Pasar al contenido principal

¿Cómo detectar los problemas de audición?

¿Qué cosas pueden darnos la pauta de que nuestro bebé no escucha bien?

Los papás o las maestras jardineras son, generalmente, los primeros en darse cuenta cuando un chico no oye bien porque pide que le repitan las palabras, no contesta cuando se lo llama o mira los labios de la persona que le está hablando.

 

Comportamientos característicos de niños con problemas de audición

 

De 0 a 3 meses 
No se despierta con ruidos intensos.
No reacciona (con llanto o estremecimiento) ante ruidos sorpresivos y fuertes.

De 3 a 6 meses
No busca con la mirada la voz de su madre.
No emite gritos o sonidos para llamar la atención.

De 6 a 9 meses
No responde cuando lo llaman por su nombre.
No gira ante los ruidos.

De 9 a 12 meses
No aprende a ejecutar órdenes sencillas ("chau", "beso", "upa").
No emite sonidos que se le enseñan reiteradamente.
No manifiesta reconocer palabras familiares y sencillas.

De 12 a 18 meses
Se muestra interesado sólo por lo que ve.
No ejecuta órdenes sencillas.
No dice ninguna palabra.

De 18 a 24 meses
No adquiere lenguaje.
Grita y/o señala cuando quiere algo.
No responde cuando lo llaman, aún gritándole.


A las 48 horas del nacimiento, se pueden realizar los primeros estudios de audición. Estos varían en su nivel de complejidad y será el especialista (audiólogo) quien determine la necesidad de una audiometría, otoemisiones acústicas y potenciales evocados auditivos. En la Argentina, estos estudios están cubiertos por
la Ley 25.415, de detección temprana y atención de la Hipoacusia, que determina que todo recién nacido tiene derecho a que se estudie tempranamente su capacidad auditiva y se le brinde tratamiento en forma oportuna si lo necesitare.


Fuente: Ministerio de Salud de la Nación

Bebés Enfermedades Salud del Bebé