Pasar al contenido principal

Buscando el segundo embarazo: ¿qué pasa que no llega?

Cuando el segundo embarazo tarda en llegar es normal preguntarse si tendremos algún problema. ¿Es esperable que tarde? ¿Cómo manejar la ansiedad que esta búsqueda nos genera?

La búsqueda del segundo embarazo siempre está cargada de expectativas: si el primero llegó casi sin buscarlo, nos ilusionamos con que el segundo sea igual, y si el primero tardó en llegar, tenemos miedo de que pase lo mismo esta vez.

¡Ni hablar cuando en medio de la búsqueda tratamos de identificar síntomas por todos lados! Algo de náuseas por acá, un dolorcito de panza por allí, y listo, inferimos que estamos embarazadas porque con el primero sentimos lo mismo... Pero la realidad es que cada embarazo es único, los síntomas pueden ser muy distintos y, a menos que haya un problema de fertilidad previo, el segundo puede hacerse esperar sin que esto signifique que tengamos una dificultad para concebir.

No hay que olvidarse de que la fecundidad (probabilidad por ciclo de lograr un embarazo) es del 25 por ciento, y si a esto se le suma la edad de la mujer, es esperable que la búsqueda lleve un tiempo mayor o que no se concrete sin ayuda médica.

Y aunque ya se tengan hijos, es importante saber que se puede sufrir de infertilidad. Hay parejas que tienen problemas para concebir a pesar de haber logrado un embarazo en el pasado. Por eso hay que estar atentos, además de a la edad, al tiempo que pasó desde que empezaron a buscar un bebé para evaluar si es necesario hacer una consulta con un especialista.

 

¿Cuánto más grande más difícil?


La edad es un factor determinante cuando buscamos un bebé. La etapa de mayor fertilidad de la mujer es entre los 18 y los 35 años, pasada esta etapa las posibilidades de un embarazo comienzan a bajar porque la reserva de óvulos, así como su calidad, va disminuyendo, y esta caída es mucho más marcada a partir de los 40.

Por otro lado, después de los 35 también aumentan los riesgos de tener un aborto. Perder un embarazo es una experiencia muy dolorosa, sin embargo, es más común de lo que se cree, y en muchos casos es difícil darse cuenta ya que gran porcentaje de los embarazos que no progresan se pierden con la menstruación. Por eso, si en esta segunda búsqueda experimentamos algo así, es importante consultar con el médico y buscar la contención necesaria, pero no preocuparse por demás.

 

¿Hay que hacer algo para que el segundo embarazo llegue?


Con un niño en casa, el trabajo y la rutina diaria, es difícil bajar el nivel de estrés y la ansiedad. En esta vorágine, el sexo puede convertirse en una obligación cuando el bebé no llega, pero es importante poder disfrutar del encuentro y que el objetivo de tener un bebé no altere la vida de la pareja ni la sexualidad.

En esta búsqueda es muy importante alimentarse bien, descansar, llevar una vida sana y consultar al médico para saber qué estudios son necesarios, cuánto ácido fólico hay que tomar y llevar a cabo los controles ginecológicos como Pap, Colposcopía, control de mamas y todo lo que haga falta para lograr un embarazo saludable.

Si el embarazo no llega pasado un año de búsqueda, se recomienda consultar al médico, a menos que la mujer tenga más de 35 años, en ese caso conviene no dejar pasar más de 6 meses para consultar; después de los 40 se recomienda la consulta lo antes posible.

En esta nota compartimos 8 consejos clave al momento de buscar un bebé, si no los pusiste en práctica aún! 

Asesoró: Dra. Martina Carro, gineco-obstetra
especialista en reproducción

Quedar embarazada Buscando el embarazo