Skip to main content

Encuentran nuevos beneficios en la lactancia materna

Un nuevo beneficio ha sido vinculado con la lactancia a raíz de un reciente estudio en el que se comprobó que la leche materna contribuye a proteger contra la obesidad en la edad adulta.

Una importante investigación determinó que la proteína presente en la leche materna llamada leptina, es la responsable de los efectos beneficiosos de la lactancia natural. Y a este dato se sumó que al tomar leptina, el organismo del bebé queda programado para protegerse de la obesidad y sus efectos patológicos en la vida adulta.

Los estudios revelaron que las mujeres tienen distintos niveles de leptina en su leche materna y esto es lo que determinaría los niveles de riesgo de obesidad en sus hijos. Este aspecto indica que en un futuro, una vez realizado el ensayo clínico con bebés que compruebe los efectos de la leptina, podría optarse por incorporar un suplemento de esta proteína en los casos que sea necesario. 

Mientras estos estudios se programan, los especialistas encargados reafirmaron la importancia de la lactancia materna, más allá de que en un futuro pueda optarse por suplementos de leptina en aquellas madres que tengan poca.

En la investigación se pudo observar que la leptina no sólo era producida por el estómago humano sino que además estaba presente en la leche materna y, a diferencia de otras proteínas que al ser ingeridas suelen destruirse en la digestión, la leptina se absorbe de manera intacta por el estómago del bebé. Como el estómago esta conectado mediante nervios y sistemas hormonales con los centros cerebrales que controlan el peso corporal, los investigadores profundizaron sobre esto.

Lo que se estableció a través de los estudios realizados en animales de experimentación, es que la ingesta de leptina a través de la leche materna no tiene un efecto directo sobre los centros cerebrales del apetito y el peso corporal, sino que lo que hace es reprogramarlos para la vida adulta.

Las pruebas en seres humanos aún son limitadas e indirectas. Los efectos positivos de esta proteína como un posible recurso médico contra la obesidad, vinculado a la lactancia materna, han sido demostrados en ratas pero hay que probarlos en niños y para esto tienen que haber suficientes evidencias del beneficio que proponen las investigaciones.

El laboratorio a cargo de estas investigaciones estableció además que la leptina tomada en la lactancia no sólo protege de la obesidad sino que también programa al organismo para que durante el resto de su vida evite el desarrollo de diabetes, y para que la persona tenga preferencias alimenticias particulares. Recientemente publicaron que las personas que tomaron leptina durante la lactancia cuentan con un tejido adiposo más preparado para controlar el exceso de grasa de una dieta y evitar así complicaciones médicas como la esteatosis hepática, causada por la acumulación de un exceso de grasa en el hígado.

Los encargados de los estudios consideran que estos resultados abren un nuevo espacio de investigación con relación al uso de leptina para el diseño de la fórmula más adecuada para el niño, así como también con relación a la identificación de los niveles óptimos de leptina en la leche materna, ambos aspectos de gran relevancia si se tiene en cuenta su vínculo con una posible cura de la obesidad y patologías vinculadas.  

Fuente: Diario La Nación 4 de agosto de 2010

Parto y Lactancia