Pasar al contenido principal

Menú tipo para el embarazo

El plan de alimentación durante el embarazo, debe incluir los mismo hidadratos, proteínas y grasas que el de una persona no embarazada. Sin embargo, existe un requerimiento aumentado de energía, y esta energía se traduce en calorías.

Un plan de alimentación tiene un promedio -dependiendo de la persona- de 50% de hidratos, 20% de proteínas y 30% de grasas. Cada alimento promedio (leche, queso, huevos, vegetales a, b, c, frutas, etc.) tiene un número de hidratos, proteínas y grasas que proveen a la dieta. De esta forma, se logra el Valor Calórico Total (VTC) que debe tener una dieta. Por esto es tan importante seguir un plan elaborado y personalizado según cada caso.

Los grupos de alimentos más importantes para una embarazada son: leche, queso, yogurt y postres -porque aportan calcio-; frutas y verduras -porque suministran fibra-, y carnes y huevo –porque brindan hierro y proteínas-.

Ejemplo de plan de comidas


Desayuno:

Infusión (mate cebado, mate cocido, té) con ó sin leche descremada. + 2 rebanadas de pan lactal blanco ó negro ó 6 galletitas de agua ó de salvado ó 3 galletitas dulces simples, no rellenas.
Se puede incorporar para untar, queso blanco entero y mermelada.

Colación:
Una fruta, una ensalada de frutas, un yogur ó un postrecito de leche.

Almuerzo:
Carne vacuna, pollo ó pescado con ensalada ó verduras al vapor.
Postre: Fruta ó flancito de caja diet.

Colación:
Una fruta, una ensalada de frutas, un yogur ó un postre de leche.

Merienda:
Infusión (mate cebado, mate cocido, té) con ó sin leche descremada ó un jugo de naranja exprimido + un tostado de queso de máquina.


Cena:
Pastas rellenas con salsa rosa (salsa blanca ó bechamel más salsa de tomate) y queso rallado.
Postre: Gelatina.

Aclaración: Este es un menú ejemplo para población sana, en caso de padecer alguna enfermedad ó si no estás segura, siempre consulta con tu médico ó nutricionista.

También es muy importante que tengas en cuenta que la confección del plan de alimentación, dependerá de tus gustos y hábitos, y las cantidades de cada alimento dependerán de tus necesidades, en referencia a tu peso e historia clínica.

La alimentación durante el embarazo es sumamente importante y hay que saber equilibrarla brindándole al organismo una nutrición completa. Pero atención: es imprescindible cuidarse de no aumentar más peso del necesario, ya que – en esta condición - existe un mayor riesgo de padecer diabetes gestacional, hipertensión arterial y necesidad de recurrir a cesárea por exceso de peso del bebé como consecuencia de tu aumento.  

Asesoró María Laura García, Licenciada en Nutrición

Embarazo Nutrición en el Embarazo