.

¿Se puede viajar en avión estando embarazada?

 


Transcripción

Quizá el avión sea el mejor medio de transporte para la embarazada, fundamentalmente porque abrevia mucho los tiempos de viaje. Y, a pesar de los incómodos asientos de la clase turista, a los cuales nos tienen acostumbrados las líneas aéreas, hay pasillos en donde caminar, un baño adonde ir cuando hace falta, y distintas posiciones que adoptar durante el viaje. De manera tal que, si me preguntan a mi, en base a mi experiencia personal, sin ninguna duda si alguien tiene que hacer un viaje de mil kilómetros, debería elegir el avión como primera opción.

Pero, ¿puede viajar embarazada siempre o en todos los casos? No. En algunos casos de embarazos patológicos, no debiera transportarse en avión. Y tampoco debiera hacerlo hacia el final del embarazo. El tercer trimestre de embarazo concretamente es una contraindicación para el viaje en avión. Tenemos comentarios de colegas -a mi no me ha pasado, pero sí a muchos colegas amigos- que han tenido que asistir nacimientos a bordo de un viaje transoceánico. Esa mujer no debió haber estado a bordo. Por supuesto, fueron embarazos de pretérminos los partos.

¿Puede el piloto negarse a subir una embarazada? Ustedes saben que el capitán de un barco y el piloto de un avión son la autoridad máxima e indiscutible a bordo durante el trayecto de los viajes. Así como un capitán de un barco puede celebrar un matrimonio durante un cruce del océano, el piloto del avión tiene la potestad, la autoridad de negarse a subir una embarazada al avión; y tiene más autoridad que el médico que firme todos los certificados que quiera certificar.

De manera tal que, en general, se aconseja evitar el embarazo de más de 27 semanas junto a un viaje en avión. Sería como el límite aceptable, el límite posible. Por supuesto que con excepciones. Hay urgencias, hay vuelos cortos de no más de una hora, en los cuales uno podría decir bueno, en este caso la voy a examinar a la paciente; eso es lo que debe hacer el obstetra siempre antes de extender una autorización para viaje en avión, certificar de que no haya ningún riesgo de parto inminente. Habiendo comprobado que el embarazo está bien, suscribir en su recetario la autorización. Y estará en la buena voluntad del piloto y la línea aérea de aceptar esa embarazada.

Por lo general, hasta la semana 27, 28, no hay inconvenientes y, siempre, como dije recién, dependiendo de la duración de la extensión del vuelo.

En resumen, la embarazada puede viajar en avión y no es una mala opción por la breve duración de los viajes. Hasta la semana 27, 28, 30, no hay inconvenientes en un embarazo normal. Después de ese tiempo, dependerá de la duración del vuelo y de la buena voluntad de la línea aérea y, finalmente, de la autoridad del piloto que es el que tiene, dijimos, la potestad de negarse a subir a la embarazada en el avión.

Siempre el obstetra debe examinar previamente a la embarazada y certificar que no hay una amenaza de parto inminente y, recién ahí, extender el certificado que autoriza el viaje.

Reportar contenido como inapropiado.
Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Desarrollo integral del sitio: TAP
Marketing digital by
VSN