Pasar al contenido principal

¿Qué hacer si un bebé o niño se atraganta o se ahoga?

¿Cómo actuar cuando un bebé o niño se está atragantando con algún alimento u objeto o está inconsciente a causa de ahogamiento? ¿Qué posturas y movimientos hacer para auxiliarlo?

Muchas veces ante una emergencia es difícil saber qué hacer y qué no sobre todo si no se cuenta con una idea previa de primeros auxilios. Sin embargo, no hay que olvidar que cuando una persona se está ahogando o atragantando, la ayuda inmediata es determinante.

Si bien un curso de primeros auxilios es importante, en especial para padres o personas que están en continuo contacto con niños, se recomienda actuar aún sin haberlo tomado. Cuando se trata de atragantamiento, los pasos a seguir son los indicados en la “Maniobra de Heimlich”, adoptada y recomendada por la Cruz Roja:

  • Si al momento de atragantarse la persona comienza a toser, es importante incentivarla a que siga haciéndolo ya que este es el mecanismo de defensa natural del cuerpo para expulsar el objeto que está obstruyendo las vías respiratorias. Si no se recupera y en cambio deja de toser dando señales de que le falta el aire, hay que comenzar con la maniobra de Heimlich.
  • Ante una persona conciente, en principio hay que tratar de mantenerla calma. Colocarse detrás de ella y con los brazos rodeando su cintura y ambas manos sobre su abdomen (una de las manos debe estar en forma de puño con el dedo pulgar apoyado sobre el abdomen, mientras la otra la sostiene) presionar por encima del ombligo con movimientos que compriman el diafragma hacia adentro y hacia arriba.


Maniobra de Heimlich 
Imagen: Gentileza Cruz Roja Argentina

  • Las compresiones deben ser rápidas y realizadas las veces que sea necesario hasta que el objeto salga o la persona comience a respirar normalmente (puede que el objeto siga su trayecto por el cuerpo y se elimine naturalmente).
  • Si se trata de un niño, hay que aplicar el mismo método pero arrodillándose para quedar a su altura.


Ahogamiento por inmersión

Tanto para los casos de ahogamiento por inmersión como de atragantamiento, cuando la persona pierde la conciencia las maniobras indispensables son las de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP).

Lo primero que hay que hacer es llamar a emergencias (107 en la Argentina) y explicarles que hay una persona inconsciente a la que comenzarán a realizarle maniobras de RCP:

  • Colocar boca arriba a la persona en un superficie firme para que mantenga en línea recta el cuerpo, y con ambas manos entrelazadas sobre su pecho, entre las dos tetillas, comprimir fuerte y rápido la cantidad de veces que sea necesario hasta que recupere la conciencia o llegue la ambulancia.

 

Maniobras de RCP
Imagen: Gentileza Cruz Roja Argentina

  • Es importante no confundir compresiones con golpes. Para hacerlas bien hay que apoyar ambas manos sobre  el pecho de la víctima y con los dedos entrelazados hacer fuerza con el cuerpo comprimiendo su corazón.
  • A un niño hay que realizarle las compresiones aplicando menos fuerza que en un adulto, teniendo en cuenta que se trata de contexturas muy distintas.


Aquellas personas que ya realizaron un curso de primeros auxilios pueden sumar a estas compresiones la respiración boca a boca. Pero si no se cuenta con tales conocimientos, lo mejor es hacer sólo las compresiones sin interrupción hasta que lleguen los servicios de emergencias o la persona recupere la conciencia.

Por lo general, cuando una persona pierde la conciencia su cuerpo se relaja y esto ayuda a que las compresiones resulten más eficaces para reanimarla. De todas maneras, por más que la persona haya recuperado la conciencia después del episodio, debe ser vista sí o sí por personal médico.


¿Qué hacer si se trata de una embarazada?

Si la víctima de ahogamiento o atragantamiento es una mujer embarazada, sólo deben tenerse en cuenta las maniobras de RCP. La de Heimlich no está indicada ya que podría afectar al bebé y en un embarazo avanzado sería inútil por la imposibilidad de hacer la presión correcta sobre el diafragma debido a los cambios del cuerpo.

Es decir que una embarazada que se atragantó, por más que esté conciente, debe recibir las compresiones de RCP según las indicaciones antes mencionadas. Si perdió la conciencia se debe llamar sí o sí a emergencias mientras la reaniman.


¿Cómo actuar si un bebé se ahoga o atraganta?

En el caso de bebés menores de un año y lactantes, hay una serie de maniobras que deben realizarse si se ahogan o atragantan:

Ante un bebé conciente que se atragantó:

  • Colocarlo boca abajo, sosteniéndolo con un solo brazo y la ayuda de una pierna.


 
Maniobras ante un bebé conciente
Imagen: Gentileza Cruz Roja Argentina

  • Dar 5 palmadas fuertes entre sus omóplatos en dirección hacia su nuca (para que pueda expulsar el objeto). Las palmadas deben ser con la parte blanda de la mano.
  • Si el bebé sigue dando señales de atragantamiento, darlo vuelta y tratar de visualizar el objeto que obstruye la vías respiratorias. Si está visible y al alcance la mano, intentar sacarlo delicadamente sin hacer fuerza sobre el bebé para que no se atragante aún más.
  • Si no se ve el objeto, mantener al bebé boca arriba y hacer compresiones en el medio de su pecho (entre las tetillas) sólo con dos dedos.

Bebé boca arriba
Imagen: Gentileza Cruz Roja Argentina

 

Si el bebé perdió la conciencia luego de atragantarse o ahogarse, hay que llamar a emergencias y comenzar con las maniobras de reanimación:

  • Colocarlo boca arriba en una base firme, hacer 30 compresiones en el medio de su pecho con dos dedos, apoyando la mano libre en su frente.


 Maniobra de reanimación bebé
Imagen: Gentileza de Cruz Roja Argentina

  • Luego realizar 2 respiraciones que abarquen su nariz y boca (como una mascarilla de oxígeno).

Respiración boca a boca bebé
 Imagen: Gentileza de Cruz Roja Argentina

  • No tomar aire e inflar los pulmones antes de darle las 2 respiraciones, con el aire que se cuenta es suficiente para el bebé.

En situaciones de emergencia, es importante mantener la calma para que las maniobras resulten lo más efectivas posible. Siempre que un adulto o niño haya perdido la conciencia, hay que llamar a emergencias y practicar la reanimación hasta su llegada.

 

Asesoró: Paula Casal, instructora de
Primeros Auxilios, Cruz Roja Argentina

Embarazo Bebés Niños Adolescentes Prevención de accidentes Salud Salud en el Embarazo Salud del Bebé Salud del niño Salud en adolescentes