.

Ley de Parto Humanizado: derechos para embarazadas y madres

 
Fecha de última actualización:06/02/2017
Ley de Parto Humanizado: derechos para embarazadas y madres
El derecho a tener un parto natural, a estar acompañada en todo momento por una persona de confianza -sea parto vaginal o cesárea-, a elegir la posición en la que se quiere parir, son algunos de los derechos incluidos en esta Ley que ya entró en vigencia.

La Ley 25.929 de Parto Humanizado, aprobada en 2004, finalmente fue reglamentada poniendo en relieve el derecho de todas las mujeres a transitar un embarazo, parto y posparto respetados en todos los sentidos.

En un “parto humanizado” o respetado, independientemente de si es vía vaginal o cesárea, la mujer es protagonista activa, es tratada con respeto y puede estar acompañada por quien elija. Asimismo, recibe información adecuada para la toma de decisiones y es considerada una persona sana.

Respetar los tiempos biológicos y psicológicos, y evitar las prácticas invasivas innecesarias es otro de los puntos clave de un parto respetado.

A partir de la reglamentación de la Ley, profesionales de la salud, hospitales públicos, empresas de medicina privada y/o prepagas deberán tomar las medidas necesarias e instrumentar los cambios que hagan falta para que tanto en el parto como durante el embarazo y el puerperio se cumplan con estos derechos, en consonancia con lo que promulga la Organización Mundial de la Salud:

- Toda mujer tiene derecho a un parto natural, respetuoso de los tiempos biológicos y psicológicos, en el que se eviten prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados por el estado de salud de la futura mamá o de la persona por nacer.

Ante un parto vaginal, también se deberán evitar las prácticas que impidan la libertad de movimiento de la futura mamá o el derecho a recibir líquidos y alimentos durante el trabajo de parto cuando las circunstancias lo permitan.

- Toda mujer tiene derecho a ser informada de manera entendible y clara sobre las distintas intervenciones médicas que pueden tener lugar durante el embarazo, trabajo de parto, parto, posparto y puerperio de manera que pueda elegir libremente cuando existan diferentes alternativas.

En este sentido, la futura mamá podrá elegir el lugar y la forma en la que va a transitar su trabajo de parto (deambulación, posición, analgesia o medicamentos, acompañamiento) y la vía de nacimiento. El equipo de salud y la institución deberán respetar tal decisión, en tanto no comprometa la salud de madre e hijo.

- Toda mujer tiene derecho a estar acompañada por una persona de su confianza y elección durante el trabajo de parto, parto y posparto, cualquiera sea la vía de parto (vaginal o cesárea).

No se le podrán exigir requisitos de género, parentesco, edad o de ningún otro tipo al acompañante que elija la embarazada.

Otra de las cosas que establece la ley es que en ningún caso se podrá cobrar arancel alguno por la simple permanencia del acompañante en la misma habitación, antes, durante y/o después que la mujer haya dado a luz.

También, deberá ser respetado el derecho de la mujer que no desee ser acompañada.

- Teniendo en cuenta la importancia del contacto piel con piel entre la mamá y el recién nacido, y con el objetivo de favorecer el vínculo precoz, el equipo de salud deberá fomentar desde el momento mismo del nacimiento, e independientemente de la vía del parto, el contacto del recién nacido con su madre y familiares directos y/o acompañantes que ella disponga.

Esto es muy importante también para el éxito de la lactancia, otro de los aspectos que abarca la ley, donde se establece que se deberán brindar las condiciones necesarias y adecuadas para que la mamá pueda amamantar, ya desde la sala de partos y durante toda su internación.

- En cuanto a la internación, se establece un tiempo mínimo recomendable de 48  horas para un parto vaginal y de 72 horas para un parto por cesárea.

Para darles el alta, el equipo de salud deberá constatar que las condiciones de salud psíquicas y físicas de la mamá y el bebé sean las adecuadas, que se realizaron los estudios correspondientes al bebé y que recibió las vacunas obligatorias.

En el caso de que el bebé requiera internación hospitalaria, la ley contempla que se deberá brindar acceso sin restricciones para la madre y el padre del recién nacido, permitiendo el contacto físico. Además, deberá contemplarse el acceso facilitado para otros familiares directos y/o acompañantes que la madre disponga, con la acreditación de identidad como único requisito.


¿Dónde denunciar en caso de que la ley no se cumpla?
Las denuncias pueden realizarse en la Defensoría del Pueblo de la Nación, personalmente o por correo a Suipacha 365, con una nota explicando lo sucedido.

Ante cualquier duda, la Defensoría pone a disposición sus contactos para casos de violencia de género: por mail a area2@defensor.gob.ar / Por teléfono, llamando al 4819-1521 o al 144, todos los días, las 24 horas.

¿Te permitieron moverte libremente durante el trabajo de parto y nacimiento?

Hay 6 comentarios sobre esta Nota.
Mayerly85@hotmail.es dice:
Valoración:
0
A mi me han negado mi derecho estoy pidiendo q dejen entrar a mi esposo o a un familiar a la hora de mi parto y me enviaron un correo negando mi peticion..alguien me puede ayudar por fa...gracias
Responder Reportar contenido como inapropiado
cecij dice:
Valoración:
5

Mi 1er hijo nacio en los (---), la partera no me creia los síntomas, el preparto fue una charla de 1 hora, con 40 mujeres mas, de terror! Llegue con 12 horas de trabajo de parto, sin saber si iba a parir o no, llegue y me llevaron directo a sala de partos,me anestesiaron de mas, no pude pujar bien, me hicieron episiotomía, se me quebró el huesito dulce,la partera de guardia me empujo el bebe, subiendose a mi, mi hijo nacio violeta sin respirar, lo vi 2 horas despues, en un pasillo. A mi marido lo dejaron encerrado en un cubiculo hasta antes del nacimiento. Horrible todo.. Todo! Por suerte mi hijo nunca tuvo problemas ni secuelas. Mi segundo hijo nacio en hospital público, la falda, Cordoba. Ningún lujo, pero me respetaron y cuidaron siempre, mi hijo nacio y lo apoyaron en mi, no lo bañaron, lo limpio mi marido, que siempre estuvo conmigo en una habitación, cuando dejo de latir, cortaron el cordón. Nunca solte a mi hijo desde que nacio, solo lo agarro mi marido cuando me levante de la sala de partos. El lujo que te venden las obras sociales en capital es inútil, lo que hace falta es dar conocimiento a la madre en las charlas, y acompañarlas. Ojala se comiencen a respetar mas estos derechos por la salud de chicos y madres!

Responder Reportar contenido como inapropiado
analia21 dice:
Valoración:
0
Voy a ser mamá de mi 3er bebe y es la primera vez que lo tendre en Hospital Publico, puede mi esposo estar presente o el hospita por ser publico me lo puede negar???
Responder Reportar contenido como inapropiado
Ingresá la fecha estimada de parto o fecha de nacimiento de tu bebé:
Tu correo electrónico:

Desarrollo integral del sitio: TAP
Marketing digital by
VSN