Pasar al contenido principal

Alcohol y embarazo

El consumo de alcohol durante el embarazo está contraindicado ya que el mismo pasa al bebé a traves de la sangre, inclusive cuando se bebe pequeñas cantidades, aumentando los riesgos de que el bebé nazca con retraso mental, defectos diversos, etc.

El consumo de alcohol durante el embarazo está contraindicado ya que el mismo pasa al bebé a través de la sangre, inclusive cuando se bebe pequeñas cantidades.

No se sabe a ciencia cierta cuál es la cantidad de alcohol que puede perjudicar al bebé ya que depende de diversos factores como:

  • el metabolismo de cada embarazada,
  • de la bebida alcohólica que tome (vino, cerveza, etc.) y  
  • de la cantidad que se consuma.

El consumo durante el embarazo aumenta los riesgos de que el bebé nazca con retraso mental, retraso de crecimiento, defectos en el corazón y rasgos faciales anormales.

El efecto del alcohol durante el embarazo es un tema aún controvertido, pero todos los supuestos efectos que se le atribuyen (la mayoría de origen neurológico), son demasiado graves e irreversibles como para no prestarles atención.

Por eso es conveniente hacer un pequeño sacrificio por algunos meses y evitar tomar alcohol durante todo el embarazo.

¿Se puede consumir cerveza sin alcohol? 


La cerveza sin alcohol contiene un pequeño porcentaje de alcohol, aunque menor que el de la cerveza común. En 100 cc de cerveza común hay un 4% de alcohol, y en la llamada sin alcohol la concentración es del 0.6-1 %. Por lo tanto es perjudicial si se la toma en grandes cantidades.

 

¿Qué sucede si tomé alcohol durante los primeros días de la gestación, sin saber que estaba embarazada?


Si tomaste algunos vasos de alcohol ocasionalmente y no presentabas un nivel de alcohol elevado en tu organismo, no va a afectar la salud del bebé en los primeros días de gestación. Pero es muy importante suspender el consumo de alcohol desde el momento que se confirma el embarazo.

 

¿Podré tomar alcohol durante la lactancia? 


El alcohol pasa a la sangre y por supuesto, a la leche.

Lo óptimo sería no beber durante la lactancia, pero si tomás alguna copa de vez en cuando y con mucha moderación no es peligroso.

En estos casos es recomendable que lo hagas justo después de amamantar así para la próxima mamada el alcohol ya se habrá disipado de tu cuerpo. Pero es importante remarcar que no es conveniente tomar bebidas alcohólicas durante la lactancia y que de hacerlo, debe ser con moderación.

Además, siempre podés consultarle a tu médico qué opina sobre este tema basándose específicamente en tus características, hábitos e historia particular.

Embarazo Salud Lactancia Salud en el Embarazo