Pasar al contenido principal

Vuelta al trabajo y lactancia: ¿cómo organizarse antes de volver a trabajar?

https://www.youtube.com/watch?v=XPhm1gpHoIE


Transcripción

Vamos a hablar de la vuelta al trabajo. La buena noticia es que la mamá que vuelve a trabajar puede seguir amamantando.

Es un momento de gran movilización para la mamá y para el bebé, para la familia. Por eso es bueno que la mamá se informe, se puede acercar a Fundalam para asesorarse, o con un profesional que esté informado y la pueda ayudar a seguir con la lactancia.

La mamá puede elegir dejar a su bebé con una persona de confianza en su casa o llevarlo a alguna guardería o jardín maternal.

Lo importante es que la persona que se va a quedar en su casa sea de confianza, que esté alineada con el modelo de crianza y la forma de  vincularse con su hijo.

Es necesario que la mamá conozca a esta persona y que el bebé conozca a esta persona con bastante tiempo de anticipación, por lo menos un mes.

Que esta persona vaya aprendiendo las rutinas, los hábitos, los cuidados, cómo la mamá los lleva a cabo, para que el bebito tenga tiempo de ir generando apego con esta persona que va a quedar a su cuidado.

Si la mamá tiene confianza y se queda tranquila con esta persona, seguramente el bebé también va a percibir esto. Y con el tiempo que se va a trabajar previamente, al momento de la mamá tener que retirarse por unas horas, el bebé va a quedar tranquilo y en buenas manos y la mamá se va a ir tranquila.

La mamá que elige dejar a su bebito en un jardín maternal o en una guardería,  también es bueno que se tome su tiempo para elegir qué tipo de institución es más acorde con sus gustos. Puede averiguar y esto la va a hacer definir el lugar que elija. ¿Cuántos chicos están a cargo de cada cuidadora? ¿Cómo es la institución? Si ella puede ir en cualquier momento y encontrarse con su bebito, para ir a amamantarlo en algún momento que tenga.

También es importante la cercanía de la institución a su hogar o al lugar de trabajo. Porque también la mamá tiene que tomar en cuenta las horas que va a estar trabajando y las horas de viaje que va a tener para ver cuántas extracciones se tiene que hacer para estimular su pecho y poder continuar con la lactancia.

En su casa puede que empezar a extraerse, más o menos quince días antes de ir a trabajar. No recomendamos con mayor tiempo porque la leche materna va cambiando su composición. Y si se empieza mucho antes, esa leche no va a estar tan adecuada a la edad del bebé y a sus necesidades.

Si la mamá puede elegir, nosotros recomendamos que para volver a trabajar está bueno que sea un jueves, por ejemplo, Porque le quedaría como una adaptación jueves, viernes y ya viene el fin de semana. Y después ya retomaría el lunes.

Y creo que está bueno porque es un período más corto en que los dos pueden ir probando como se sienten.

Otra cosa importante es que antes de irse la mamá le de al bebito de mamar, pero cuando el bebito lo requiera, no forzarlo para decir “bueno ya se me acerca la última mamada al momento de irme”. Si coincide, es buenísimo y si no coincide, siempre respetamos las necesidades del bebé, adaptándonos a ellos. La mamá se va a poder extraer si está incómoda en el trabajo.

Algo muy útil también es que la mamá cuando se está por ir del trabajo y ya está en camino avise en la institución o en su casa a la persona que está al cuidado del bebé que ya está por llegar, porque si el bebito justo está para alimentarse y puede esperar, ella ya avisa que está llegando y ahí  ya tiene una mamada. En cambio si la mamá no avisa, la persona que está al cuidado le da la mamadera y se pierde de darle la mamada que le podría dar ni bien llega.

Parto y Lactancia Lactancia y trabajo Videos de lactancia Videos
Temas Videos