Pasar al contenido principal

Un flan facilísimo

Poner una pava o un jarrito a calentar con un poco más de dos tazas de agua.
Colocar dos cucharadas de azúcar en una flanera pequeña de aluminio o de algún material que se pueda llevar al fuego. Poner la flanera sobre la hornalla a fuego medio y controlar que el azúcar se disuelva y se transforme en caramelo pero sin quemarse: bajar el fuego si se pone oscuro. No hay que revolver.
Cuando no se vea más azúcar blanca, retirar la flanera del fuego con una agarradera.

En un bol, colocar la leche condensada, los huevos previamente batidos y las 2 tazas de agua caliente. Batir bien con un tenedor o usar la batidora manual.

Volcar la mezcla sobre el caramelo y poner la flanera dentro de una asadera con unos dos dedos de agua. Cocinar el flan en este Baño María en horno mediano hasta que, al clavarle un cuchillito, éste salga limpio.

Dejar enfriar, llevar a la heladera y desmoldar con cuidado. Servir acompañado de dulce de leche y/o crema batida… ¡para olvidarse por un rato de la dieta!

 Cuando no tenés ganas de trabajar mucho pero querés lucirte con un postre bien casero, esta receta es la ideal. Pocos ingredientes y poca elaboración para un flan que seguramente tendrá muchos fanáticos.

Ingredientes

- Azúcar para el caramelo, 2 cucharadas
- Latas de leche condensada, 1
- Huevos, 4
- Tazas de agua caliente, 2
- Dulce de leche y/o crema batida, a gusto

Dificultad
Fácil
Cantidad de Porciones
6
Tiempo de preparación
10Min
Tiempo de cocción
30Min
Postres