Pasar al contenido principal

Un bizcochuelo casero para olvidarte de la cajita

Encender el horno al mínimo (esta temperatura no debe modificarse hasta apagar el horno, una vez finalizada la cocción del bizcochuelo).

Enmantecar y enharinar un molde de 24 a 26cm de diámetro

En un bol grande, batir –mejor con batidora eléctrica- los huevos con el azúcar hasta que, al levantar el batidor, se pueda hacer dibujos con la crema obtenida. 

Tamizar la harina sobre esta preparación e ir incorporándola lentamente a la crema con un tenedor (si esto se hace con la batidora eléctrica, la harina vuela por toda la cocina).

Agregar la esencia de vainilla y volver a batir unos 3 minutos. 

Con una espátula, volcar la preparación en el molde y llevar al horno unos 40 minutos o hasta que, al clavarle un palillo, éste salga limpio.

Retirar, dejar enfriar unos 10 minutos y desmoldar (lo mejor es usar un molde desmontable). Una vez que esté bien frío, el bizcochuelo se puede cortar al medio y rellenar con dulce de leche, crema, frutas, merenguitos rotos, etc. Y se puede usar la crema o dulce de leche que sobre del relleno para untar sobre la torta y pegarle confites o granas de colores. Otra opción para decorarla es espolvorear la torta con azúcar impalpable. 

Ingredientes
  • 6 huevos
  • 200g de azúcar
  • 200g de harina
  • 1cdita. de esencia de vainilla
Dificultad
Fácil
Cantidad de Porciones
12
Tiempo de preparación
50Min
Tiempo de cocción
40Min
Niños Niños 3 a 5 años 6 a 8 años Nutrición infantil Recetas
Panadería y Repostería