Pasar al contenido principal

Viajar en avión con bebés

¿Mi bebé puede viajar en avión?, ¿paga pasaje?, ¿qué papeles necesito?, ¿puedo llevar leche o alimentos para el vuelo?. Aquí, todas las respuestas y consejos extra

¿Puedo viajar en avión con mi bebé?
Sí, pero en principio, las aerolíneas recomiendan no viajar con bebés prematuros o que tengan menos de 7 días de vida. Por otro lado, los pediatras recomiendan esperar hasta la cuarta o sexta semana de vida del bebé para evitar que tenga un contacto temprano con gérmenes en un lugar cerrado como el avión. De todos modos, el pediatra de cabecera podrá determinar según las características del bebé, cuándo es apropiado realizar este primer viaje.

¿Mi bebé paga pasaje?
Hasta los 2 años cumplidos, los niños viajan en el regazo de un adulto a cargo y en vuelos nacionales no pagan pasaje, mientras que en internacionales pagan un porcentaje de la tarifa o impuestos.

Para mayor seguridad, algunas empresas recomiendan pagar boleto y comprar un asiento autorizado, especial para que viajen los bebés, o llevar la sillita del auto. Para bebés de hasta 6 u 8 meses, algunas aerolíneas ofrecen cunas especiales con reserva previa.

Una vez cumplidos los 2 años, ya deben pagar pasaje y viajar en su asiento, en estos casos, hay aerolíneas que ofrecen descuentos o precios especiales para pasajeros de hasta 11 años de edad. 


¿Puedo viajar con dos bebés a upa?
Dependiendo de la empresa, un adulto puede viajar con hasta dos menores de 2 años de edad, pero sólo puede llevar en su regazo a uno, es decir que deberá pagar boleto por el otro niño que ocupará un asiento

¿Qué documentación necesito para viajar con mi bebé?
En viajes nacionales  todos los menores de edad deben viajar con su Documento Nacional de Identidad y un permiso firmado ante escribano o Juez de Paz si es que alguno o ambos padres no viajan con el niño. Para viajes internacionales, si el menor viaja con ambos padres deben presentar libreta de casamiento o partida de nacimiento, pasaporte y DNI del niño, a esto se suma la autorización correspondiente en caso de que uno o ambos padres no viajen con él.

¿Puedo llevar el cochecito en la cabina del avión?
Esto depende de la disponibilidad de espacio en el vuelo. Por lo general se puede ir con el cochecito hasta la puerta del avión y el personal de la aerolínea se encarga de trasladarlo hasta la bodega y de entregarlo en puerta luego del arribo. Otra opción es despacharlo junto con el resto del equipaje.

¿Puedo llevar la comida de mi bebé a bordo?
La normativa que prohíbe llevar productos líquidos en el equipaje de mano, a menos que sea en pequeñas cantidades y con un bolsa cerrada, tiene una excepción: la comida del bebé. Quienes viajen con bebés, pueden llevar también leche para bebés, de fórmula o en polvo, jugos o papilla y en los casos que sea necesario, se puede llevar también productos dietéticos, medicamentos (líquido, gel o aerosol), insulina, y otras medicinas necesarias en cantidad suficiente para el viaje. De todas maneras, siempre conviene consultar con la aerolínea previamente.

Si el bebé ya come sólidos, en los vuelos que ofrecen almuerzo y/o cena, hay menúes especiales para niños, que también pueden ser una opción.

¿Puedo llevar leche para mi bebé en el equipaje que voy a despachar?
Por lo general se puede llevar la leche que toma el bebé en una cantidad razonable para los días que se viaja, pero siempre se recomienda preguntar en la aerolínea en la que van a viajar.

¿Cómo evito que se le “tapen los oídos” en el vuelo?
Para evitar molestias en los oídos causadas durante el ascenso y el descenso del avión, se recomienda darle al niño algo para comer o beber u ofrecerle el chupete, si es que usa, porque el tragar hace que se descomprima la presión que se siente en los oídos y alivia esa sensación de “oídos tapados”. En el caso de los bebés lactantes que aún no incorporaron otros alimentos, la recomendación es darle el pecho durante el despegue y aterrizaje del vuelo.

Cualquier cosa que lo haga succionar ayuda a evitar las molestias en el oído por los cambios de presión en el vuelo. Para los más grandes, el chicle o el caramelo también ayudan y bostezar intencionalmente es otra alternativa.


Otras recomendaciones


Las usuarias de Planeta Mamá, basadas en sus experiencias de viaje con sus bebés, comparten estos consejos:

 

  • Para viajar más cómodas y con más espacio, al comprar los pasajes pedir los asientos de la primera fila.
  • Llevar juguetes que se puedan perder, así, si salen rodando por el avión, no importa, y de paso el niño se entretiene. Tratar de elegir juguetes que no hagan mucho ruido para evitar molestias. Y no llevar pistolitas de juguete que están prohibidas en el equipaje de mano!
  • No olvidarse de su mantita o muñeco preferido, pero, eso sí, llevarlo atado al bolso de mano así no se pierde.
  • Llevar comida para alimentarlo pero también para entretenerlo, como cereales, galletitas o algunas golosinas.
  • Si el menú que se ofrece no les resulta el mejor para el niño, pueden preguntar por el menú vegetariano, que suele ser más liviano.
  • Llevar una muda de ropa, camisa o remera extra tanto para el bebé como para la mamá por si se ensucian
  • Aunque haga calor, llevar abrigo extra porque el aire acondicionado a veces puede ser muy fuerte
  • Sumar algunos libritos en el bolso de mano. Eso les encanta
  • Calcular la cantidad de pañales por horas de viaje, así no faltan.
  • Llevar un gel antibacterial para limpiarse las manos antes de tocar al bebé.
  • Llevar una frazadita o manta para cubrirlo si hace frío
  • Si el bebé usa chupete, llevar dos por si uno se pierde 
  • Tratar de viajar de noche, así la mayor parte del viaje el bebé va durmiendo
  • Darles de tomar abundante agua o bebidas descafeinadas porque el aire del avión es muy seco, además, esto también ayuda a evitar que se les tapen los oídos. 
  • Y ante todo, no ponerse nerviosa, porque el bebé lo siente. Tratar de relajarse y disfrutar del viaje para que él también lo disfrute.
Bebés Listas útiles Salud Salud del Bebé