Pasar al contenido principal

¿Cómo cuidar los dientes en las distintas edades?

Desde que aparece el primer diente, hasta que el niño puede usar cepillo y pasta y hacer visitas regulares al dentista hay toda una serie de pasos a seguir. Aquí, la cronología para cuidar la salud bucal de los chicos.

Como mamá, seguramente tenés muchas dudas acerca de cuál es la mejor manera de cuidar la salud bucal de tus hijos, que es tan importante. Consultá con tu pediatra, con tu odontólogo de confianza y tené en cuenta todos estos datos, que averiguamos para vos:

¿Cuándo hay que empezar a limpiarle los dientes al bebé?

Con la aparición del primer diente, alrededor de los seis meses de vida, tenemos que comenzar con el cuidado de la boca del bebé en cuanto a higiene y prevención de caries. Se recomienda limpiar los dientes del bebé con una gasita, aunque sea una pasada, porque si bien es muy difícil que no le moleste, eso alcanza para barrer los azúcares y va creando el hábito.

¿A qué edad hay que llevar al niño por primera vez al dentista?

Algunos odontólogos recomiendan realizar la primera consulta junto con la erupción de la primera pieza dentaria y antes del año de vida; la Academia Americana de Pediatría sugiere llevarlos al año y otros especialistas en salud bucal prefieren esperar hasta los tres años, cuando los niños, luego de algunas sesiones de motivación, pueden abrir la boca por su voluntad y dejarse revisar. Ante tantas diferencias, lo ideal es que el pediatra de cabecera recomiende un odontopediatra en el que los padres puedan depositar su confianza.

¿Qué tener en cuenta con respecto a la primera visita al odontólogo?

Una mala experiencia con el dentista puede marcar al niño de por vida y dificultar el cuidado de su salud bucal. Por eso, hay varias cuestiones importantes: por un lado, conviene elegir un odontopediatra, y no un odontólogo general, ya que los primeros son especialistas en la atención de niños. Tener alguna referencia del profesional también puede ser útil, o visitarlo a solas para saber cómo trabaja y tener una primera impresión antes de ir con el niño. Nunca llevar al niño engañado: se puede comprar un set para jugar al dentista y “practicar” en casa, contándole cómo trabaja un odontólogo, diciéndole que le va a mirar los dientes, etc. Por otro lado, es esperable que el profesional le dedique tiempo, que no se “obligue” al niño y que se realicen los encuentros necesarios hasta que el pequeño se sienta confiado, abra la boca y se deje revisar.

¿Con qué frecuencia hay que llevar al niño al dentista, a partir de la primera visita?

Lo ideal es agendar una visita al dentista cada seis meses para una consulta para la inspección clínica y la topicación con flúor para prevenir caries.

¿Cuándo se pasa de la limpieza con gasa al cepillado?

Al año y medio se cambia la gasita por un cepillo de dientes y se recomienda iniciar el cepillado de dientes sin pasta –porque los chicos se la tragarían-, utilizando un cepillo pequeño de cerdas suaves. El cepillado debe realizarse al menos una vez al día y fundamentalmente después de la cena, con el objetivo de instaurar el hábito del cepillado antes de ir a dormir.

Cepillo + pasta dentífrica: el combo completo

A partir de los tres años, se incluye el uso de dentífrico, cuando el niño ya puede hacer buches sin tragarlo. Algunos odontólogos señalan que no importa cuánta cantidad de pasta se usa ni hace falta que sea una pasta para niños, simplemente que sea un dentífrico que aporte flúor. Otros, sin embargo, proponen no usar más que la cantidad que correspondería a un grano de arroz y elegir una pasta para niños. En esta etapa habría que instaurar los dos cepillados diarios. Y a los 6 años, cuando comienzan a cambiar piezas dentarias temporarias por permanentes, hay que tener en cuenta que también erupciona el primer molar permanente que no reemplaza a ninguna pieza dentaria temporaria y que también hay que cuidar con el cepillado.

¿A partir de qué edad pueden cepillarse solos?

Generalmente a partir de los cinco años, los chicos ya pueden cepillarse solos los dientes, aunque hay niños que pueden hacerlo un poco antes y otros que deben hacerlo un poco después de esa edad, dependiendo del grado de destreza que posean. Igualmente, desde más pequeños los padres deben cepillarles los dientes pero luego darles el cepillo a ellos para que por un lado practiquen y por el otro adquieran el hábito. Más allá de que se cepillen solos, los padres deben recordarles hacerlo y estar atentos para que se respeten por lo menos dos cepillados diarios, uno siempre antes de ir a dormir.

Selladores: ¿qué son y cuándo se recomiendan?

Con la aparición de los primeros dientes, el odontólogo puede proponer usar selladores, un método que consiste en obstruir los surcos que tienen las piezas dentarias recién erupcionadas para prevenir la formación de caries en ellos al quedar atrapados allí restos de alimentos que son muy difíciles de remover. Se recomienda solo en aquellas piezas dentarias que tengan lo que se denomina un "surco profundo", lo cual se detecta mediante un explorador en la consulta odontológica. Si se utilizan, se van colocando a medida que van saliendo los dientes.

Hilo dental: ¿a partir de qué edad incorporarlo?

En los niños, por lo general alcanza con el simple cepillado. A partir de que la dentición permanente está completa (13 años aproximadamente) sí es recomendable el uso de hilo dental.

¿Qué hacer si se rompe un diente de leche?

Conviene guardarlo y ver inmediatamente al odontólogo, porque hay casos en que puede pegarse el mismo trozo que se partió. Sin embargo, otras veces no se puede, dependiendo del tiempo transcurrido y de la profundidad de la lesión.

Caries en los dientes de leche, ¿hay que arreglarlas?

Las caries en los dientes de leche deben ser tratadas porque, en primer lugar, son una infección –tanto en un diente de leche como en uno permanente-; en segundo lugar, porque al niño le provoca dolor y, en tercer lugar -y no menos importante-, porque los microorganismos pueden pasar de los dientes de leche hacia los que se están formando y los nuevos pueden erupcionar ya con caries

Ortodoncia: ¿por qué motivos se realiza y a partir de qué edad puede comenzarse?

La ortodoncia se puede realizar con fines estéticos (por ejemplo cuando los dientes no están “parejitos” y se quieren enderezar) o funcionales (cuando la ubicación de una o varias piezas dentarias perjudica, por ejemplo, la mordida). Existen tratamientos que pueden realizarse con la dentición temporaria y otros que requieren esperar a que la dentición permanente esté completamente erupcionada.

Enjuagues bucales, ¿pueden usarlos los chicos?

Los enjuagues bucales no se recomiendan para los niños excepto por indicación específica del odontólogo. Por ejemplo: a un paciente con muchas caries se le puede indicar un enjuague con flúor por determinado tiempo, luego de una cirugía también puede indicarse el uso de un colutorio antiséptico, o en niños discapacitado que no puedan cepillarse. Hay que tener en cuenta que algunos colutorios pueden manchar los dientes o bien barrer con la flora natural de la boca que actúa como defensa frente a las bacterias.


Asesoraron: doctor Mariano Zoccola, odontopediatra;
doctora Eugenia Ferrari, odontóloga; doctora Dolores Pérez Molet

Bebés Salud del Bebé Niños Salud del niño