Pasar al contenido principal

Qué ropa comprar para el bebé hasta los 3 meses

Te contamos cuáles son las prendas básicas que tu bebé necesitará en sus primeros 3 meses de vida para que no te quede una cajonera repleta de ropita sin usar.

Los bebés crecen muy rápido, para tener una idea, como regla general duplican su peso a los cinco meses y lo triplican al año, es decir que toda esa ropita diminuta en talle 0 para recién nacidos les quedará chica en poco tiempo y si es mucha, habrá prendas que no alcanzarán a usar ni una vez.

Para que esto no pase, antes de salir de compras hay que considerar las medidas y el peso aproximado con el que nacerá el bebé como para tener una idea de cuán grande será y en base a esto comprar la ropita de un tamaño aproximado. Los talles para recién nacidos se basan en tamaños estándar, que en peso se traducen en bebés de 3 kilos o 3 kilos y medio, es decir que un bebé más grandecito va a necesitar otro talle para sus primeros días.

Como crecen tan rápido, lo mejor es armarse con algunos conjuntos pequeños para cuando recién nacen, y comprar otras prendas en talles más grandes (para bebés de 3 meses) así las pueden usar más tiempo. Y en el caso de recibir muchos regalos de ropa para recién nacidos, tratar de seleccionar algunos para cambiar por talles más grandes y quedarse solo con lo indispensable.


¿Cómo debe ser la ropita del recién nacido?


Un dato importante sobre la ropita que usará el bebé recién nacido es el tipo de tela: aquellas prendas que estén en contacto directo con la piel del recién nacido como batitas, pantaloncitos, gorritos, etc. deben ser de algodón al 100 por ciento, es decir que no deben tener nada de fibras sintéticas. Otra manera de evitar alergias es lavar esta ropita a mano con jabón neutro o blanco (sin ningún tipo de agregados ni perfumes).

Si el bebé nace en invierno y necesita abrigo, lo mejor es evitar la lana y optar por saquitos hechos con dralon o mini polar, que son fibras muy nobles, abrigadas y suaves, especiales para los recién nacidos.  

En cuanto a la ropita en general, esta debe ser fácil de poner y sacar. Para mayor comodidad lo más indicado son las prendas con botones, o, lo que es mejor aún, con broches de arriba hacia abajo –pueden estar atrás o delante de la prenda-, de esta manera no será necesario ponerle o sacarle la ropita por la cabeza al bebé, algo que suele resultarles muy molesto. Los enteritos, por ejemplo, suelen tener broches en la entrepierna que permiten cambiarle el pañal sin necesidad de desvestirlos.

Todo lo que tenga cierres, apliques grandes, elásticos muy finitos, tiras o cordones conviene evitarlo, porque pueden incomodar o raspar al bebé, a menos que no estén cerca de su piel, como en el caso de las camperas o zapatitos.


¿Cuánta ropita debo comprar?


Esta lista puede servir como guía para tener una idea de la ropita que necesitará el bebé:

Para los primeros días, en talles pequeños:

  • 2 gorritos (muy importantes para mantener una buena temperatura corporal en el bebé)
  • 2 ositos con pie y 3 medio ositos sin pie (para combinar con partes de arriba como alguna batita o bodie)
  • 4 bodies o ranitas (remeritas que se prenden en la entrepierna)
  • 4 batitas
  • 2 saquitos o camperitas
  • 4 pares de medias
  • 2 pares de escarpines o booties (mini zapatitos muy flexibles y originales)


Armar además un lindo conjuntito con esas prendas “especiales” para cuando salga del sanatorio.

Hasta los 3 meses, en talles más grandes:

  • 4 camisetitas o ranitas: son esas prendas tipo remeritas con mangas largas o cortas que se prenden debajo de la entrepierna y que son muy cómodas para los bebés porque no se les suben y sirven además para combinarlas con algún pantaloncito
  • 4 camisetas con botoncitos a los lados
  • 5 pantaloncitos o medio ositos: pueden ser algunos con pie
  • 3 prendas enterizas u ositos: se prenden en la entrepierna y son muy prácticos
  • 2 pulovercitos o saquitos si nació en verano, que se prendan adelante así no hay que sacárselos por la cabeza
  • 1 campera, y para lugares donde hace mucho frío, una prenda enteriza bien abrigada para poner arriba de la ropita. 
  • 2 gorritos
  • 5 pijamas que pueden ser enterizos o medio ositos combinados con alguna batita. Que sean suaves y cómodos para ayudar al sueño del bebé
  • 5 pares de medias
  • 4 escarpines o booties

Esos conjuntitos originales y distintos pueden reservarse para ocasiones especiales como visitas, festejos, fotos, etc.

Prendas extra

  • A la hora de dormir el bebé necesita estar cómodo y a una temperatura acorde, ni muy abrigado ni muy desabrigado –luego del primer mes no necesita estar más abrigado que sus padres-, y las sábanas o frazadas deben estar colocadas de manera que no tapen su cabecita. Para esto es muy útil una prenda que es como una bolsa de dormir acolchonada y suave, que puede ser de algodón, con cierre lateral, en la que se mete al bebé ya con su pijama dejando afuera solo la cabeza y los bracitos. Esta prenda sirve para evitar las molestias que pueden causar las sábanas o frazadas.
  • Para trasladarlo sin necesidad de usar cochecito, hay una prenda porta bebé llamada canguro que sirve para tener al bebé pegado al cuerpo y que es muy práctica cuando es chiquito y necesita estar muy en contacto con su mamá (en el auto siempre, desde el primer día, debe ir en el huevito o sillita para cuidar su seguridad).

Ver tiendas de ropa para bebés

Asesoró: Graciela Lista, creadora de Taller del Girasol,
 marca de indumentaria para chicos de 0 a 8 años

Embarazo Bebés El recien nacido Listas útiles Múltiples Para papás