Pasar al contenido principal

Vacaciones: consejos para entretener a los chicos en el auto

Ideas para entretener a los chicos cuando hacemos viajes largos en el auto.

Los más chicos sentados atrás, cinturones bien puestos, las valijas en el baúl, las puertas aseguradas y comienza el viaje. Todos los que estén adentro del auto compartirán varias horas juntos, ¿qué mejor qué aprovecharlas para divertirse en familia?
 
Como primer paso, antes del viaje los más grandes pueden repasar su infancia para recordar esos divertidos juegos que estimulaban su creatividad e imaginación y dejar de lado por un rato los reproductores de DVD portátiles o los jueguitos electrónicos, que si bien son entretenidos, no son la única opción.

Estas son algunas sugerencias para que el viaje en auto sea más divertido y llevadero:

 

Para los más chiquitos

 

  • Para los bebés chiquitos los sonajeros, mordillos, peluches de colores y los juguetes con texturas y sonidos son ideales para que puedan tocar, morder, escuchar, etc.
  • Llevar la música preferida de tu bebé, también algunos de sus libritos predilectos, como los de páginas suaves con dibujos bien llamativos, que sean fáciles de agarrar para él.
  • Los descubridores de manos y pies son ideales por sus colores bien llamativos y muñequitos supersimpáticos, además algunos son sonajeros.
  • Para estimular el sueño del bebé podés llevar algo de música relajante, eso sí, que no afecte al conductor.
  • A partir de los seis meses los juguetes didácticos que estimulen el oído, la vista y el tacto son ideales. Pueden ser juguetes de encastre o que presenten desafíos sencillos para la edad.
  • A partir del año podés incluir pianitos, xilofón, teléfonos, guitarras, todos juguetes con melodías y botones. Consejo: tené en cuenta que si llevás juguetes con música vas a escucharlos por muchas horas, por eso te conviene seleccionarlos también en base a su sonido (si es muy molesto o no) o podés minimizar el sonido poniendo un poco de cinta adhesiva en los orificios de salida del sonido.
  • Para los más grandecitos podemos llevar stickers varios, de distintos tamaños y de sus personajes favoritos, y papeles para que los vayan pegando y despegando.

 

De 2 a 4 años de edad

 

  • Los títeres de tela son geniales, los hay de mano y también los de dedo (atractivos para los niños más grandes que pueden manipularlos). Los padres pueden crear personajes poniéndoles voces a los títeres mientras aprovechan para responder las preguntas del niño, contarle los planes del viaje, etc. Los chicos más grandes podrán manipularlos solitos.
  • Buscar en Internet opciones para dibujar y/o pintar o actividades como encontrar las diferencias, encontrar un objeto en medio de un dibujo lleno de cosas, etc. Podés imprimirlos y armar un “libro de viaje” anillado.
  • Llevar crayones de colores (en lo posible lavables) y lápices para el nuevo libro de viajes.
  • Por supuesto, incluir la música preferida de los chicos.
  • Imitar sonidos: mamá o papá hacen un sonido, como por ejemplo el rugido del león, y el pequeño los imita, y viceversa. Mientras, aprenden sobre los animales.
  • Llevar libros de cuentos para leerle puede ayudar a que se relaje e invitar al sueño.
  • Jugar al Veo-Veo: Uno de los jugadores busca con la vista algún elemento dentro o fuera del auto (que permanezca durante el juego) y como pista da sólo el color de lo que eligió, el resto de los jugadores tiene que adivinar de qué se trata.
  • Siguiendo con la vista pueden jugar a “A ver quién ve primero”, poniendo como opción una de las cosas o animales que pueden aparecer en la ruta. El que la ve primero ¡gana!.
  • Para jugar con las manos  Piedra, papel o tijera es una buena opción.
  • Completar la historia: uno de los participantes empieza a contar una historia que va siendo completada en orden por el resto. El juego termina cuando uno de los participantes encuentra un lindo y divertido final para la historia.
  • Si el cielo tiene algunas nubes los chicos pueden imaginar en ellas distintas formas y compartir lo que ven con sus compañeros de viaje o, por otro lado, contar molinos, camiones o autos de algún color determinado.

 

A partir de 5 años en adelante

  • Para esta edad, el “libro de viaje” puede constar de distintas actividades como sopas de letra, palabras cruzadas, mandalas (diagramas o representaciones en círculo muy divertidas para colorear), adivinanzas, ta-te -ti, o batalla naval para los más grandes, etc. Todas opciones que se pueden buscar en Internet e imprimir.
  • La música siempre es bienvenida tanto por los chicos como por los más grandes.
  • Algunos juegos que pueden resultar muy entretenidos son:
    • Ni sí, ni no, ni blanco, ni negro: Uno de los jugadores oficia de vendedor de ropa por ejemplo y tiene que hacerle distintas preguntas al supuesto comprador que no debe utilizar las palabras Sí, No, Blanco y Negro, porque si lo hace pierde.
    • Guerra de canciones: Uno de los jugadores elige una estrofa de una canción y la canta, el siguiente jugador debe cantar una estrofa de otra canción que comience con la última letra de la que cantó el jugador anterior y así sucesivamente.
    • Siguiendo el estilo del juego anterior, los chicos pueden divertirse con Armar la frase, un juego en el que uno dice una palabra y el otro la repite agregándole otra palabra con el fin de ir armando una frase y así sucesivamente hasta que uno de los jugadores ya no se acuerde de todas las palabras que fueron hilando.
    • El juego de las patentes: uno de los jugadores piensa un número del 0 al 9 y el resto lo busca en el último número de las patentes de los autos que van pasando, el que lo encuentra suma puntos a su favor.
    • Adivinar personajes: Uno de los jugadores (que puede ser uno de los padres), piensa en un personaje conocido para los chicos que puede ser del ambiente del espectáculo, del círculo familiar o del cole y abre el juego para que los chicos empiecen a preguntar características hasta que adivinen de quién se trata.
  • Otra de las opciones es imprimir un mapa de la ruta que se va a recorrer para que los chicos vayan dibujando lo que van viendo y conociendo así el territorio.
  • Contarles historias de tu infancia y si tenés espacio llevar algún álbum con fotos de cuando eras chica o leerles algún cuento también puede resultar divertido para todos.


Para el último trayecto del viaje, en el que los chicos suelen ponerse más ansiosos, una alternativa es llevar una bolsita con distintas golosinas o snacks más saludables como cereales, pasas de uva, frutas cortadas en pedacitos, etc. También se puede incluir una bolsita con regalitos como muñequitos para armar, masas o plastilina para moldear, que mantengan su atención y entusiasmo durante lo que resta del viaje.

 

Algunos consejos extra

Dependiendo de la edad de los chicos, conviene preparar mudas de ropa para tener a mano por si se manchan, no incluir caramelos u objetos con los que puedan atragantarse, llevar sus vasitos para el agua, leche o jugos y siempre contar con un botiquín bien equipado para el viaje y con algún trapito o paquete de toallitas húmedas, que suele ser muy práctico e higiénico para limpiarse las manos.

Vale aprovechar además el horario de siesta o de sueño de los niños para planear la salida así duermen durante parte del trayecto.

Teniendo en cuenta que algunos chicos sufren de mareos y náuseas dentro del auto y el fijar la vista en libros, juegos o películas acentúa esta sensación que muchas veces provoca vómitos, conviene visitar al pediatra antes del viaje para que les recete algún medicamento indicado para los mareos, ventilar el auto, mantenerlo aireado durante todo el viaje y evitar los perfumes fuertes o muy dulces en su interior.

Una revisación mecánica del auto para controlar que todo esté en perfecto estado nunca viene mal, así como también es recomendable revisar la rueda de auxilio, ver que las sillitas de seguridad estén bien colocadas, que todos los elementos de protección funcionen bien, que los teléfonos de emergencias estén a mano y que las ventanillas traseras y laterales cuenten con parasoles para evitar molestias.

Con un viaje bien planeado es posible disfrutar del trayecto y lograr que esas horas sean parte de las tan esperadas vacaciones.  ¿Tenés planes para tu viaje?, compartilos con otras mamás así les das más ideas para divertirse en el auto con sus hijos.

Bebés Niños Actividades para chicos Estimulación temprana y desarrollo