Pasar al contenido principal

Inducción de la ovulación

Ante la falta de ovulación es necesario inducirla mediante la administración de hormonas que hacen posible reestablecer una ovulación normal, es decir que el ovario produzca y elimine un solo óvulo.

Ante la falta de ovulación es necesario inducirla mediante la administración de hormonas que hacen posible reestablecer una ovulación normal, es decir que el ovario produzca y elimine un solo óvulo. Pero en ocasiones la ovulación ocurre normalmente a pesar de lo cual es conveniente estimularla con el objeto de aumentar la cantidad de óvulos y, con ello, las posibilidades de embarazo tal como ocurre con las técnicas de Reproducción Asistida. La inducción de la ovulación consiste en la administración de hormonas para lograr que el ovario produzca y elimine un óvulo porque la ovulación no ocurre o es de mala calidad; en cambio la estimulación de la ovulación consiste en la administración de hormonas a una mujer que ovula normalmente con el objeto de aumentar la cantidad de óvulos que produce el ovario para aumentar las posibilidades de embarazo. 
 

• Inducción de la Ovulación
 
El objetivo de la inducción de la ovulación es imitar el proceso natural mediante el cual el organismo femenino elimina un solo óvulo y que, por distintos motivos, no se lleva a cabo espontáneamente. Esto se logra con dos tipos de medicaciones: los antiestrógenos y las gonadotrofinas. Los primeros actúan a nivel del hipotálamo, generando la liberación de gonadotrofinas (LH y FSH) por parte de la hipófisis; la droga más utilizada es el citrato de clomifeno, que se administra por vía oral durante 5 días, entre el tercero y el quinto día del ciclo menstrual. El citrato de clomifeno, ocasionalmente, puede producir calores y molestias visuales, pero ofrece dos ventajas: es asequible y eficaz en la mayoría de los casos, ya que el ovario responde adecuadamente con habitualmente un solo óvulo. El control ecográfico permite al médico seguir el proceso ovulatorio de la paciente.

En los casos de anovulación más severa, el ovario no responde al citrato de clomifeno y se deben utilizar gonadotrofinas, que se extraen de la orina de mujeres menopáusicas -donde se encuentran en altas concentraciones-, aunque, en la actualidad, se utilizan más las gonadotrofinas sintéticas (FSH recombinante) que son un producto de la ingeniería genética. La FSH se puede administrar sola o combinada con LH, en cuyo caso se denomina hMG (son las siglas en inglés de gonadotrofinas menopáusicas humanas). La paciente recibe las gonadotrofinas por vía subcutánea o intramuscular y el médico vigila muy de cerca la respuesta del ovario con ecografía y determinaciones hormonales, para evitar la respuesta exagerada del ovario y su principal riesgo: el embarazo múltiple.

Ahora bien, las gonadotrofinas estimulan al ovario para que fabrique óvulos, pero la ovulación no ocurre a menos que se produzca el pico preovulatorio de LH. Dado que este pico habitualmente no se produce en las mujeres que no ovulan se lo reemplaza -cuando el folículo del ovario está preparado- con la administración de gonadotrofina coriónica humana (hCG). Transcurridas 36 horas de la administración de hCG el folículo se rompe y deja salir al óvulo.

La inducción de la ovulación en pacientes que presentan enfermedad poliquística del ovario es un tema complicado que solo puede ser llevada a cabo por profesionales capacitados, dado que, o no responden a los inductores de la ovulación o lo hacen exageradamente. Por lo tanto, el proceso exige un estricto control de la respuesta del ovario. El primer paso en la inducción de la ovulación en la poliquistosis ovárica es administrar clomifeno, y si no resultara se usarán gonadotrofinas. Si la paciente no responde a la estimulación con ninguna de las drogas se realiza una intervención laparoscópica, que consiste en coagular el ovario en múltiples lugares con el objeto de disminuir la cantidad de folículos del ovario poliquístico.

Una vez ocurrida la ovulación comienza la segunda mitad del ciclo, donde es conveniente el suplemento con progesterona para estar seguros que el endometrio reúna las condiciones indispensables y se encuentre hormonalmente preparado para recibir un eventual embarazo.

Técnicas de reproducción asistida

Contenidos Relacionados