Pasar al contenido principal

Síndrome del túnel carpiano

Sentir las manos o el antebrazo adormecidos o con dolor puede ser síntoma del síndrome del túnel carpiano, que suele aparecer durante el embarazo.

Adormecimiento o entumecimiento de la mano y un incómodo hormigueo imposible de calmar -que a veces puede producirse en el codo o en todo el antebrazo-, pueden ser producto del síndrome del túnel carpiano, que suele ser más común en las mujeres, sobre todo cuando están embarazadas.

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?
A la altura de la muñeca está el túnel carpiano, que es por donde pasa el nervio mediano junto a otros nueve tendones desde el antebrazo hasta la mano; cuando hay un aumento de la presión en este túnel por alguna hinchazón que aprieta al nervio, se produce lo que se llama síndrome del túnel carpiano.

¿Cuáles son los síntomas?
Dolor, insensibilidad, hormigueo son las molestias asociadas al síndrome del túnel carpiano que suelen producirse en la mano y más que nada en los dedos pulgar, índice, medio y anular, y a veces llegar al antebrazo o al codo. Lo más común es que estas molestias se sientan durante la noche -por eso lo mejor es no dormir sobre la mano o el brazo que molesta-, pero también pueden percibirse al manejar, al usar el mouse de la computadora o al realizar otro tipo de movimientos con la muñeca.



¿Por qué se produce durante el embarazo?
Una de las causas del síndrome del túnel carpiano es la retención de líquidos, muy común sobre todo en las mujeres y que el embarazo acentúa. Por eso es normal que este síndrome se presente durante esta etapa, más que nada en el último trimestre, y que desparezca después del parto.

¿Cómo calmar las molestias que produce el síndrome del túnel carpiano?, ¿cuál es el tratamiento?
Por lo general el tratamiento durante el embarazo es la colocación de una férula que mantiene la mano inmovilizada en la noche. Aunque no sea la causa del síndrome, un movimiento repetitivo con las muñecas como el uso del mouse o del teclado de la computadora, puede empeorar las molestias, por eso conviene ajustar la altura de la silla de manera que la embarazada no tenga que doblar las muñecas, y detenerse de a ratitos para estirar las manos.

En estos casos también ayuda que la futura mamá reduzca el consumo de sal en las comidas para minimizar los edemas y así reducir la hinchazón en la zona del túnel carpiano y que evite dormir sobre las manos. Si las molestias persisten y se hacen más frecuentes, puede que el médico indique infiltraciones en el túnel para calmaras.

El síndrome del túnel carpiano suele desaparecer días después del parto, pero si continúa mucho después del nacimiento puede que el médico indique una cirugía sencilla para cortar el tejido que está presionando al nervio.

 

Asesoró: Dr. Claudio Levit, especialista en Ginecología, Obstetricia y Patología mamaria

Embarazo Salud en el Embarazo

Contenidos Relacionados