Pasar al contenido principal

Primer grado, la puerta de entrada a la primaria

Empezar primer grado es un cambio muy importante tanto para los chicos como para los padres. Aparecen objetos nuevos que simbolizan una etapa nueva: el cuaderno, cartuchera y el guardapolvo o el uniforme son diferentes a los que usaban en el Jardín

Empezar primer grado es un cambio muy importante tanto para los chicos como para los padres. Aparecen objetos nuevos que simbolizan una etapa nueva: el cuaderno, la cartuchera y el guardapolvo o el uniforme son diferentes a los que usaban cuando estaban en el Jardín.

Y lo que también aparece como novedad es, en la mayoría de los casos, una carga de ansiedad que va en aumento a medida que se acerca el primer día de clases: es muy común que los chicos lo expresen directamente, que estén muy excitados, que les cueste conciliar el sueño o que estén irritables. Ante estas situaciones -y aunque no haya ninguna manifestación, que también es una señal de preocupación por el tema- es fundamental que los padres abran la puerta al diálogo, que junto con los abuelos se recuerden anécdotas y se miren fotos de cuando los papás empezaron la escuela y que se converse sobre todos los miedos que les puedan surgir a los chicos.


Además de los aspectos psicológicos de esta etapa, vale recordar que el comienzo del colegio suele coincidir con la edad indicada para aplicar vacunas que ayudan a evitar enfermedades contagiosas comunes en los niños de esta edad. Las obligatorias incorporadas al Calendario Nacional de Vacunación son: la
Antipoliomielítica (puede utilizarse Sabin oral o antipolio inyectable), la Triple Bacteriana (difteria, tétanos y tos convulsa) y la Triple Viral (sarampión, rubéola, paperas). También hay otras vacunas "opcionales" que conviene consultar con el pediatra: la vacuna de la Hepatitis A,  la de la Hepatitis B (esta vacuna está incorporada al Calendario desde hace ya un tiempo, pero si el niño por alguna razón no la tuviera dada, o la tuviera incompleta, vale tenerla en cuenta) y la vacuna de la Varicela (si el niño no la recibió o no tuvo con anterioridad varicela, está todavía a tiempo para recibirla) 

Y a esto se suman los controles que suele pedir el colegio: auditivos, oftalmológicos y bucales.

 

Los contenidos escolares


Una vez iniciado el ciclo escolar es conveniente aprovechar las reuniones de padres y el cuaderno de comunicaciones, así como pedir una entrevista con la maestra para poder ir siguiendo de cerca al pequeño.

Durante primer grado los chicos participan de situaciones en las que se busca que exploren y puedan utilizar conocimientos de cuatro áreas básicas:


Matemática


  • Cómo se nombran y cómo se escriben los números de una, dos y más cifras.
  • Procedimientos para resolver problemas.
  • Cálculos exactos y aproximados mentalmente y por escrito.
  • Semejanzas y diferencias de las figuras y los cuerpos geométricos
  • El calendario
  • Distintas unidades de medida


Lengua

     
  • Participan en conversaciones
  • Escuchan y comprenden distintos tipos de textos
  • Escuchan y cuentan anécdotas personales
  • Conozcan las diferencias entre los distintos tipos de textos (cuentos, diccionarios, revistas, etc.).
  • Lean y escriban palabras y oraciones sencillas y que puedan ser comprendidas por otros.

 

Ciencias Sociales


  • Elementos naturales y elementos construidos por el hombre.
  • Características de las zonas rurales y urbanas.
  • La vida cotidiana en otras épocas.
  • Las instituciones y organizaciones que son necesarias para la vida en común (escuelas, hospitales, etc.).

Ciencias Naturales


  • Cómo se agrupan los seres vivos según sus diferentes características
  • Las acciones que fomentan la vida sana.
  • Los elementos del ambiente que se pueden observar y se llaman "paisaje".
  • Las acciones mecánicas que pueden modificar la forma de los objetos.
  • La variedad de materiales que existen y sus diferentes propiedades.


Acompañar a los hijos en su aprendizaje, interesarnos por la escuela, preguntarles si tienen tarea, llevarlos a horario, alentarlos en sus avances, invitarlos a mejorar y a esforzarse, ayudarlos a resolver las dificultades que se les puedan presentar, entusiasmarlos por la lectura, la escritura, el cálculo y el conocimiento del mundo fomentando su curiosidad natural y estando atentos a sus intereses, son algunas de las actitudes fundamentales que los padres deberíamos tener en cuenta. Y cuidar sus espacios de descanso y juego debe ser otra prioridad para que la experiencia del primer grado sea positiva y siente las bases de una buena relación entre el niño y la escuela.

Los contenidos previstos para el grado fueron extraídos de la colección Familias con la Escuela, Juntos para mejorar la Educación, un material del Consejo Federal de Cultura y Educación y del Ministerio de Educación de la Nación

Niños Educación y estimulación