Pasar al contenido principal

El efecto de la edad en la fertilidad

Las mujeres nacen con una cantidad determinada de óvulos cuya eficacia para generar un embarazo va disminuyendo con el paso de los años. La llamada edad fértil en la mujer determina cuántas posibilidades tiene de concebir.

La edad fértil de la mujer se extiende desde la menarca -o sea la primera menstruación- hasta la menopausia. Dentro de esos años, que en promedio son unos 30 - 35 años, hay un período de máxima fertilidad que se extiende entre los 18 y los 35 años. A partir de los 35 años comienza a haber una caída en las posibilidades de embarazo, asociado a un aumento en el riesgo de aborto y esta caída es mucho más marcada a partir de los 40 años.

En los 5 años que preceden a la menopausia, al posibilidad de embarazo es extremadamente baja. Esta relación entre edad y fertilidad se debe a que la mujer nace con una cantidad determinada de óvulos que a medida que pasan los años la eficacia de los óvulos para generar un embarazo va disminuyendo, a diferencia de lo que ocurre con el hombre en el cual la producción de espermatozoides es continua a los largo de toda la vida y es por eso que el hombre mantiene su fertilidad en forma independiente de la edad.
 

Quedar embarazada Buscando el embarazo

Contenidos Relacionados