Skip to main content

Sexo durante el embarazo: mitos y verdades

Muchos mitos se han creado acerca de las relaciones sexuales durante el embarazo. ¿Tener relaciones sexuales puede afectar al bebé?; ¿En qué casos habría que abstenerse durante el embarazo?; ¿Los orgasmos pueden causar problemas durante la gestación?


Las mujeres pueden mantener relaciones sexuales durante toda la gestación, siempre y cuando el embarazo se desarrolle normalmente, tanto en el aspecto físico como en el anímico. Es importante y saludable que la pareja pueda disfrutar del encuentro sexual y vivirlo sin temores, sabiendo que esto no afecta a su bebé.

¿Cuándo hay que evitar las relaciones sexuales?

Hay muchos aspectos en relación al historial del embarazo y los antecedentes de la futura mamá que pueden llevar al obstetra a recomendar que se suspendan los encuentros sexuales. Patologías como la amenaza de aborto en el primer trimestre o la placenta previa, amenaza de parto pretérmino o incompetencia cervical en los últimos meses del embarazo, pueden requerir reposo y cese de las relaciones sexuales.

Entonces cada médico aconsejará en ese sentido a su paciente dependiendo de cómo se desarrolle el embarazo.

Durante el embarazo las mujeres deben mantener un diálogo fluido con su obstetra, escucharlo y preguntarle todo lo necesario. A la hora de hablar de las relaciones sexuales, es fundamental que se saquen todas las dudas y en caso de que el médico les recomiende espaciarlas o abstenerse, preguntarle por qué.

¿Tener un orgasmo puede provocar problemas en el embarazo?

En un embarazo normal y sin complicaciones no, pero ante casos como por ejemplo de un embarazo con amenaza de parto pretérmino, puede que se le recomiende a la embarazada evitar los orgasmos y todo tipo de actividad que pueda incitarlos, debido a que estos son capaces de provocar contracciones uterinas que serían peligrosas. Ante esta patología, es necesario que el útero se encuentre en reposo asegurando una mejor oxigenación y nutrición al feto y permitiendo que este siga en el vientre materno por más tiempo. Estas medidas de prevención, que incluyen evitar las relaciones sexuales, ayudarían a que el embarazo llegue a término y a que el bebé corra la menor cantidad de riesgos posibles.

Para vivir con mayor plenitud el embarazo es bueno que las parejas puedan permitirse la búsqueda de alternativas que los ayuden a disfrutar de las relaciones sexuales y de su intimidad, disminuyendo así sus miedos y dándole lugar a distintas posiciones o movimientos que acompañen las limitaciones físicas que posee una mujer cuando está embarazada.
 

Asesoró: Dra. Martina Carro, gineco-obstetra
especialista en reproducción

Embarazo Mujer, pareja y familia