.

¿Cómo es el tratamiento psicológico de un niño?

 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:16/01/2017
¿Cómo es el tratamiento psicológico de un niño?
¿Qué sucede dentro del consultorio de un psicólogo infantil? ¿Cómo se lleva adelante el tratamiento? ¿De qué manera se ayuda a los niños a superar distintas situaciones? ¿Cómo pueden colaborar los padres?

Miedos, problemas de conducta, falta de atención en la escuela, dificultad para aceptar límites, tristeza, dificultad para controlar esfínteres, agresión, aislamiento, timidez, etc. son algunos de los síntomas que puede presentar un niño ante distintos problemas y que pueden aliviarse a través de un tratamiento psicológico.

La consulta psicológica de un niño es distinta a la de la de un adulto. En este caso, se lleva a cabo utilizando el juego y el dibujo como herramientas para elaborar conflictos. A su vez, se acompaña de un trabajo paralelo con los padres para poder pensar juntos qué le está pasando al niño y cómo ayudarlo.

 

¿Para qué sirven el juego y el dibujo en estos tratamientos?


El juego y el dibujo son los instrumentos principales de los terapeutas de niños. Y esto se debe a que los chicos no suelen expresar su mundo interno principalmente con palabras, como los adultos, sino que lo hacen más que nada por medio de acciones, juegos y dibujos.

Al jugar, los chicos van elaborando y transformando experiencias y vivencias tanto internas como de la realidad exterior. Por medio del juego los chicos muestran sus conflictos, las cosas que les angustian, y también repiten acciones tanto placenteras como traumáticas, lo que les permite ir elaborando sus conflictos.

Es por medio del juego que viven verdaderas experiencias, muy importantes para su desarrollo psíquico. También pueden recrear activamente lo que sufrieron en forma pasiva. Es decir que al jugar despliegan su mundo interno, lo que sinten y lo que vivieron.

Por ejemplo:

  • Luego de haber presenciado una discusión entre sus padres, un niño puede manifestarla jugando a que los títeres se golpean violentamente.
  • Si una niña juega a que un pajarito vino y se robó las fichas del otro, puede ser un síntoma, una expresión, de que roba útiles en la escuela.
  • Tras haberse sometido a varias intervenciones quirúrgicas luego de un accidente, un niño puede jugar a que su caballito se lastimó y hay que operarlo.
  • Un dibujo en el que el niño se hace pequeño y aislado de otros niños que juegan a la pelota puede demostrar la soledad que siente él.
  • Un problema de enuresis (hacerse pis encima) puede ser manifestado por un niño a través de un juego en el que se vacían, uno tras otro, pomos de plasticola y/o témpera.


Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Desarrollo integral del sitio: TAP
Marketing digital by