.

¿Cómo lograr que mi hijo tome agua?

 
Página 1 de 2
Fecha de última actualización:18/04/2017
¿Cómo lograr que mi hijo tome agua?
El agua debería ser la principal fuente de hidratación en el hogar. Te contamos por qué y cómo lograr que tomen agua si ya se acostumbraron a otras bebidas.

¿Por qué es bueno que los niños tomen agua?
El cuerpo necesita hidratarse para seguir funcionando y el agua, siempre que sea segura, es la fuente más beneficiosa porque el organismo la digiere muy fácilmente y no contiene grasas, calorías, colorantes, conservantes, sodio, etc. que sí podemos encontrar en las bebidas industriales como jugos en polvo o preparados, aguas saborizadas, gaseosas, etc.

¿Cómo lograr que “les guste”?
Lo ideal es que el agua sea la bebida habitual desde que el bebé empieza a comer (alrededor de los 6 meses). Si en casa solo se toma agua, el niño la incorporará sin problemas; en cambio, si desde pequeño le ofrecen jugos, gaseosas, etc. es probable que no le guste el agua porque fue acostumbrado a saciar su sed con algo dulce y “rico”.

Si ya se acostumbró a las bebidas dulces y decidimos que el agua se convierta en la bebida principal de la casa, podemos quitar las otras bebidas de una vez, dejando solo agua en la heladera (y aguantar las quejas de niños y adultos por un tiempo), o probar con estrategias graduales. Por ejemplo:

  • Permitir que tome jugo solo con las comidas, y que cuando en otras oportunidades sienta sed tome agua, hasta que la vaya incorporando.
  • Si el problema es la falta de sabor, cambiar el jugo por agua con rodajitas de naranja, limón u otro cítrico hasta que se acostumbre.
  • Dejarles un vaso de agua al lado de la cama por si se despierta con sed, y ofrecerle agua ni bien se levanta.
  • Colocarle una botellita de agua fría en la mochila para que tenga qué tomar camino al colegio.
  • Ofrecerle agua cuando hace alguna actividad intensa, después de jugar, cuando está en el parque, etc. para que la vaya incorporando en distintas situaciones.
  • Como el agua bien helada suele ser más tentadora, tener siempre una jarra o botella bien fría en la heladera u ofrecerle agua con hielo.
  • Si es chiquito, podemos comprarle un vaso con su personaje favorito y/o sorbetes con formas para que le resulte más divertido tomar agua.


Lo fundamental es que los adultos demos el ejemplo y que todos los integrantes de la familia tomen agua de manera que se convierta en un hábito saludable para todos y no en un “castigo” para el chico.

¿Agua de la canilla o en botella?
Si es agua potable suministrada por red (agua corriente), el agua de la canilla es perfecta e ideal para hidratarse, aunque su sabor puede ser un poco “especial”. En muchos casos suele tener un porcentaje de flúor beneficioso para los dientes ya que este agregado previene las caries, pero también un sabor a cloro un poco fuerte, que se puede solucionar colocando un filtro.

Si no estamos seguros de que se trata de agua potable, tenemos dos opciones:

1- Hacerla segura para su consumo colocando dos gotas de lavandina por cada litro de agua, y dejándola en reposo durante 30 minutos antes de consumirla; o hervirla hasta que salgan burbujas durante 3 minutos, y esperar a que se enfríe para consumirla. Si está muy sucia, antes de hervirla o ponerle lavandina podemos filtrarla con una tela limpia para quitar las impurezas. 

¿Cuál es la bebida que más consume tu hijo durante el día?

Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Foros

Grupo de mamás con hijos de 2 a 5 años

Dejando los pañales, los berrinches, dormir con los padres, los limites, el jardín de infantes, llega un hermanito 

Encuesta

 

Desarrollo integral del sitio: TAP
Marketing digital by