.

El efecto Mozart en los bebés

Lic. Carolina Micha Ver datos
 
Fecha de última actualización:26/09/2016
La música de Mozart produce un efecto dual que beneficia enormemente a los bebés: los relaja y los mantiene atentos al mismo tiempo, siendo este el mejor estado para el aprendizaje.

En la Universidad de California, desde hace veinte años, se estudian patrones musicales y se observa el efecto que producen. Durante los años ochenta y noventa las revistas científicas de todo el mundo comenzaron a publicar los estudios que demostraban que la música: modifica la estructura del cerebro en desarrollo del bebé en gestación (entonces los obstetras y las obstétricas comenzaron a recomendar a las embarazadas que escucharan regularmente música tranquila y relajada); que los bebés reconocen y prefieren la música que oyeron en el vientre de sus madres; que el coeficiente intelectual aumenta en los niños que reciben instrucción musical regularmente; que la música alivia el estrés, favorece la interacción social, estimula el desarrollo del lenguaje y mejora las habilidades motoras de los niños pequeños. Los patrones fijos de las composiciones musicales, dentro de los cuales surgen nuevos elementos con los que se puede interactuar libremente, son un legado inmejorable que nos deja la música para unas cuantas áreas de la vida.

Pero además, en la Universidad de California, observaron que la música de Wolfgang Amadeus Mozart, ingeniosa y simple a la vez, posee propiedades únicas por lo que funciona mejor que la de otros compositores, dando origen a la expresión Efecto Mozart. En los últimos años, se han realizado numerosos estudios analizando el fenómeno. Los ritmos, las melodías y sobre todo las frecuencias de los patrones únicos en sus composiciones estimulan y potencian las regiones creativas y motivadoras del cerebro. Esta música, misteriosa y accesible a la vez, que por sobre todo no contiene astucia, produce un efecto dual que beneficia enormemente a los bebés: los relaja y los mantiene atentos al mismo tiempo, siendo este el mejor estado para el aprendizaje.

Además es sabido que la música puede reflejar las emociones de los niños, medio comprendidas y que los ayuda a aprender a expresar lo que sienten. La música habla un lenguaje que los niños entienden instintivamente. Por ello, darle a nuestros hijos la posibilidad de crecer y aprender rodeados de música es darles un legado invalorable para su desarrollo.


Hay 26 comentarios sobre esta Nota.
floru83 dice:
Valoración:
0
Por favor, cuidado con la información confusa!!!!!! El "efecto Mozart" consistió en tomarle tests de habilidades visuoespaciales a jóvenes, antes y después de escuchar un pasaje determinado de una obra determinada de Mozart. Los resultados mejoraban, sí. Ahora, si repetían el test a los 10 minutos, volvían a los niveles anteriores. Los autores del estudio, en el libro que ellos mismos publicaron, dicen que no pueden explicar lo sucedido. Y que se repitió la experiencia en otros lugares del mundo, pero sin los mismos resultados. Nunca se volvió a ver el efecto Mozart. La música modifica las conexiones neuronales, sí, pero en especial HACER música. Ofrezcámosle a nuestros chicos la oportunidad de experimentar y jugar con objetos de distintos sonidos, ofrezcámosle música de la que sea desde la panza, abrámosle las puertas de un nuevo lenguaje para expresarse... pero tiene que ser un juego!!!!! Otra pregunta... "estimular" a un chico desde la panza, "estimular"... para qué??? qué tan terrible es la lucha por la supervivencia actual q tenemos q "estimularlos" para que sean más inteligentes, atentos, etc... Los chicos vienen completos al mundo, y va a influirles mucho más el ejemplo de sus mayores como personas siempre con ganas de aprender cosas nuevas, con inquietud por descubrir, y con interés por el hijo en cuestión! No sé, yo soy musicoterapeuta, egresé de una universidad con buen promedio, estoy siempre haciendo cursos de especialización, y estoy embarazada. Obvio que me gusta crear un vínculo desde la panza a través de la música, música que me agrade y me genere sensaciones placenteras q vía hormonal van a llegar al bebé, y así esa música va a quedar "asociada" a sensaciones placenteras para él también. Pero sólo por eso lo hago, no quiero un hijo "más inteligente", ni "presidente de una multinacional"... sólo quiero un hijo feliz, poder darle las herramientas para que lo sea, y para que logre ser lo que quiera ser en la vida (se me llenaron los ojos de lágrimas, jeje) Bajemos un cambio con la exigencia!!! un beso a todas!!!
Responder Reportar contenido como inapropiado
chivilina dice:
Valoración:
0
La música nos transporta, educa la sensibilidad y las emociones. Al educar la sensibilidad y la emoción preparamos al acceso al desarrollo de la conciencia y el goce de los sentidos y los sentimientos.
Responder Reportar contenido como inapropiado
nelson reyes montanares dice:
Valoración:
0
bueno yo soy un joven y me parece super bueno que los bedes escuchen nusica al igual que los jovenes por que desestresa y te desconecta de los problemas
Responder
Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Desarrollo integral del sitio: TAP
Marketing digital by
VSN