Skip to main content

Juguetes seguros: para que los niños jueguen sin peligro

Cuando elegimos un juguete para un niño, debemos tener en cuenta su edad, temperamento, grado de maduración, su interés y habilidades, así como el espacio donde va a jugar y la presencia de otros hermanos.

Cuando elegimos un juguete para un niño, debemos tener en cuenta su edad, temperamento, grado de maduración, su interés y habilidades, así como el espacio donde va a jugar y la presencia de otros hermanos. Considerar que deben ser suaves, fáciles de agarrar, livianos, lavables, no inflamables, no tóxicos, irrompibles o durables. Leer atentamente las recomendaciones y advertencias del fabricante y procurar que sea divertido y seguro para evitar accidentes.

Es necesario que enseñemos a los niños o hermanos mayores a mantener alejados los juguetes que no son seguros para los niños pequeños.

Cuando compramos juguetes para niños mayores, debemos considerar los riesgos para sus hermanos más pequeños.


Cuando nuestro hijo juega con un juguete seguro

  • Si le enseñamos a usarlo correctamente, evitaremos que se transformen en un riesgo. Es una buena oportunidad también, para jugar con ellos y observar cómo lo hacen.
  • Siempre debemos cuidarlo. Es nuestra responsabilidad como padres.
  • Les recordamos a los abuelos y otros cuidadores adultos responsables, todas las normas de seguridad.

 

Recomendaciones para niños menores de 3 años

Para evitar asfixias y atragantamientos:

  • Los juguetes y sus partes desarmables no deben ser pequeños. Los niños a esta edad suelen llevarse todo a la boca.
  • Dejar fuera del alcance de los niños todos los objetos que midan menos de 5 cm.
  • Comprobar que los juguetes no tengan partes que puedan desprenderse, (ojos, nariz, pilas, botones, perillas, etc) y que los niños puedan llevarse a la boca.
  • Los juguetes que tengan sabores o perfumes no deben ser pequeños.
  • Los muñecos y animales de peluche deben poseer costuras firmes y la felpa debe ser corta.
  • Las manijas deben tener un largo que no permita que le lleguen hasta la garganta o la tráquea.
  • Es conveniente retirar los juguetes de la cuna o la cama cuando los niños duermen.

Para evitar intoxicaciones:

  • La pintura de los juguetes no debe desprenderse y las tintas de colores no deben desteñir.
  • Algunos componentes de juguetes blandos pueden provocar alergias por lo que debemos leer las recomendaciones del fabricante y estar atentos a eventuales reacciones en la piel.

Para evitar el estrangulamiento:

  • Las cuerdas de los colgantes para cunas o carritos no deben superar los 22 cm. Las cuerdas de los juguetes de arrastre no deben superar los 30 cm.

 

Recomendaciones para niños de todas las edades


Para evitar las heridas:

  • Las flechas y las espadas con punta de metal no son juguetes y es muy riesgoso que las usen para jugar.
  • Las pistolas de juguete no son juguetes, promueven la violencia y es mejor que no jueguen con ellas. En el caso de que las usen, los proyectiles no deben ser poderosos, deben tener puntas redondeadas y cápsula protectora. Solo pueden hacerlo los niños mayores de 8 años y que demuestren ser cuidadosos.
  • Los juguetes de metal no deben tener ranuras ni bordes mal terminados. Tampoco deben quedar a la intemperie por que se deterioran al oxidarse.
  • Los juguetes no deben tener bordes puntiagudos, filosos o astillas.
  • Los juguetes de plástico de baja calidad suelen romperse, quedando con bordes en punta o filosos.
  • Las tijeras deben tener puntas redondeadas y no deben ser filosas.
  • Los aviones y helicópteros de juguete deben tener terminaciones blandas y redondeadas y las hélices deben estar firmes en su lugar.
  • Los juegos diseñados para subirse en ellos deben ser estables para no volcarse o romperse con facilidad.
  • Las tablas de planchar de juguete, las cunas y los carritos de muñecas deben poseer trabas que eviten que se plieguen mientras los niños juegan.
  • Los juguetes no deben tener resortes o bisagras que puedan atrapar los dedos de los niños.
  • Es recomendable andar en bicicleta recién a partir de los 6 años. La altura del asiento será la que le permita al niño apoyar sus pies en el piso. Siempre debe usar casco protector y circular por lugares sin tránsito vehicular.
  • Los triciclos se recomiendan a partir de los 3 años. Las ruedas grandes los hacen más estables.
  • Cuando juegan con patines o similares siempre deben usar casco y protectores de codos, rodillas y bucales.
  • Enseñemos a los niños con nuestro ejemplo a guardar todos los juguetes en su lugar para evitar tropezones y caídas.
  • Es conveniente que los juguetes sean irrompibles o durables. Es necesario reparar o eliminar los juguetes rotos o sus partes.
  • Los espejos de juguete no deben ser de vidrio.
  • Si el cajón de los juguetes tiene tapa, esta no debe caer o cerrarse libremente al soltarla.
  • Un juguete no debe ser demasiado pesado para el niño.
  • Los juguetes demasiado ruidosos pueden lesionar los oídos del niño.
  • Las mascotas no son juguetes, debemos enseñarles a cuidarlas y a respetarlas

Para evitar las quemaduras y electrocuciones:

  • Los enchufes y tomas de juguete no deben ser compatibles con los reales de electricidad.
  • Los juguetes eléctricos no son convenientes para los niños menores de 8 años.
  • La batería o transformador de los juguetes que utilizan energía no debe ser mayor de 24 voltios.
  • Los juguetes no deben estar fabricados con material fácilmente inflamable.
  • Los veladores y lámparas con motivos infantiles no son juguetes y deben extremarse las medidas de prevención como con cualquier otro artefacto eléctrico.
  • Algunos equipos de química pueden causar fuego o explosiones por lo que debemos ser en extremo cautelosos y vigilarlos cuando los usen. No son apropiados para niños menores de 12 años.
  • Los fuegos de artifício y la pirotécnia no son "para jugar". Nunca debemos dárselos a un niño.

Para evitar intoxicaciones:

  • Los productos que contengan sustancias peligrosas no deben ser usados como juguetes.
  • Hay que estar atentos a las pilas botón o baterías pequeñas que puedan escapar del juguete por caída o rotura y quedar al alcance de los niños con el riesgo de su ingestión.
  • No se debe permitir que el niño juegue con soldaditos u otros juguetes de plomo.
  • Algunos juegos de química pueden causar envenenamiento por lo que hay que ser extremadamente cautelosos y vigilarlos cuando los usen. No son apropiados para niños menores de 12 años.
  • Las pinturas y tintas para pintar deben tener escrito en su etiqueta que no son tóxicas.

Para evitar asfixias, ahogamientos y atragantamientos:

  • Los juegos acuáticos inflables (flotadores) deben tener válvulas de seguridad de manera que si se sale la tapa el aire no se escape. Hay que leer atentamente las advertencias y recomendaciones para su uso y nunca debemos dejar de vigilar a un niño en el agua.
  • Los silbatos y los instrumentos musicales que se coloquen en la boca no deben tener partes pequeñas que puedan desarmarse.
  • Nunca hay que dejar a un niño de cualquier edad jugar con globos rotos o desinflados.
  • Tampoco debemos permitir que se lleven globos inflados a la boca.
  • No hay que dejar que los niños duerman con juguetes que funcionan con pilas o baterías.
  • Cuando se abre un juguete nuevo hay que tirar inmediatamente los envoltorios plásticos.
  • Si el cajón de los juguetes tiene tapa, también tiene que tener ventilación por si el niño queda encerrado en él.
  • El relleno de los juguetes no debe ser de pelotitas pequeñas, pueden quedar expuestas ante roturas del mismo. Es conveniente controlar periódicamente los juguetes en busca de roturas y peligros ocultos. Hay que reparar o eliminar los juguetes rotos porque constituyen un riesgo de accidentes. Ante la duda, consulte con su pediatra sobre la conveniencia y seguridad de algunos juguetes.
Bebés Niños Actividades para chicos Estimulación temprana y desarrollo Prevención de accidentes Juegos y juguetes