilidad existe, es una enfermedad y no discrimina".   

 

Hoy, después de la ley


La Ley de Fertilización Asistida, que tanto buscaron, fue un antes y un después para la Asociación. “Para nosotros va a ser una ley pionera en toda Latinoamérica, porque es la primera que reconoce el derecho reproductivo y no la patología”, remarca Mariana Contreras, presidenta de Sumate a dar Vida, haciendo hincapié en que como la ley está planteada desde el derecho reproductivo y no desde la infertilidad como enfermedad, es más igualitaria, porque mujeres solas o parejas homosexuales van a poder acceder a tratamientos de fertilidad.

“En otras provincias hay mujeres que no pueden acceder ni siquiera a un diagnóstico, porque no pueden pagarse un traslado hasta una ciudad que cuente con un centro de atención, ni la consulta, y menos aún, pagar un tratamiento para poder tener un hijo”, en eso también radica, según la presidenta de la Asociación, la importancia y urgencia de esta ley, sobre todo porque el tiempo es uno de los más grandes enemigos de la fertilidad.

Ahora, a partir de la reglamentación de la ley, el aspecto económico quedaría cubierto. De todas maneras, es largo el camino para llegar al tan esperado “positivo”, por eso, desde la asociación consideran tan importante formar grupos para acompañar y contener a personas que como ellos están pasando o pasaron por una situación así y para que puedan vivir el día a día con la infertilidad de la mejor manera posible. 

Quedar embarazada Técnicas de reproducción asistida